Para ver y considerar Cine

Fecha: Sábado, 28 Octubre, 2006 - 00:00

A ritmo de tango

Nueva realización del ítalo-norteamericano Martin Scorcese.

A principios de este mes se estrenó en Estados Unidos The Departed -aquí se distribuiría como Los infiltrados-, una remake de Asuntos Infernales (Andrew Lau, 2002), una exitosísima trilogía hongkonesa que Martin Scorcese y el guionista William Monaham han convertido en un thriller policial sobre la mafia irlandesa de Boston.
Como adelanta el título local, se cuentan las trayectorias paralelas de un joven detective (Leonardo Di Caprio) infiltrado en la mafia (Jack Nicholson); y de un joven mafioso (Matt Damon) infiltrado en la policía, hasta que se sospecha de un delator y deben enfrentarse para conservar el pellejo.
Dos horas y media de metraje con violencia al mayoreo; un reparto que incluye a Mark Wahlberg, Alec Baldwin, Martin Sheen, Ray Winstone, y envueltas en la banda original de sonido de Howard Shore.
El músico canadiense -ganador de un Oscar por El Señor de los Anillos- y el director -un melómano declarado con varios documentales musicales en su haber- buscaban cómo reflejar el peligro que rodea a los protagonistas y les vino la idea de un tango, un tango fatal.
Dos por cuatro interpretado por guitarras, para crear un clima ominoso como el que lograba la cítara de El tercer hombre (Caroll Reed; 1949), aquel clásico policial negro protagonizado por Orson Wells.
Los tangueros juzgarán el resultado, aunque es auspicioso que se haya evitado la enésima versión de “Por una cabeza”. Chan Chan.

Autor: Silvana Angelicchio