Opinión

Fecha: Martes, 25 Julio, 2017 - 00:00

Relojeando los aprontes

Términos burreros que recuerdo al ver el lanzamiento de los candidatos a las próximas elecciones de octubre, será larga la carrera.
Las encuestas no son creíbles para mí, todas le dan el primer lugar a Cristina.
El término “garrote” para los burreros es tirar para atrás al pingo que montan.
Esa es la impresión que me dio la CGT, su documento, su análisis de la situación cuando el incendio destruye al país.
Los “giles de la popular” somos nosotros que “boleteamos a perdedor”.
Un sector importante de la clase media a nivel país, está siendo castigada, se acerca más a los índices de pobreza que de clase media.
Y para lo que falta hasta fin de año, todos de clase media para abajo estaremos peor.
En el acto de lanzamiento Cristina pidió a sus candidatos que escuchen la voz del pueblo (Minguito y la voz del Rioba), acuden a mi memoria viejos cuentos.
Por los años 1900 una Universidad rusa decide enviar a un físico y un químico a realizar un relevamiento de una región vecina anegada por las aguas, llegan al lugar, contratan un “svostig” (carrero), cargan sus bártulos e instrumentos, a mitad de camino aparece una inmensa laguna.
El carrero va introduciendo despacito el caballo y carro, se da cuenta que tanto caballo como carro se hunden, se lo dice a los científicos, éstos bajan, miden la profundidad, comienzan a hacer cálculos de la densidad del barro. El carrero los mira y, por último les dice: “Física y química agarren de la cabeza y la cola al caballo y tiren para sacarlo”.
Si queremos salvar a la Patria tiremos todos juntos, sino nos hundimos.
¿De cómo se comportará el pueblo de aquí a octubre? No sabría decirlo, sí sé que si ganamos la calle y el pueblo no se deja amedrentar y castigar, es una forma de adquirir conciencia.
Lo dijo Cristina, eso está en cada uno de nosotros.
Lo que no nos gustaría volver a oír son las estrofas que cantó Gardel: “Por una cabeza / De un noble potrillo / Que justo en la raya / Aflojó al llegar”.

Autor: Por Aron Berstein