PROPUESTA TERAPÉUTICA Y PRODUCTIVA EN ROSARIO Economía social

Fecha: Martes, 12 Septiembre, 2017 - 00:00

Se amasa food trucks cooperativo

La cooperativa Communitas de Rosario fue una de las 18 seleccionadas para la explotación de los denominados food trucks, una novedosa modalidad de venta callejera de alimentos que va tomando forma en esa ciudad.

El Mejunje es uno de los proyectos de la Cooperativa de Trabajo Communitas y funciona desde enero del año pasado, donde 25 personas de entre 18 y 55 años se dedican a la panificación. Trabajan en el Centro de Día ubicado en Doctor Rivas 1080, en la zona sur de Rosario, en una propuesta terapéutica y productiva.
La especialidad del Mejunje son los panificados: alfajores de maicena, lengüitas, pizzas, panes integrales, de coco y de soja. Los venden en el mismo Centro de Día, en el mercado popular de La Toma, en la Misión Antiinflación, en el bar de la facultad de Ciencia Política y también por encargos particulares.
“Buscamos que las personas que consultan por diferentes problemáticas de sufrimiento subjetivo -salud mental, depresión, consumos problemáticos- puedan trabajar con profesionales y vincularse a un espacio productivo de manera colectiva como parte del tratamiento. Creemos que para el contexto económico actual la salida cooperativa es una opción viable”, dijo Matías Senderey, uno de los coordinadores generales de Communitas.
En febrero de este año la cooperativa se presentó a la convocatoria que lanzó el municipio para emprendimientos gastronómicos que quieran instalar un puesto de comida ambulante en plazas y parques de Rosario. Sobre la selección municipal del emprendimiento cooperativo para explotar uno de los camiones de comida al paso que recorrerán la ciudad, desde El Mejunje la calificaron como una oportunidad y un desafío porque estaban con ganas de expandirse pero los altos costos y los números que no cerraban eran obstáculos para que la masa siga leudando.
“Fue un notición. En un principio era un sueño pero sentíamos que no estábamos tan lejos. Intuíamos que podía darse porque el sector público se empezó a cerciorar de que nuestro trabajo era serio”, dijo Javier Floreal Vago, otro de los coordinadores del proyecto terapéutico-gastronómico.
El menú al paso consistirá en pizzas al molde hechas con ingredientes que remitan a las diferentes culturas de todo el mundo. La habilitación municipal los obliga a brindar el servicio al menos cinco días a la semana de 15 a 23, en una de las cuatro paradas entre los lugares establecidos: los parques Urquiza, Sunchales, Scalabrini Ortiz, del Mercado, de las Colectividades, y el de los Constituyentes. El lugar será rotativo semanalmente.
Communitas funciona desde mayo de 2003 como un centro de día con asistencia de salud. Al lugar llegan personas con problemáticas de sufrimiento subjetivo, es decir, padecimientos que llevan a la persona a un consumo excesivo de una sustancia o a tener un determinado comportamiento que la ciencia médica cataloga como psiquiátrico. Parte del tratamiento es la integración de las personas en un proceso productivo con salida laboral. Por eso, desde enero de 2016 se formalizaron otras tres cooperativas que integran el proyecto general: la gastronómica, la cultural y la textil.

Autor: Fuente: Trabajo Cooperativo