Universidad Nacional del Sur Locales

Fecha: Lunes, 25 Julio, 2011 - 20:56

Tarde pero seguro

En su última sesión antes del receso invernal, el CSU aprobó el Presupuesto Universitario para 2011. Cómo se distribuyen los fondos, de dónde provienen, qué rubro ocupa mayores porciones del global y cuáles son los departamentos académicos que reciben mayores partidas.

La voluntad de la oposición parlamentaria del Congreso de la Nación, que se rehusó a aprobar el Presupuesto que el Ejecutivo elaboró para el 2011, trastocó el normal flujo de financiamiento de las dependencias oficiales.
La Universidad Nacional del Sur (UNS) no es la excepción y por ello, mientras aguarda todavía el debate en torno a la aceptación o el rechazo de los fondos provenientes de la minera YMAD, el Consejo Superior Universitario (CSU) aprobó recién en su última sesión antes del receso invernal el presupuesto propio destinado a cubrir las necesidades del ejercicio actual. ¨

Ponchada de pesos
El monto total que recibirá la UNS de parte del gobierno nacional proviene del Presupuesto de Prórroga, que la Jefatura del Gabinete de Ministros sancionó para el financiamiento de la actividad estatal al no estar aprobado el proyecto enviado a las cámaras del Congreso. Por ello, el Ejecutivo estableció la prórroga del aprobado en 2010 mediante la firma del decreto 2054, de fines de diciembre del año pasado.
En el caso de la UNS, se trata de un monto global de 274.514.080, incluidos los poco más de cinco millones de presupuesto complementario que el Ministerio de Educación destinó a la casa de estudios bahiense en su resolución 307, firmada por Antonio Sileoni a finales de febrero de este año.
Lo tratado en el CSU durante su última sesión no fue solamente la aceptación de este monto total como fuente de financiamiento gubernamental para el presupuesto para 2011 sino también la distribución del mismo, que constaba en anexos al proyecto de resolución votado. Vale aclarar que al dinero consignado debe sumarse el aportado por otras fuentes, tales como los recursos propios (casi cuatro millones de pesos), las transferencias internas (un millón y medio) y los saldos de economías anteriores (cuyo número positivo orilla los cincuenta millones), todos considerados y aprobados en el plenario reseñado.

Más a considerar
Además de las resoluciones ya mencionadas, el proyecto que fue votado el 13 de julio último se fundamentaba en otras normativas y comunicaciones que obraban como considerandos del mismo.
Por caso, el texto menciona la “comunicación fehaciente de la Secretaría de Políticas Universitarias que ha informado al Rectorado de esta Casa los créditos pendientes aún de incorporación referidos a la bonificación de sumas salariales correspondientes al escalafón no docente”, de acuerdo a la paritaria de 2010, por un monto que supera los cuatro millones y medio de pesos.
Por otra parte, indica que “con fecha 1 de julio de 2011 esta Universidad Nacional debe remitir, según instructivo emanado de la Secretaría de Políticas Universitarias, el Anteproyecto de Presupuesto para el ejercicio 2012”, que fue incluido en el proyecto de resolución y aprobado por los consejeros del CSU para su elevación.
En ese sentido, el documento recuerda además que “corresponde la distribución” de los fondos provenientes del gobierno nacional para la financiación de las actividades que supone el desarrollo de la vida académica y su administración.

Cómo se distribuye
Las cuatro fuentes de crédito nombradas financian distintas ramas del devenir anual de la casa de estudios, dividiéndose en tres grandes ítems: Salud, Educación y Ciencia y Tecnología.
La mayoría de ellos resultan financiados por los fondos remitidos por el gobierno nacional, al configurar este monto un amplio porcentaje del total: de los 330 millones y medio de pesos que la UNS prevé erogar durante este año, las arcas gubernamentales aportarán los 274 millones y medio ya mencionados.
Puntualmente, el apartado correspondiente a “Salud” consigna que de los casi cinco millones previstos para satisfacer la financiación del ramo, poco menos de cuatro millones y medio serán solventados a partir de los aportes del Tesoro Nacional.
La situación se acentúa en los números previstos para “Ciencia y Tecnología”, donde el dinero proveniente del gobierno nacional financiará en forma total los algo más de tres millones y medio de pesos previstos para este 2011. Dentro de este rubro se encuentran las becas de investigación, pasantías, publicaciones propias, subsidios a Proyectos Grupales de Investigación (PGIs) y adquisición de equipos propios.
En cuanto al ítem principal, vinculado a “Educación”, los 19 millones de pesos de fuente gubernamental destinados a él se sumarán a los casi tres millones extraídos de recursos propios, los poco más de dos correspondientes a transferencias internas y los 22 millones y medio para los que se utilizará como crédito una parte del saldo de economías anteriores, sumándose un total destinado al área de casi 294 millones. Bajo esta órbita se incluye lo previsto para becas universitarias a través de la Secretaría de Bienestar. El monto previsto para los beneficios -la UNS ofrece residencias gratuitas, subsidios económicos y cobertura en pasajes de transporte urbano y comedor- es del orden de los dos millones de pesos.

Quién más, quién menos
 Dentro de las dependencias a ser financiadas en el marco del último ítem reseñado se encuentran los departamentos académicos a través de los cuales la UNS dicta las carreras de grado y posgrado, además de las escuelas medias que se encuentran bajo la órbita del Consejo de Enseñanza Media y Superior (CEMS).
De los fondos remitidos por el gobierno nacional, las unidades académicas de la casa de estudios recibirán un monto total que alcanza los tres millones de pesos, destinados a solventar los gastos propios de su funcionamiento, la adquisición de drogas y elementos de laboratorio si correspondiere, el pago de viajes curriculares y extracurriculares y las erogaciones producto de los concursos profesionales. Una vez más, gran parte de estos gastos son cubiertos por los aportes del gobierno nacional, que en este caso superan los dos millones y medio de pesos. El resto de los egresos previstos son financiados con recursos propios de cada dependencia.
De las unidades académicas, la que recibe mayor tajada en el reparto de la torta presupuestaria global es el Departamento de Biología, Bioquímica y Farmacia, que dispondrá de 413 mil pesos, seguido por el de Agronomía, que embolsará algo más de 367 mil.
Entre los que menos reciben, se encuentran los de Ingeniería Química y Física, que no superan los 143 mil pesos.
Por su parte, al CEMS se destinarán casi 260 mil pesos.

Salarios
También bajo el rubro “Educación” se incluyen los montos destinados a cubrir los salarios de trabajadores docentes y no docentes de la UNS y sus escuelas medias, sin contar la reserva de una partida de ocho millones de pesos para los haberes de las autoridades de la casa de estudios.
Además de lo consignado, los 254 millones y medio previstos para pago de salarios, asignaciones, seguridad social, y tickets, entre otros campos, se dividen en los 138 millones destinados a sueldos docentes, los 63 para no docentes y los 33 para el personal del CEMS.

Complementos
De las más de cuatro decenas de universidad nacionales que se vieron beneficiadas por los fondos previstos por el Presupuesto Complementario que el Ministerio de Educación resolvió distribuir en febrero, la que obtuvo el monto más elevado fue la Universidad de Buenos Aires (UBA), que es también la más grande y prestigiosa de las casas de estudios argentinas. A ella correspondieron 22 millones de pesos.
En segundo lugar se ubica la Universidad de Córdoba, que embolsó casi 10 millones y la Tecnológica Nacional, que deberá distribuirlo entre sus facultades regionales.
En el otro extremo se encuentra la Universidad Nacional de Chilecito, a la que se destinaron 273 mil pesos.

Autor: Redacción EcoDias