INICIATIVA SOCIAL Ecología

Fecha: Lunes, 16 Noviembre, 2020 - 00:00

Sigue la defensa de histórico espacio público

Vecinos y vecinas de la Plaza del Sol continúan en unidad con el propósito de valorizar el patrimonio verde y protegerlo de intentos de privatización.

La organización vecinal surgió el año pasado a raíz del proyecto que, avalado por el gobierno municipal, buscaba establecer en el predio unas 150 cocheras subterráneas que estarían en manos de inversores privados. Tras meses donde la iniciativa pareció estar frenada, el descontento volvió al verse la peatonalización de una calle lindera al mercado y a la plaza sin ningún tipo de consulta popular.
“A mí me parece una privatización del espacio público de modo indebido y me afecta como vecina. Tanto se protesta contra los piqueteros y eso es un corte de calle. Saco mi auto de ahí todos los días y tengo que hacer cuatro cuadras más para tomar la ruta a mi trabajo”, explicó Marcela Arceo, integrante de la agrupación Amigos de la Plaza.
“Es un corte que tememos que se extienda a la placita porque sabemos que están quitándoles los locales a organizaciones culturales y de bien público. Estamos ante una toma, un corte de calle y desalojos cosa que parece que están reñidos con la buena convivencia. Se rasgan las vestiduras cuando los piquetes los hacen otros, pero cuando cortan la calle los dueños del comercio parece que no pasa nada”, sostuvo Arceo.

Una forma de resistencia
En el 2019, vecinos y vecinas habían implementado distintas prácticas y acciones de concientización para apropiarse, conservar y proteger la plaza en tanto patrimonio histórico, cultural y social de Bahía Blanca; ya sea con asambleas, abrazos solidarios, jornadas de reparación de infraestructura del espacio, además de plantación, cuidado y regado de plantas y árboles; hasta acciones culturales y educativas para toda la comunidad.
Con el advenimiento de la pandemia, las actividades de la plaza debieron ser suspendidas. Luego, al habilitarse el ejercicio físico al aire libre, a pedido de la vecindad volvió la posibilidad de hacer yoga de forma libre y gratuita de la mano de la profesora, Marcela Arceo los lunes y miércoles desde las 18.30 hs bajo los protocolos de prevención sanitaria.
“Me escribieron las mismas personas que practicaban el año pasado y a principio de este a ver si podíamos empezar. Se me ocurrió que podíamos armar un protocolo, no usar el piso ni usar colchoneta y sí aprovechar los bancos hermosos de la plaza y hacer yoga en silla y de pie”, dijo Arceo.
“Voy dos veces por semana, desinfecto los bancos con lavandina y llegan los alumnos. Es un grupo hermoso que vibra una energía preciosa debajo de los árboles y la realidad es que no perdemos de vista la situación que se vive en la Plaza del Sol que vemos como un peligro para nuestra continuidad vecinal el proyecto gastronómico que está impulsando el municipio con la peatonalización de las calles”, concluyó.
Si bien el grupo no está generando sus reuniones en la plaza, sí continúan en estado de alerta y movilización mediante las formas que les permite la pandemia, frente a cada acción que se pretenda efectuar desde el municipio que vaya en detrimento del espacio público y comunitario de larga historia en la ciudad.

Autor: Redacción EcoDias