FRAUDE LABORAL Economía social

Fecha: Martes, 1 Agosto, 2017 - 00:00

Prometió una cooperativa y estafó a sus empleados

David Esteban De Vita fue denunciado por los trabajadores y trabajadoras de la famosa librería Adán Buenosayres, ubicada en calle Corrientes de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Hace un año atrás había impulsado la creación de la Cooperativa de Trabajo Adán Buenosayres Libros con el fin de mantener las fuentes de trabajo.

Llamativamente, el diario conservador La Nación anunciaba a fines de junio de 2016 que “La librería Adán Buenosayres no cierra: se convierte en una cooperativa”. Raro que el portavoz de los grupos hegemónicos de nuestro país auspiciara el trabajo autogestionado. La trampa saltó con pleno perjuicio para los trabajadores.
En ese entonces, De Vita, propietario de la librería, anunciaba en su perfil de Facebook “Adán Buenosayres Libros será un espacio más de la economía social. Daremos en adelante los pasos que sean necesarios para convertirnos en una cooperativa de trabajo. ¡Adán Buenosayres no cierra!".
Según trasmiten los trabajadores, el primer domingo de junio de este año realizaron una reunión especial al cierre del horario comercial en el que analizaron las ventas, que daban una situación superavitaria para la empresa, cuestión que no percibían los flacos bolsillos de los trabajadores cooperativizados.
“La librería no estaba siendo rentable porque David De Vita, dueño de la librería e impulsor del proyecto cooperativo”, denunciaron los trabajadores, “pagaba deudas personales con la plata de la cooperativa. Nuestra plata, la de los trabajadores”.
El clima de la reunión se enrareció totalmente cuando una de las compañeras expresó un rumor inexplicable: De Vita habría vendido el fondo de comercio de la librería que había cedido como capital inicial para constituir la cooperativa -acuerdo de partes por el cual se eximía de abonar las indemnizaciones a los trabajadores que debería despedir en caso de cierre de la librería-, lo cual estaba documentado en el acta constitutiva de la Cooperativa de Trabajo Adán Buenosayres Libros.
Verificada la artimaña, le pidieron la renuncia a la Cooperativa, que fue refrendada por el conjunto de los asociados. Antes de retirarse del lugar, fue hasta la caja registradora, extrajo toda la plata que había en ella, la guardó en su bolso y empezó a gritar: “Yo soy la cooperativa. Sin mí no existe la cooperativa”.

Un violento

Para completar la fatídica noche del 4 de junio, después de haberse retirado del local, regresó y les ordenó que se retiraran del local. Ante la negativa de los asociados, golpeó a “Lucía Fanesi, de 19 años, revoleando una mochila al cuerpo y pegándole un cachetazo”.
En la comisaría, efectuaron la correspondiente denuncia por violencia laboral y brindaron los testimonios correspondientes. David De Vita quedó demorado toda la noche por violencia y agresión a la joven trabajadora, que lo denunció penalmente por violencia de género.
El lunes 5, cuando acudieron a la librería, se encontraron con la desagradable sorpresa de que habían cambiado los candados de la persiana.
Los trabajaron hicieron las denuncias “ante el Inaes, la Afip y frente a diversas organizaciones sociales, políticas y del sector cooperativo que al igual que nosotros fueron estafados en su buena fe por De Vita. Él lo único que pretendió y pretende es evadir el pago de impuestos, cargas sociales, sueldos, aguinaldos y registrarnos correctamente como sus empleados”.
Desde la noche del miércoles 26 de julio realizan un acampe en la puerta de la librería por cuanto De Vita lanzó una nueva promoción mediante la cual pretende liquidar los libros y hacerse así de efectivo, violentando de manera burda el espíritu cooperativo.

Autor: Redacción EcoDias