Opinión

Fecha: Martes, 5 Septiembre, 2017 - 00:00

Qué significa ser “Ser Humano”

Los antiguos filósofos griegos también tuvieron sus antecesores, hasta llegar a la fecha de su nacimiento hará unos 40 mil años.
En la medida que el cerebro de esa nueva especie que descendiendo de un mono fue desarrollándose, fue creándose un nuevo espacio.

No sé si la misma naturaleza tuvo conciencia de lo que creaba, ¿Sabe el o cómo lo llamen (hombre o ser humano), para qué vino a este mundo, y qué sentido tiene la vida para él?
La humanidad está creada por los pueblos del mundo, pero los pueblos del mundo no son dueños de su destino.
La filosofía como toda ciencia ha avanzado como Gulliver en el país de los enanos a pasos de 7 leguas, y lo que nos podrá llevar a la felicidad, a aquello que supere la belleza y la hermosura, a aquello que el filosofo Kant describió como el summum, lo máximo y que él denominó lo sublime.
Quedó trunca esa criatura que quería y debía ser social y humana, no pudo hacerlo, en mi opinión el hombre como ser humano se quedó a mitad de camino.
Es evidente que los dioses no pudieron evitarlo. Alá, Buda, Mahoma, judíos, cristianos, como religiones nos ofrecen el cielo, pero el cielo que nos ofrecieron estaba en la tierra, y los dioses éramos cada uno de nosotros (cosa que nunca lo supimos), hasta que llegamos adonde estamos y todo se está derrumbando.
El Dios de la economía creó el dinero, los dioses actuales tienen su sede en el FMI, en el Banco mundial, en los bancos de cada país, y se convirtieron en el resumidero de los excrementos humanos (el capitalismo y sus derivados).
Narcotráfico, ricos y millonarios, empresas que esclavizaban a otros humanos, y los esclavizaron desvirtuando el sentido y concepto humano del hombre y en su lugar pusieron a los fariseos del dinero como templo de ese Dios. Crearon armas para someter y matar a los pueblos que se rebelan.
Eso lo hizo una parte de la humanidad que no puede calificarse dentro de la categoría humana.
La expresión “el opio de los pueblos” se asemeja a lo que hizo el capitalismo, que no sólo se transformó en “capitalismo salvaje” sino que esa parte de la sociedad (salvaje) la trasladó al género humano.
Lo que estos traficantes humanos no pudieron lograr es la sumisión, explotación, esclavización, de los pueblos del mundo, cuando esa rebelión llegue a un grado intolerable para la vida humana tendremos como opción un nuevo orden económico mundial y la creación de un nuevo hombre, esta utopía del pensamiento de lo abstracto está pasando a lo real, estos cambios aún no son percibidos por los pueblos.
El andamiaje, el mecanismo, las redes construidas por el capitalismo lo impiden.
La expresión de Galileo con respecto a la tierra cuando aseveró “eppure si move” sigue siendo válida en este siglo XXI, año 2017.

Autor: Por Aron Berstein