Reflexiones Opinión

Fecha: Sábado, 21 Septiembre, 2019 - 22:00

Para quienes piensan

La devaluación del yuan (moneda china) en agosto, es decir, con menos valor del yuan, quien comerciaba con China seguramente se vio beneficiado.

Mercados de valores del mundo, colocan en paridad al dólar con el yuan.

¿Cómo lo resuelve China en su mercado interno? No lo sé.

Me atrevo a pronosticar que si lo chinos logran comprar lo que necesitan con ese yuan devaluado, lo mismo que hasta ahora lo hacían, considero que estará pensado y resuelto sin afectar al pueblo chino.

La estrategia de Estados Unidos de cercar a China con bases militares en países europeos o asiáticos, no será de largo alcance.

El proteccionismo, los ajustes, los aranceles, las amenazas por parte de Estados Unidos, las amenazas y chantajes contra los países que comercian con Rusia, China o Irán, se irán desintegrando.

Trump (Estados Unidos) le propone a Brasil armas y mercado libre, eso traerá más desocupación y hambre al pueblo hermano de Brasil.

La única industria que da renta (ganancias) a Estados Unidos es la de las armas, a su vez el Banco de reservas de Estados Unidos ha impreso dólares con rentabilidad negativa, pues reducirá a cero los intereses.

Solo les interesa salvar a los bancos que son los que prestarán ese dinero a intereses aceptables para las grandes empresas.

Su propósito es que esas grandes industrias se recuperen de su estancamiento (a partir de la crisis del 2008).

China no se quedará con los brazos cruzados viendo como la cercan con bases militares.

Los gobiernos euroasiáticos deberán pensar, los pueblos de cada país, al verse afectados se rebelaran contra sus gobiernos.

El ejemplo más actual, es el de Puerto Rico, el pueblo salió a la calle bajo el lema “que el gobernador renuncie”, y lo logró.

Temo, eso sí, que la carrera armamentista se extienda al espacio y los satélites que son armas de información, sean derribados. El único argumento válido para dominar al mundo por parte de Estados Unidos es el armamentismo, crear un mundo de paz implica un cambio económico que hoy tiene su referente en la complementación económica que China y Rusia proponen a los pueblos del mundo.

Las finanzas se impusieron a la economía. Hay más dinero circulante que producción. De mi país Argentina han salido miles y miles de millones de dólares hacia Europa y otros paraísos fiscales, pero también esos países se encuentran en dificultades; ese dinero circulante va perdiendo su valor.

La vuelta al patrón oro, es un ejemplo de salida.

China abrió su “Banco mundial”, supera en capital al Banco Mundial y se convierte en una necesidad la construcción de un nuevo mundo financiero. En mi opinión se refuerza el poderío marítimo de China, Rusia, Turquía e Irán.

La estrategia geopolítica de Estados Unidos no pasa por ganar guerras, si hay un vencedor pierden clientes en armas.

Pretenden que Arabia Saudita domine en África y países petroleros vendiéndoles cifras más que millonarias en armas.

La paz con Yemen significaría la pérdida de su mejor cliente en armas.

Lo que buscan es cómo prolongar las guerras, la paz es el peor enemigo del capitalismo.

Además, las armas que se venden a gobiernos burgueses satélites de Estados Unidos, están destinadas a reprimir a los pueblos.

La deuda pública de cada país, al imperio yanqui financiero no les interesa, solo que paguen los intereses.

Esas deudas públicas en su mayoría son impagables y se estruja a los pueblos para sacarles lo poco que les queda.

He oído decir a muchos analistas de gran renombre universal, que recorren el mundo dando conferencias a nivel académico, que de continuar el capitalismo actuando como lo esta haciendo, no descartan el fin de la raza humana.

Autor: Aron Berstein