Honorable Concejo Deliberante Locales

Fecha: Sábado, 28 Mayo, 2011 - 14:54

Rendición rechazada

Intimado por el jefe comunal, según reveló una de las ediles, el oficialismo habilitó el tratamiento sobre tablas del despacho en torno al rechazo de la rendición de cuentas 2010 que el Ejecutivo envió al cuerpo. Tras un largo debate, que se extendió por más de tres horas, los números fueron rechazados por mayoría.

Con algo más de dos horas de atraso, sobre las 13.30 hs. del jueves 26 de mayo el Honorable Concejo Deliberante (HCD) de nuestra ciudad dio cumplimiento a su octava reunión plenaria del periodo ordinario de sesiones para 2011.
El encuentro concitó la atención de la prensa y la comunidad, ya que se debatiría la posibilidad de discutir sobre tablas la rendición de cuentas que el Municipio envió para consideración del cuerpo en marzo de este año.
Tal como reseñó EcoDias en su edición anterior, el encuentro legislativo del jueves 19 pasado naufragó debido a la resistencia oficialista a permitir el tratamiento sobre tablas del despacho que aconsejaba el rechazo del balance presentado por el Ejecutivo, que denotaba algunas partidas no ejecutadas y otras en que se realizó una erogación varias veces superior a la acordada a la hora de autorizar el presupuesto anual.
Como se recordará, el tema debía tratarse antes del 31 de mayo, ya que de otra forma quedaría aprobado de forma automática. Pero durante la discusión del 19 de mayo el oficialismo recurrió a la normativa interna que establece que un despacho sólo puede tratarse en el recinto cuando han transcurrido dos sesiones desde su ingreso. Los ediles de las bancadas del FPV-PJ y Unión PRO tampoco quisieron consensuar una excepción en el punto, a pesar que en esa misma tarde otros tres proyectos habían sido adelantados en su tratamiento por consenso de los bloques.
De allí que los concejales opositores se levantaron de sus asientos y se retiraron del recinto, con lo que la sesión quedó suspendida por falta del quórum necesario. Durante la semana, a su vez, se sucedieron diversas declaraciones de oficialistas y adversarios en los medios de prensa de nuestra ciudad.
Como el excedido gasto en algunas áreas indicaba que se realizó un gasto a cuenta de los ingresos tributarios del municipio, desde el radicalismo amenazaron con que, de no obtener explicaciones satisfactorias y no lograr el consenso para un debate parlamentario de la rendición, se negaría la luz verde a otros gastos a cuenta que el Ejecutivo pretendiera realizar a futuro.
Así se llegó a la sesión del jueves último, antes de la cual los ediles del oficialismo fueron “intimados” por el intendente Cristian Breitenstein “a dar el debate”, según reconoció durante su participación en la discusión la concejal Ana Civitella.

Entradas gratis
Como primer orador ofició el médico Guillermo Quevedo, quien dedicó casi una hora de alocución a enumerar las áreas en que fue gastado el dinero objetado, haciendo hincapié en las de Salud, Promoción Social y Cultura, que consideró las más importantes dentro de la opción política que encabeza el jefe comunal.
Por caso, reseñó la reducción en las tasas de mortalidad infantil, materna y general obtenida durante los últimos años, a la vez que relacionó el tema con las inversiones en obras públicas, ya que consideró que “por cada peso que se gasta en ellas, se ahorran cuatro de inversión en salud”.
También recordó el libre acceso de los vecinos a los espectáculos culturales organizados por el gobierno comunal, vinculándolos con el impacto social que genera un evento de entrada libre y gratuita.
En esa línea, enumeró minuciosamente gran parte de los programas implementados por el Ejecutivo en diversas esferas, entre los que brindó especial mención a los relativos a la promoción social y el desarrollo humano.

Otras voces, otros ámbitos
Por su parte, desde el FPV la concejal María José Romero criticó duramente la rendición de cuentas presentada por el Poder Ejecutivo y enviada al recinto hace un bimestre.
“La verdad es que nuestro bloque ha tenido una postura particular con esta cuestión. Algunas propuestas se han acompañado y en otras hemos tenido una postura diferente, pero siempre fundamentada”, consideró la concejal.
Romero fustigó duramente al secretario de Economía Ramiro Villalba, quien defendió “a rajatabla la transparencia del municipio en diferentes medios periodísticos e incluso en este recinto, sin escatimar agravios a los concejales”, pero no explicó una serie de cuestiones que la edil enumeró en su alocución.
“¿Cómo puede haber ahorro en determinadas partidas que, por estar destinadas a los sectores más vulnerables de nuestra sociedad, resultan siempre insuficientes? ¿Cómo puede haber ahorro en obras públicas, promoción social, salud, niñez? ¿Cómo puede haber un ahorro del cien por cien en la partida de ‘ayudas sociales a personas’?”, se preguntó.
Además, criticó que se hubieran ahorrado más del ochenta por ciento de los fondos a destinar a, por caso, créditos para el mejoramiento habitacional de la población, registro idéntico al arrojado por el rubro de mejoramiento y reparación de infraestructura de salud pública.

