ACCESO A INTERNET Interés general

Fecha: Martes, 19 Diciembre, 2017 - 00:00

Niñez en el mundo digital

UNICEF pide proteger a los niños en el mundo digital al tiempo que se mejora el acceso a internet de los más desfavorecidos.

El principal informe de la organización revela las divisiones digitales y explora los debates actuales sobre las repercusiones de internet y las redes sociales en la seguridad y el bienestar de los niños.
A pesar de que los niños están muy presentes en internet -1 de cada 3 usuarios en todo el mundo es un niño- son muy escasas las medidas que se toman para protegerlos de los peligros del mundo digital y para aumentar su acceso a un contenido seguro en línea, dijo UNICEF en su informe anual más importante.
El Estado Mundial de la Infancia 2017: Niños en un mundo digital analiza por primera vez de manera integral las diferentes formas en que la tecnología digital está afectando las vidas y las posibilidades vitales de los niños, y describe los peligros y las oportunidades. Sostiene que los gobiernos y el sector privado no se han adaptado al ritmo del cambio, y esto expone a los niños a nuevos riesgos y peligros, al tiempo que deja atrás a millones de los niños más desfavorecidos.
“Para bien o para mal, la tecnología digital es un hecho irreversible en nuestras vidas”, dijo el Director Ejecutivo de UNICEF, Anthony Lake. “En un mundo digital, nuestro doble desafío es saber cómo mitigar los daños y maximizar los beneficios de internet para cada niño”.
El informe explora las ventajas que la tecnología digital puede ofrecer a los niños más desfavorecidos, incluidos aquellos que crecen en la pobreza o que se ven afectados por situaciones de emergencia humanitaria. Estos beneficios incluyen aumentar su acceso a la información, desarrollar aptitudes útiles en un lugar de trabajo cada vez más digital, y ofrecerles una plataforma para conectarse y comunicar sus puntos de vista.
Pero el informe muestra también que millones de niños no están aprovechando la conectividad. Alrededor de un tercio de los jóvenes del mundo, 346 millones, no están conectados, lo que agrava las inequidades y reduce la capacidad de los niños para participar en una economía cada vez más digital.
El informe también señala cómo internet aumenta la vulnerabilidad de los niños a los riesgos y los peligros, entre ellos el uso indebido de su información privada, el acceso a contenidos perjudiciales y el acoso cibernético. La presencia ubicua de dispositivos móviles, según el informe, ha hecho que el acceso en línea para muchos niños esté menos supervisado y sea potencialmente más peligroso.
Y las redes digitales como la Web Oscura y las criptomonedas están facilitando las peores formas de explotación y abuso, entre ellas la trata y la difusión en línea de pornografía infantil “hecha a la medida del usuario”.
El informe presenta datos actuales y análisis sobre la utilización de internet por parte de los niños y las consecuencias de la tecnología digital sobre su bienestar, y explora debates cada vez más amplios sobre la “adicción” digital y el posible efecto del tiempo de pantalla en el desarrollo cerebral.

Otros datos adicionales del informe:
• Los jóvenes son el grupo de edad más conectado. En todo el mundo, el 71% utilizan internet en comparación con el 48% de la población total.
• Los niños y jóvenes africanos son los menos conectados, con alrededor de 3 de cada 5 jóvenes desconectados, en comparación con solo 1 de cada 25 en Europa.
• Aproximadamente el 56% de todos los sitios web están en inglés y muchos niños no pueden encontrar un contenido que entiendan o que sea culturalmente relevante.
• Más de 9 de cada 10 sitios de abuso sexual infantil identificados a nivel mundial están alojadas en cinco países: Canadá, los Estados Unidos, Francia, los Países Bajos y Rusia.
Solo la acción colectiva -por parte de los gobiernos, el sector privado, las organizaciones infantiles, la docencia, las familias y los propios niños- puede ayudar a asegurar la igualdad de oportunidades en el espacio digital y a hacer que sea más seguro y más accesible para los niños, dice el informe.


Las recomendaciones prácticas para contribuir a la elaboración de políticas más eficaces y unas prácticas comerciales más responsables en beneficio de los niños incluyen:
Proporcionar a todos los niños acceso asequible a recursos en línea de alta calidad.
Proteger a los niños de los daños en línea.

