Villa Parodi Instituciones

Fecha: Viernes, 1 Septiembre, 2006 - 00:00

Sorteando obstáculos

Con aproximadamente unos dos mil habitantes se extiende entre las calles Teniente Farías, Paunero, Granada, Tierra del Fuego, Emilio Rosas, Ecuador y Chubut, el barrio Villa Parodi. Hasta allí se acercó EcoDias para dialogar con quienes hoy tienen el honor de guiar el progreso del sector.
“Surgió como junta vecinal en el año 1964 pero se fundó como Sociedad de Fomento en el ‘68. El objetivo era arreglar la situación de los vecinos respecto a las viviendas, la luz, el agua -hasta ese entonces nos manejábamos con canillas públicas-, no teníamos líneas de colectivos que entraran al barrio...”, así comienza el relato del presidente Enrique Jara, que encabeza la comisión actual desde octubre de 2004 cuando ingresó junto al resto de la dirección para normalizar la institución.
La sede de Piedrabuena 1464, donde funciona la Escuela para adultos 705 y se dictan clases de folclore, fue construida por los vecinos con apoyo de algunos políticos que facilitaron ladrillos aunque reconocen que “hubo otros que prometieron pero jamás aparecieron”. Esta ayuda era indispensable porque si bien es importante la cantidad de socios “son muy pocos los que pagan”.
“No podemos brindar beneficios porque no tenemos las instalaciones necesarias. Por ejemplo, ahora nos van a colocar el gas y como tenemos la escuela, pusimos los accesorios, hemos comprado cocina, calefactor, puertas, cosas para mejorar... pero eso el barrio no lo ve, hay cosas que la gente no entiende”, asegura Enrique y se suma la vicepresidenta Lucía Jaramillo, asegurando que la gente “se llevó muchos chascos porque antes que entráramos hubo gente que lucró en beneficio propio, pero como no había personería jurídica lo poco que se juntó o que el vecino podía acercar se lo llevaron, ¡hasta las chapas!”.
De hecho está registrado el no pago de los servicios colectivos correspondientes a 74 familias del Plan Arraigo, traducido hoy en deuda por 6000 pesos para los vecinos involucrados.
Las necesidades de Villa Parodi son justamente aquellas que garantizan una vida simple y digna: “cloacas y gas, en principio..., y hay algunos sectores que están sin agua. Lo más urgente son el gas y las cloacas que se están tramitando, pero van bastante lentos los de ABSA y Camuzzi”, sostiene el presidente que agrega al mismo tiempo que “hay partes del barrio que son del Plan Arraigo y parte que son tierras privadas, que fueron vendidas y ya tienen escrituras. Los que estamos en Plan Arraigo no tenemos escritura, aunque pagamos los terrenos no las tenemos por falta de responsabilidad, por decirlo de alguna manera, de la parte política o del Plan Arraigo”.
Este conflicto afecta a alrededor de cien familias y según afirman los vecinos han hecho gestiones ante el Concejo Deliberante que elaboró un proyecto de ley, aprobado por la Cámara de Diputados, a la espera hoy de atención en el Senado.
En cuanto al mantenimiento del barrio los fomentistas dicen que “está bien, la relación con este delegado es bastante regular, incluso conseguimos la iluminación del barrio que estaba muy oscuro, se consiguió la limpieza...”.
En Villa Parodi demuestran estar cansados de las reuniones “que no llegan a ningún fin… Ahí se habla de seguridad, de esto, de lo otro y no pasa nada. No les vamos a hacer el trabajo a los que tienen que darnos seguridad. ¿Por qué tenemos que hacerles el trabajo si ellos están cobrando un sueldo para cuidarnos?”, se pregunta Enrique. Y Sandra Salazar, revisadora de cuentas, recuerda en el mismo sentido que “cada vez que asume un delegado tienen que mostrarle todo el trabajo realizado y las necesidades del barrio, esto hace años que es así”.
Para finalizar, consultados acerca de la importancia del Consejo Vecinal Villa Rosas los fomentistas asumen que “la idea no es mala porque en este sector estamos muy deteriorados y hasta abandonados”, pero piden más organización a las autoridades.

Autor: Redacción EcoDias