EDUCATIVAS Educación

Fecha: Lunes, 20 Octubre, 2014 - 00:00

Superartistas

Avalada por 25 años de formación integral, la Escuela de Educación Estética de la ciudad festeja a los pequeños y jóvenes artistas que asisten y que asistieron a aprender desde el juego, la expresión y la literatura.

"Estamos dentro de las cinco instituciones artísticas de la ciudad, y pocas ciudades tienen, Conservatorio de Música, Escuela de Danzas, Escuela de Teatro, Artes Visuales y Estética", cuenta con orgullo la profesora Leonor Rinaldi, vicedirectora de la institución. "La matrícula ha cambiado, en un primer momento tuvimos chicos de 6 a 12 años, con la primaria hasta séptimo grado. Después, solicitamos tener alumnas y alumnos de Polimodal, porque veíamos que los chicos que terminaban en la Escuela de Estética querían hacer un club de egresados o un centro de estudiantes, había una necesidad de continuidad dentro de la institución". Por lo tanto, la Escuela, actualmente, recibe chicos y chicas de 6 a 20 años, en una amplia trayectoria educativa.

Aprendizaje
El 1 de septiembre la Escuela cumplió 25 años formando a niños y jóvenes que hacen suyo el lenguaje artístico. El trabajo integral, donde el principal motor de todo el esfuerzo son los niños y niñas que han pasado por sus aulas, en un principio ubicadas en la Escuela de Teatro y hoy en su sede en la calle Ingeniero Luiggi y Saavedra, sumada al complejo cultural del ex Hotel de Inmigrantes.
Los chicos pueden cursar iniciación literaria, iniciación musical, plástica bidimensional y tridimensional, expresión corporal y expresión dramática. La asistencia se realiza dos veces por semana a contraturno de los horarios escolares obligatorios. "La Escuela de Estética es una oferta educativa complementaria, no obligatoria, de incumbencia estatal provincial, por lo tanto, gratuita". Los asistentes son habitantes de la ciudad, de las escuelas próximas, también llegan chicos de Cerri y de Villa Harding Green.
El objetivo es "educar a través del arte y eso se trabaja por medio de lo lúdico, del juego. Está incorporada la teoría, por supuesto, pero se trabaja con la magia del descubrimiento, abordando diversas temáticas como disparadores de actividades interdisciplinarias". La Escuela funciona de lunes a viernes de 8,30 a 11,30 y de 13,30 a 16,30 horas. Los más grandes tienen una formación específica mediante el Taller de Mimo, Teatro Objetual, Literatura y Música.

Brazos arremangados

“Por la reciente inauguración del Museo Histórico de la ciudad, contiguo a nuestra institución, trabajamos durante todo el año la temática de la inmigración, realizando infinitos entrecruzamientos entre la Escuela de Estética y el Museo, visitas escolares, actividades en el patio del mismo”, los relatos orales producidos en estos quehaceres han sido plasmados en producciones artísticas que cubren las paredes de los pasillos. Asimismo, la Escuela se suma a trabajar con las escuelas primarias y secundarias en proyectos conjuntos. “Somos escuela de extensión, ampliamos los conocimientos adquiridos en las prácticas artísticas escolares, creo que vamos más allá, de forma integral, una de nuestras fortalezas es incentivar a los chicos para que sean mejores seres humanos”. En tantos años de actividad, “la Escuela se enorgullece de que nunca se han rallado bancos, paredes”, a pesar del tránsito de gran cantidad de alumnos. “Está garantizada la escucha y la expresión en los espacios”.
Los parámetros educativos se han transformado a lo largo del tiempo, “la conciencia ecológica que tienen pequeños y jóvenes ahora no la tuvimos nosotros, plantean el cuidado del agua, la luz, el reciclado, todo lo utilizan, hay una transformación de los residuos. Saben que los recursos se terminan”. Estos temas se convierten en ejes de trabajo anual, lo fue la preservación del Medio ambiente, la revalorización de las Culturas Indígenas y este año, fue el turno de la Inmigración.
La Escuela cuenta con un horno de cerámica, por eso “trabajan muchísimo el modelado, en los talleres de 12 a 13 años lo que hacen con engobes, los más chiquitos pintan, los adolescentes utilizan pigmentos y otra terminación para que los objetos sean usados”. Las obras pudieron ser vistas por el público en general con la exposición que se realizó en la Biblioteca Rivadavia, bajo el título “25 septiembres estéticos” que cerró el día 13 de octubre. El trabajo de talleres y cursos está a cargo de ocho docentes, muchos de los cuales han hecho sus prácticas y luego, han accedido a un cargo mediante acto público. “La cantidad de alumnas y alumnos con los que se trabaja varía según los grupos”.
Entrar a la Escuela de Estética es el descubrimiento de un mundo mágico de historias contadas con expresiones diversas, es así como conviven araña y telaraña gigantes de papel con vestimentas de expresión teatral, teclados y notas musicales en las paredes, relatos y racontos en pizarrones y sillas en círculos, risas, miradas, trabajos y al final de la jornada un absoluto silencio en aulas que cuentan su propio devenir.

Autor: Redacción EcoDias