INICIATIVA CONTÍNUA Economía social

Fecha: Martes, 20 Febrero, 2018 - 00:00

Sumemos muchas manos por la infancia

Se lanzó la 8° edición de la Campaña solidaria a beneficio de UNICEF Argentina, impulsada por la Cooperativa Obrera.

El aporte voluntario comenzó el 1 de febrero estará vigente hasta el 4 de marzo en las 124 sucursales de los consumidores, la donación estará destinada a los Programas de Protección de la Infancia que UNICEF promueve en la Argentina. "Les agradecemos a UNICEF Argentina que sigan confiando en la Cooperativa para llevar adelante esta 8va Campaña de un mes de duración para poder cumplir con los objetivos que tienen previstos alcanzar", introdujo el contador Rubén Fillotrani, presidente de Cooperativa Obrera.
"Para nosotros es una alegría estar lanzando esta campaña en favor de nuestros proyectos de protección de chicas y chicos del país, gracias a este tipo de alianzas hemos logrado proyectos en favor de la infancia", declaró Diego Cid, representante de UNICEF Argentina. Uno de los proyectos está dirigido a la crianza de niñas y niños sin violencia, durante 2016 y 2017 se ha desarrollado una guía para padres y madres, "ha sido muy exitosa, más de 50 mil han accedido a ella, hemos posicionado esta temática en 5 provincias del país y vamos a seguir haciéndolo en 2018, ampliando su llegada y reforzando lo que hemos hecho". Es muy importante esta tarea que se ha convertido en talleres, a los cuales asistieron 20 mil padres, también se logró la capacitación de los talleristas, que ascienden a 1.500, para se sigan transmitiendo los contenidos de esta temática. El Programa de Protección de Derechosde UNICEF Argentina tiene como objetivo promover la protección integral de los derechos de todos los niños, niñas y adolescentes en el país, en especial en aquellos casos de violencia,abuso, explotación sexual y trabajo infantil.
Estas acciones de aportaciones voluntarias permiten el desarrollo y profundización de los programas de la entidad internacional, que se instaló en el país en 1985, con el regreso de la democracia. "La forma de trabajar de UNICEF es en conjunto con el Estado nacional, tanto en lo provincial como el municipal. Estamos en Argentina porque el país nos ha invitado a colaborar técnica y financieramente en las temáticas sociales para la protección de los derechos de chicas y chicos en términos de salud, educación y monitoreo", explicó Cid. Por un lado, UNICEF mediante recursos propios identifica dónde se encuentran las mayores desigualdades, busca entender cuáles son las problemáticas que las generan, propone proyectos que se implementen junto a diferentes organismos del Estado para cambiar la realidad, "actúa como punta de lanza con sus capacidades técnicas y financieras para implementar estos proyectos y luego, se evalúan los resultados, y con posterioridad esperamos que sea el Estado quien aplique una política pública, entonces nuestro objetivo final es no estar". Si cada provincia toma dentro de su política pública un programa propuesto por UNICEF esto representa un avance, en el caso de esta meta de Crianza sin violencia se ha avanzado en 5 provincias, "profundizamos la tarea para que sea parte de la política y del presupuesto, que se cree un programa propio para paliar estas problemáticas, y transformar estas realidades".
UNICEF Argentina cuenta con más de 30 aliados corporativos que acompañan muchísimas actividades, eventos y programas en las temáticas de protección, salud y educación. "El monitoreo de la situación se realiza constantemente, se hace un acuerdo con el Estado para un plazo de 4 años, pero permanentemente los distintos indicadores se van monitoreando, justamente para ir conociendo, por un lado las realidades y la evolución de lo que se está trabajando". El trabajo de la oficina internacional no solo ha crecido en compromiso y conocimiento, durante estos años de permanencia, comenzó como un ente financiado y actualmente se sostiene e impulsa con los recursos que se generan en el país.

Consumidores
La contadora Mónica Giambelluca representa al Círculo de Consumidores de la Cooperativa Obrera, destacó que la donación no tiene límites, "comienza con los centavos para redondear hasta la cifra que el consumidor quiera aportar". Pasar por la caja y hacer la donación al momento de abonar la compra es un acto sencillo, que quien lo concrete verá su aporte en el ticket, liquidado como tal al final.
Más de 2 millones de pesos se han recaudado en las anteriores ediciones, "el año pasado ascendió a 360.011,67 pesos, siempre tenemos una respuesta de cifras muy buenas". Cada centavo cuenta, desde el redondeo más pequeño a una donación significativa. La Cooperativa Obrera tiene presencia en 4 provincias, y todas ellas participan de la campaña.
Otra acción llevada adelante por el Círculo de Consumidores en forma sostenida junto a NACER, Asociación de Ayuda al Prematura del Hospital José Penna, "Maternidad segura y centrada en la familia", que también es una propuesta de UNICEF Argentina. "Sumemos muchas manos por los chicos" busca contribuir a un mundo mejor para todos los niños, las niñas y adolescentes de todo el país, de esta forma las colaboraciones y apoyos conseguidos por parte de cajeras, cajeros y consumidores es inestimable.