La era digital aumentó los riesgos existentes para los niños y creó otros nuevos. El abuso infantil, la explotación y la trata en línea aún prevalecen, no solo en la Web Oscura, sino también en las principales plataformas digitales y redes sociales. Además, los niños se enfrentan a otros riesgos en línea, incluidos el acoso cibernético y la exposición a materiales inadecuados en los sitios pornográficos o de apuestas. Si bien la mayoría de los niños consigue abordar con éxito estos últimos riesgos, para algunos el impacto puede ser devastador y cambiarles la vida.
Unicef, en “El Estado Mundial de la Infancia 2017” pide medidas para proteger a los niños contra los nuevos riesgos en línea y los ya existentes, entre ellas:
Apoyar la aplicación de la ley y las actividades de protección de la infancia. El sector privado y, en particular, las empresas de tecnología tienen un papel vital que desempeñar en el intercambio de herramientas digitales, conocimientos y experiencia con los organismos encargados de hacer cumplir la ley, a fin de proteger a los niños en línea.
Adaptar las estrategias de protección para que reflejen las capacidades en evolución de los niños. Las estrategias para promover la seguridad de los niños en línea deberían tener en cuenta la edad y la madurez del niño. Es probable que los niños más pequeños necesiten una gran cantidad de apoyo y orientación de padres, maestros y otros adultos de confianza. Pero es probable que los niños mayores tengan una mayor capacidad y sientan a veces el deseo de correr riesgos. Dentro de lo razonable, tal asunción de riesgos es necesaria para que los niños aprendan a adaptarse y a desarrollar la resiliencia.
Apoyar a las personas que puedan apoyar a los niños. Los programas y las políticas basados en pruebas pueden guiarnos para desarrollar estrategias que faciliten que los padres y otros cuidadores desarrollen las capacidades necesarias para mediar de manera positiva en el uso de las TIC por parte de los niños, en lugar de simplemente restringirlo. Además, los programas de formación entre pares pueden ayudar a los niños a protegerse mutuamente de manera más efectiva.

Proteger la privacidad y la identidad de los niños en línea.

En un mundo en el que cada movimiento digital se puede grabar y el contenido puede llegar a muchos públicos con un solo clic, los niños corren nuevos riesgos para su privacidad, reputación e identidad. Los datos generados a través de su uso de las redes sociales, por ejemplo, pueden ser utilizados para campañas inapropiadas de publicidad y mercadotecnia, así como para crear perfiles y controlarlos. Además, los juguetes conectados a internet pueden transmitir los pensamientos y los sentimientos de incluso los niños más pequeños a los fabricantes de juguetes y, potencialmente, a otros adultos.
El Estado Mundial de la Infancia 2017 pide las siguientes medidas para proteger la privacidad y las identidades de los niños:
Establecer protecciones para proteger la privacidad, la información personal y la reputación de los niños. Los gobiernos, las empresas, las escuelas y muchas otras instituciones manejan una cantidad cada vez mayor de datos relacionados con los niños, que se recopilan o almacenan en línea. Todos los grupos implicados deben implementar garantías para proteger estos datos de acuerdo con las normas éticas e internacionales.
Establecer al máximo la configuración de privacidad de los niños de forma predeterminada. La máxima protección de la privacidad debe ser la configuración básica de las herramientas y plataformas digitales utilizadas por los niños, y la privacidad debe incluirse en el diseño de todas las nuevas tecnologías desde el principio. Además, las redes sociales y otras compañías de plataformas deben redactar sus términos y condiciones, y sus políticas de privacidad, en un lenguaje claro que los niños puedan comprender, y brindarles una manera sencilla de denunciar el incumplimiento de las normas de privacidad u otras inquietudes.
No se deben explotar los datos personales de los niños con fines comerciales. Las empresas no deben tratar de monetizar la información personal de los niños por métodos como la publicidad selectiva. Deben desarrollar protocolos éticos e implementar un mayor escrutinio y protección para toda la gama de datos relativos a los niños.
Hay que respetar la codificación de los datos relacionados con los niños. Dado que los niños pueden encontrarse en una posible situación vulnerable, se deben usar niveles adicionales de protección y privacidad para salvaguardar sus datos. Las decisiones de descodificar los datos de los niños para ayudar a los organismos encargadas de hacer cumplir la ley que investigan crímenes en línea, como el abuso sexual y la corrupción de menores, deben basarse en el interés superior del niño.
Impartir alfabetización digital para mantener a los niños informados, comprometidos y seguros en línea.
Aprovechar el poder del sector privado para promover normas y prácticas éticas que protejan y beneficien a los niños en línea.
Poner a los niños en el centro de la política digital.


UNICEF

UNICEF trabaja en algunos de los lugares más difíciles para llegar a los niños y niñas más desfavorecidos del mundo. En 190 países y territorios, trabajamos para cada niño, en todas partes, cada día, para construir un mundo mejor para todos. Para obtener más información sobre UNICEF y su labor en favor de los niños, visite www.unicef.org/es.

Bahía Blanca
Argentina Cibersegura es una iniciativa que busca crear un espacio online seguro, en base a la concientización y educación de las personas que lo utilizan. Argentina Cibersegura es una iniciativa abierta y sin fines de lucro, y está conformada tanto por profesionales independientes, como por empresas privadas, organismos públicos, fuerzas de seguridad e instituciones educativas.
Contacto: bahiablanca@argentinacibersegura.org

Autor: Redacción EcoDias