TRABAJADORAS Economía social

Fecha: Lunes, 27 Julio, 2020 - 00:00

Organización cooperativa resiste y ayuda a la comunidad

La cooperativa de mujeres “Las Flores” dedicada a la fabricación y comercialización de baldosas, persiste para sostener su proyecto productivo y asiste a familias del barrio Evita.

A mediados de febrero, las trabajadoras fueron desalojadas del Centro Integrador Comunitario (CIC) ubicado en Spurr donde realizaban sus actividades. Al destrato municipal y la imposibilidad de contar con un espacio propicio para trabajar se sumó el advenimiento de la pandemia.
La problemática comenzó a partir de que las despojaron sin razón alguna de su lugar en el CIC puesto que perdieron la oportunidad de contar con materia prima para seguir produciendo las baldosas y seguir trabajando con la tranquilidad de antes. No resultó fácil además en tanto algunas de ellas son madres y son el único sustento de su hogar.
Pese a las adversidades, “Las Flores” se propuso seguir adelante dentro de lo posible: “No teníamos lugar y lo solucionamos provisoriamente con la casa de nuestra compañera Cintia. Nos va a prestar su patio, vamos a hacer un galpón para trabajar ahí y a la vez guardar nuestra materia prima. Todavía no empezamos pero esa es la idea”, explicó Sofía Méndez, una de sus integrantes.
“Estamos recaudando chapas y palos para poder armar un galpón donde poder fabricar, también estamos precisando bolsas de cemento, arena y herramientas como baldes, cucharas y palas para poder hacer las baldosas, ya que nuestra producción es 100% artesanal”, solicitaron a través de sus redes sociales.
Ante el contexto de dificultad, las cooperativistas iniciaron una cadena de favores y en su gran compromiso social se dispusieron a colaborar con el barrio en el que viven. “Las Flores” creó un nuevo Merendero desde el cual los días lunes, martes y miércoles brindan la merienda a muchos vecinos que sufren el hambre debido al abandono del estado municipal.
“Hay gente que dentro de todo está bien y hay otra que vive en un rancho de chapa que se les llueve, que no tienen baño, muchas madres solas con sus hijos, con frío, que se les corta la luz todas las semanas”, reseñó Méndez quién remarcó que la mayoría de la asistencia que reciben es gracias a la propia vecindad y a organizaciones del territorio.
Las jóvenes comprenden que de esta desesperante situación solo es posible seguir adelante de manera colectiva y organizada. De allí que asumieron además que su misión cooperativa pasa también en sensibilizar a la comunidad y promover acciones de empoderamiento para quienes viven en el barrio. Claro está, dentro de las posibilidades puesto que el contexto y sus actividades laborales paralizadas hacen todo más cuesta arriba. “Solo con esto podemos entender que realmente a la gente solo la ayuda la gente y que aunque todos y todas soñamos con un mundo realmente justo, sentarnos a esperar no es opción”.

SORTEO Y COLABORACIÓN
Con el fin de poder retomar su labor y también ayudar a su barrio, hasta el 27 de julio la cooperativa realiza un mega sorteo con quince premios en juego. Para coordinar método de pago de las rifas a disposición, es preciso comunicarse a los teléfonos: 0291 463-8431 (Maru); 0291 509-9539 (Flor); 0291 533-9046 (Sofi); 0291 535-7714 (Jona).
Cabe destacar que además de recibir donaciones para poder poner en marcha nuevamente sus fuentes de trabajo, “Las Flores” también necesita de la colaboración de la comunidad para seguir sosteniendo el único espacio de merienda para las familias del barrio Evita.

Autor: Redacción EcoDias