CONSTRUCCIÓN Nacionales

Fecha: Lunes, 16 Noviembre, 2020 - 00:00

Proponen la organización de los cuidados en clave igualitaria

Se iniciaron los Parlamentos Territoriales de Cuidado, en el marco de la Campaña Nacional “Cuidar en Igualdad. Necesidad, derecho y trabajo” del Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación (Mmgyd).

Los encuentros se desarrollarán en todas las provincias del país; el primero comenzó el pasado 29 de octubre en Santa Cruz; el 26 de noviembre tendrá lugar el próximo en Neuquén y en diciembre, será el turno de Chubut, Río Negro y Tierra del Fuego. Estos espacios, de carácter federal y participativo, tienen como fin promover el debate sobre los cuidados, analizar las consecuencias de la actual organización social de estas tareas, relevar las necesidades y demandas locales y reflexionar sobre la distribución de estas prácticas y las problemáticas que subyacen a ellas.
La directora nacional de Políticas de Cuidado del Mmgyd, Lucia Cirmi, detalló que la desigual distribución de los trabajos de cuidados, “incide en la brecha salarial, en la feminización de la pobreza y en la propia violencia de género”. Entre las políticas para transformar esa problemática destacó la conformación de la Mesa Interministerial de Políticas de Cuidado, junto a otros 14 organismos, “con lo que queremos construir una organización social más justa donde se reconozca a esa tarea de cuidado como un trabajo, como una necesidad para quienes lo requieren en las distintas etapas de la vida, pero también como un derecho. Para que las distintas identidades puedan tener derecho a cuidar y que no sea visto solo como una responsabilidad de las mujeres”, indicó.

Con voz propia
Respecto a los Parlamentos Territoriales, Cirmi expresó que “queremos relevar las voces de trabajadoras y trabajadores del cuidado, de las organizaciones sociales, experiencias municipales y provinciales y construir, desde ahí, un futuro más justo en materia de trabajo y organización de los cuidados. Queremos poner el cuidado en el centro de la vida, y la vida en el centro de la economía y para eso estamos haciendo esta campaña nacional que empieza esta semana en Santa Cruz y a través de la cual buscamos promover el debate sobre cómo cuidamos hoy y cómo queremos cuidar en el futuro”.
Por su parte, la directora de Articulación Integral de Políticas de Cuidado del Mmgyd, Iris Pezzarini, agregó que “el camino de la organización del cuidado más justa e igualitaria no se podrá lograr sin la participación activa de la sociedad, sin que el pueblo se apropie de este debate. Es fundamental generar voz y espacio en un proceso donde la diversidad de saberes de cada país, localidad y región de nuestro país pueda traccionar verdaderos cambios colectivos”.
 Esta acción fomenta el reconocimiento de derechos tanto para quienes reciben cuidados como para quienes los brindan en tanto los cuidados son una necesidad por ser base del sostenimiento del desarrollo de la vida además de ser un trabajo con un valor económico y simbólico que sigue siendo invisibilizado.

Hacia un cambio cultural
De esta manera, se propone al Estado como garante de tal derecho y agente de cambio en las dimensiones culturales, políticas y comunicaciones de cada territorio provincial con el fin de que haya una redistribución de la organización de los cuidados bajo una mirada igualitaria y con respeto a todas las identidades existentes.
Entre los objetivos de la iniciativa, se alienta la recuperación de saberes, conocimientos y prácticas en torno a los cuidados para el fomento de políticas públicas desde un enfoque integral, federal y de igualdad de género; el intercambio de experiencias y estrategias; el relevamiento de necesidades y demandas; la construcción de acuerdos mínimos de abordaje y lenguaje en común; la generación de acciones colectivas y la concientización social.
Cuando se habla de cuidados hay una referencia a todas las tareas y gestiones cotidianas que permiten que los hogares, familias e instituciones funcionen y se sostengan a lo largo de la vida como hacer las compras, cocinar, la limpieza del hogar, el cuidado directo de otras personas -niños, niñas, personas mayores, personas con discapacidad que requieren apoyo-,la coordinación de horarios y traslados- sea al médico, la escuela, los festejos, las actividades extraescolares, apoyo escolar, entre otras-, las tareas comunitarias y otras que se realicen en el barrio.
Los cuidados impactan de manera distinta según el género. Dentro de las familias recaen generalmente sobre las mujeres y personas LGTBQ+ lo que genera que la desigual distribución de la tareas implique para quien cuida menos tiempo libre y de descanso; menor tiempo para desarrollarse profesional y laboralmente; menor acceso al mercado de trabajo; menor posibilidades de tener salarios equivalentes al de los varones; mayores tasas de desempleo e informalidad; menor tiempo para participar en actividades políticas; mayor probabilidad de caer en la pobreza y menores posibilidades de salir de situaciones de violencia por falta de autonomía económica.

Autor: Redacción EcoDias