Opinión

Fecha: Martes, 26 Septiembre, 2017 - 00:00

Sueño de una noche de verano

Me gusta escribir sobre lo bello, lo hermoso, lo sublime. Lo que produjo el hombre humano en arte, en cultura, en música, en danza. Conocer sus culturas astronómicas, sus construcciones y tradiciones, es la cara de la moneda buena con paz, con felicidad.
Una nota (por respeto al lector) tiene sus limites, por eso escribo en notas homeopáticas y todos los días (para no cansar).
Pero una idea, un pensamiento va creciendo en la medida que en lo social van ocurriendo hechos que modifican lo de ayer, mañana lo serán y al tercer día todo ha variado.
En las últimas horas escuché y algo vi: reunión de las Naciones Unidas y Consejo de Seguridad, donde el tema central era Corea del Norte.

“Bendita seas entre todas las Naciones”
Tú, como el ave fénix, te levantaste de las cenizas que dejó la guerra que Estados Unidos de Norteamérica provocó dividiendo a las dos Coreas, ganaste la guerra… ¿Cuánto te costó construir nuevamente tu país (25 millones de habitantes)? ¿Cuántos hijos tuyos enterraste?
Y sobreviviste a tu pequeño país. Noto avances muy importantes en cuanto a ciencia y tecnología, y al mismo tiempo observo a través de las imágenes de los noticiosos, lo que me da a entender que también avanzaron en lo económico y brindan a su pueblo satisfaciendo sus necesidades: es decir que existe desarrollo y progreso dentro del régimen político y gobierno que se han dado.
En buenas manos las empresas pasaron a producir para el país, la ciencia y la tecnología también; hay un pueblo que se siente representado por su gobierno, al que apoya. Sabiendo que les impedirían crecer y desarrollarse, junto a lo económico creó su propia defensa, un ejército de hombres y mujeres de más de un millón y medio de soldados. Poseen misiles que pueden llegar con ojivas nucleares a cualquier lugar del mundo, ahora también bombas de hidrógeno. Han lanzado misiles demostrando su poder de fuego.

¿Qué son las Naciones Unidas?
De 210 países por lo menos 200 tienen gobiernos que responden a las clases sociales ricas de sus países, en ninguno de ellos el pueblo está representado.
En casi todos esos 200 países donde gobiernan las burguesías nacionales, de rodillas ante el dios supremo que tiene su sede en Washington y creó el becerro de oro como único dios, y sus templos son el FMI, el Banco Mundial y los bancos del mundo capitalista, nos dominan, nos explotan, nos han esclavizado.
Pueblos del mundo, los estoy nombrando.
Consejo de Seguridad: ¿creen algunos que mientras condenan a Corea del Norte, cada uno de ellos se lanzará a una ofensiva (científica) para alcanzar y superar militarmente a los misiles, bombas atómicas, y bombas de hidrógeno que logró Corea del Norte?
No veo nada tan cínico y perverso que esas dos organizaciones.
Si Yemen -que es atacada con superioridad militar por Arabia Saudita, que realizó la compra de armamentos a Estados Unidos más grande en dólares que se conoce- llegara a tener los misiles y bombas que tiene Corea del Norte, ¿quedaría en pie y funcionando un solo pozo de petróleo saudí?
Si Venezuela consiguiera disponer de esos armamentos, ¿no intentaría hacerlo?
Lo nuevo está en que la impunidad del mundo capitalista liderado por Estados Unidos ya no puede destruir otros países y pueblos sin réplica, lo que sin duda provocará un cambio en la relación de fuerzas.
Si Palestina y otros países árabes dispusieran de esos medios, Israel sufriría una emigración de 4 a 5 millones de personas que buscarían refugio en Estados Unidos.
Según la Biblia hebrea Dios eligió al pueblo judío. Muchos apoyamos al nuevo estado de Israel en 1948. Sus dirigentes, casi todos rusos, provenían de la socialdemocracia e instauraron como modelo el cooperativismo (kibutz), De hecho, la Histadrut (Federación General de Trabajadores de la Tierra de Israel, organización similar a nuestra CGT) participó durante casi una década en decisiones gubernamentales.
El sionismo como organización política y con una población judía de más de 5 millones en Estados Unidos fueron cambiando el contenido social y humano y se convirtieron en la punta de lanza del imperialismo norteamericano en los países del cercano y medio oriente.
¿Se acuerdan cuando la Urss instaló misiles en Cuba? La que se armó!
La cuestión radica en qué forma irán desapareciendo las Naciones Unidas, el Consejo de Seguridad donde se sientan los comensales que tienen armas atómicas. Pero, ¿quién le dio uranio a Pakistán, siendo un país tan pobre? ¿Quién le dio a la India uranio para defenderse de Pakistán? ¿Quién le dio tanto uranio a Israel que el propio presidente Kennedy se sorprendió, y cuando preguntó quién autorizó sacar tanto uranio de Estados Unidos y enviarlo a Israel, lo mataron?
En las reuniones internacionales -sean del Brics, de la Otan, de países que aceptaron instalar bases militares en contra de Rusia, en las reuniones divididas de los países productores de petróleo del mundo- no vemos la participación de los pueblos. La sola organización o creación de un Nuevo Orden Económico Mundial -propuesto por China- no es suficiente: el comportamiento de la sociedad -como especie humana- desapareció siendo absorbida por regímenes políticos y de clases sociales burguesas que tratan de defender sus intereses aplicando y esclavizando a los pueblos mediante formas opresivas y represivas.
Al dejar la clase social obrera sus principios de lado, terminó subordinándose a los intereses de los regímenes burgueses capitalistas en cada país.
Si se está formando una nueva ruta de la seda y se quiere crear un nuevo orden económico mundial, si no hay cambios en esos 200 países con gobiernos burgueses capitalistas, los pueblos nunca llegarán a tener vida digna. Porque en definitiva, ¿cuál debería ser el destino del ser humano?
“No sé si de mí te acordarás
(Pueblos del mundo)
Pero olvidarme de ti
Eso nunca jamás”
(Canción del folklore argentino).

Autor: Por Aron Berstein