Más y más críticas
Por su parte, la edil Elisa Quartucci también hizo uso de la palabra durante la extensa sesión de la tarde del jueves 26. “Soy una convencida de que este Concejo es el ámbito donde debe darse el debate de cómo se gasta el dinero público. Otros, fundamentalmente los funcionarios del Ejecutivo, creo que desconocen el verdadero valor republicano del cuerpo deliberativo”, comenzó la concejal del bloque 8 de Septiembre.
“Cada vez que escuchaba hablar al secretario de Economía, me convencía más de que no tienen respuestas a por qué se produjeron importantes excesos y economías en algunas partidas”, agregó.
“Todos sabemos que para que se hayan podido realizar excesos en algunas partidas es necesario que haya economías en otras. Pero nadie nos ha explicado todavía por qué se dejó de invertir, por ejemplo, en programas sociales, comedores infantiles o becas”, indicó para agregar que también “es cierto que tampoco nadie explicó todavía por qué el ahorro en esas partidas se volcó a excesos exorbitantes en otras partidas”, entre las que enumeró las relacionadas al varias veces superior al previsto gasto realizado por la cartera de Cultura en rubros como alquileres de inmuebles o pasajes.
Además, reclamó explicaciones sobre “por qué se les pagan a personas o empresas que no aparecen registradas como proveedoras municipales en la página web” o el ahorro registrado en la proyección de artistas locales, mientras se registran “excesos en las partidas de hoteles, para alojar a artistas que vienen a la ciudad supuestamente gratis y son financiados con contratos millonarios por otros estamentos del Estado”.
Por otra parte, remarcó que “tampoco se da respuesta a por qué se siguen creando cargos políticos, mientras no se les da respuesta a los trabajadores temporarios o precarizados”.

Maticemos, dijo Lemos
A su turno, el edil de Unión PRO Julián Lemos -cuya bancada fue la única que no acompañó la voluntad de tratar el tema sobre tablas en la sesión- procuró resaltar aspectos positivos del accionar del gobierno municipal y remarcó que “vemos que hay cosas que se han hecho bien, pero también vemos otras que se han hecho mal”.

Retta
Por su parte, el concejal radical Oreste Retta también fue sumamente crítico con la forma en que el Ejecutivo realizó las erogaciones en distintas áreas durante 2010, pero ironizó respecto a la posición del intendente Breitenstein, a quien consideró el voto catorce de la oposición en el recinto.
La afirmación se desprende de la presunta desaprobación a las gestiones de los ex funcionarios Sandra Polak -de la Secretaría de Promoción Social-, a Susana Elliker -de Salud- y a Federico Weyland -del Instituto Cultural-, todos relevados de sus cargos durante la última renovación del gabinete municipal. Fueron, en efecto, las áreas más polémicas en cuanto a la rendición de cuentas del ejercicio pasado.
Por otra parte, recordó como ejemplo que el gobierno provincial no envió las partidas previstas para los comedores escolares y los chicos debieron comer gracias al aporte voluntario y desinteresado de trabajadores de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP).
"Evidentemente, si sobró para gastar en publicidad, en pasajes, en viáticos, ¿no podría haber para colchones y alimentos? Hay miles de ejemplos como estos", fustigó Retta.

Los votos
Tras cinco horas de debate, finalmente la rendición de cuentas 2010 elaborada por el gobierno municipal fue sometida al voto de los ediles. De acuerdo a lo estipulado al comienzo de la discusión, la consulta fue nominal, por lo que puede saber quién optó por la aprobación y quién por el rechazo de los números arrojados por el balance.
Por el rechazo votaron los concejales Ayude, Curino, Iantosca, Obiol, Ocaña, Paoletti, Piersigilli, Quartucci, Retta, Romero, Ursino, Veroli y Woscoff.
Por la aceptación se inclinaron la presidenta del cuerpo Marta Castaño y los ediles Civitella, Espina, Larraburu, Lemos, Modarelli, Leticia Molina, Cristina Molina, Moreno, Quevedo y Rivas Godio.
Con este voto mayoritario, el Tribunal de Cuentas de la provincia de Buenos Aires -encargado de una revisión técnica de la rendición- deberá tomar en consideración las objeciones planteadas por los bloques que negaron su aprobación al documento.

Autor: Redacción EcoDias