Crianza sin violencia
"En Argentina 7 de cada 10 hogares utilizan la violencia como método de crianza, esta campaña busca promover entornos protectores para chicas y chicos y acompañar a las familias en el ejercicio de una crianza responsable y libre de violencia".
En el redondeo solidario que en febrero impulsa la Cooperativa Obrera para UNICEF Argentina, que lleva adelante diversos programas en beneficio de niñas, niños y adolescentes se encuentra la propuesta"Crianza sin violencia", implementada en el año 2016.
A través de esta iniciativa, la temática se ha instalado en las provincias de Buenos Aires, Salta, Entre Ríos, Misiones y Santiago del Estero, donde se crearon talleres para madres, padres y cuidadores de niños, teniendo como orientación la "Guía práctica para evitar gritos, chirlos y estereotipos". De esta forma, quienes realizaron los talleres reflexionaron sobre sus prácticas de crianza y aprendieron nuevas herramientas para educar sin necesidad de utilizar los gritos, los insultos ni los castigos violentos.
El objetivo para el 2018, "es ampliar la llegada de la propuesta y reforzar lo que hemos hecho hasta el momento, esta tarea que se ha convertido en talleres, a los cuales asistieron 20 mil padres es muy importante, también se logró la capacitación de los talleristas, que ascienden a 1.500, para se sigan transmitiendo los contenidos de esta temática".
La guía plantea el perjuicio que provoca la violencia en la salud física y emocional, en el desarrollo cognitivo y en la autoestima. “La violencia atenta contra el capital humano de una sociedad”, por lo tanto, una crianza sin violencia es una oportunidad de criar desde el amor, el respeto, para tener adultos libres, comprometidos con la igualdad y también con el fin de la violencia.

Un marco distinto
"La crianza es un desafío para el cual todas las personas adultas tenemos que realizar un aprendizaje y cada uno puede beneficiarse de esta guía que viene con recomendaciones, pautas y mucha reflexión tanto en el plano personal como en el familiar", argumenta el material a la hora de proponer un ejercicio para compartir con otros adultos involucrados en la crianza. "Muchas veces, nuestras ideas sobre la crianza están condicionadas por nuestra propia experiencia como hijas o hijos, la cultura local o creencias que no tiene fundamentos" y resultan en un modo de criar donde ha primado la injusticia, el abuso verbal o el castigo físico. La guía puede convertirse en "la oportunidad y el tiempo para pensarnos como madres o padres nos permitirá revisar conductas que aprendimos o padecimos y cuestionar el criterio que nuestros padres utilizaron para no repetir acciones que puedan resultar perjudiciales para nuestros hijos e hijas". La crianza de niñas, niños y adolescentes es un desafío que nos plantea conocernos a nosotros mismos, "encontrar el propio criterio y confiar en él a la hora de tomar decisiones".
El maltrato está prohibido por ley, el Código Civil y Comercial de la Nación prohíben expresamente cualquier tipo de castigo corporal y malos tratos que afecten física o psíquicamente a los niños por parte de quienes ejercen la responsabilidad parental. "Desde UNICEF trabajamos para que en 2020 todos los chicos vivan en un contexto de protección y libre de violencia, difundir información sobre este derecho de los niños y promover que se cumpla es parte del desafío al que enfrentamos".

Desnaturalizar la violencia
Un estudio realizado en 2011-2012 por el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación y UNICEF arrojó que el 46,4% de los adultos reconoció utilizar la violencia física para criar a sus hijas y sus hijos. "Esto demuestra que hay una fuerte naturalización de la violencia como forma de crianza, es decir, que la violencia se ve como algo natural". Hasta el momento predominaba, y aún quedan vestigios de esta creencia, de que los golpes son una forma de enseñar algo positivo o que constituye un derecho de los padres y madres, frente al que otros sectores sociales no pueden intervenir. Los contextos adecuados para criar deben ser libres de violencia, promoviendo los principios de equidad de género e igualdad de oportunidades, para lo cual hay que trabajar con las familias para que tengan herramientas, autoestima y fortaleza para atravesar las diferentes etapas de crianzas.
Un punto importante de esta guía, es el planteo temprano respecto al propio origen, “¿de dónde vengo?, es una de las preguntas habituales que surgen durante el crecimiento de niñas y niños”. Educar con la verdad tiene que ver con una construcción de vínculos sobre la base del amor y el respeto. “Es importante que puedan conocer sus orígenes y por eso es fundamental no mentirles ni ocultarles si han sido adoptados. De la misma manera, si preguntan cómo fueron concebidos, se les debe explicar, adaptando la respuesta a la edad que tienen cuando lo plantean, sin adelantarse si no lo preguntan”. La verdad inaugura espacios de contención, ocultarla lastima, genera inseguridad, con consecuencias que no se ven pero que tienen consecuencias a largo plazo en la personalidad y la salud de los chicos.

Autor: Redacción EcoDias