LA CRITICA Cine

Fecha: Miércoles, 30 Enero, 2019 - 00:00

Roma

Alfonso Cuarón ha dicho que Roma es el film esencial de su carrera.
Se trata de un drama rodado en un bellísimo blanco y negro, que refleja la atmosfera de los años setenta en el barrio de clase media de la capital mexicana a que refiere el título.
Allí el director pasó su infancia y el guion refleja muchos recuerdos personales, aunque hace foco en Cleo, una de las dos jóvenes encargadas de los quehaceres domésticos en su casa.
Casa en la que el padre es tan adorado como ausente y la madre atraviesa una crisis mientras Cleo lava, cocina, plancha, cuida amorosamente de los cuatro hijos del matrimonio y en el poco espacio que le queda intenta vivir un poco su propia vida.
Una trama intimista, pero anclada en la sociedad mexicana de ese momento y muestra sin bajar línea las diferencias marcadas por clase, género y etnia -un acierto la inclusión de los diálogos en lengua mixteca- y el autoritarismo, que lleva al horror de la masacre de estudiantes del 10 de junio de 1971 y da pie a una de las escenas más intensas.
Además de contener referencias a la propia carrera del director, un par de sus característicos toques fantásticos y delatar la pertenencia a la cinematografía mexicana en su inclinación al melodrama.
Merecidamente alabado por su factura visual y el hallazgo de su protagonista -Yalitza Aparicio- y recompensado con importantes premios internacionales.
Obviamente representó a México en la categoría film extranjero de la 91ª Edición de los Oscar y no sólo fue elegido como candidato, sino también recibió otras nueve nominaciones.
Y si lo anterior fuera poco, ha partido las aguas respecto a lo que se considera cine, porque Cuarón dirigió el film -además de producirlo, escribir el guion y hacerse cargo de la fotografía en ausencia de su habitual colaborador Emmanuel Lubezki- para la cadena Netflix y si bien lo exhibió en varios festivales, se estrenó formalmente a fines de 2018 en ese servicio de streaming -donde aún se lo puede ver- y eso ha provocado discusiones sobre si es un film cinematográfico o televisivo, aunque formalmente no sea ni una ni otra cosa y sobre su derecho a competir con otros concebidos y distribuidos de la manera tradicional.
Una consecuencia de los cambios introducidos por la tecnología, que no afecta la capacidad de conmover de Roma, que está dedicado a Libo, la verdadera musa de la historia.

Dirección y guion: Alfonso Cuarón
Fotografía: Alfonso Cuarón
Edificio: Alfonso Cuarón, Adam Gough
Intérpretes: Yalitza Aparicio, Marina de Tavira, Nancy García García
Origen: México, USA - 2018

Autor: Silvana Angelicchio