CRÍMENES DE LESA HUMANIDAD Derechos Humanos

Fecha: Martes, 6 Febrero, 2018 - 00:00

Negacionismo y La Nueva reconciliación

La regional de H.I.J.OS Bahía Blanca, emitió un comunicado repudiando los dichos del diputado de Cambiemos, Nicolás Massot, quien pidió la reconciliación con los genocidas de la última dictadura cívico militar. “Es una clara y abierta confrontación hacia quienes llevamos adelante los procesos de Memoria, Verdad y Justicia y hacia todo el pueblo argentino”, aseguraron.

Nicolás Massot, diputado nacional y jefe del bloque de Propuesta Republicana en la Cámara de Diputados de la Nación y sobrino de Vicente Massot, ex dueño del multimedio La Nueva Provincia, ahora devenido en La Nueva, dijo en declaraciones a la prensa que con los años 70 hay que hacer como hicieron en Sudáfrica con el Apartheid y llamar a la reconciliación.
Desde H.I.J.O.S. Bahía Blanca repudiaron los dichos del “integrante del gobierno negacionista de cambiemos Nicolás Massot quien ha salido abiertamente a hablar de reconciliación con los genocidas, en clara y abierta confrontación hacia quienes llevamos adelante los procesos de Memoria, Verdad y Justicia y hacia todo el pueblo argentino que ha dado cabales muestras que no tolera la impunidad y que podemos decir que hemos sido orgullo en el mundo en el juzgamiento de genocidas y la lucha contra la impunidad”.
En un comunicado oficial, rubricado por H.I.J.O.S y acompañado por todos los organismos de DDHH bahienses, se refiere a que “Massot es un apellido que a los bahienses y a cualquier ciudadano no le pasa desapercibido. Toda la familia fue parte activa, junto con la iglesia y el Poder Judicial, de los civiles que promovieron, arengaron y se beneficiaron de la dictadura genocida. Son los dueños del pasquín manchado con sangre la nueva provincia, imputados como tal, por delitos de Lesa Humanidad. Aún no han rendido cuentas sobre la muerte de sus dos obreros gráficos Heinrich y Loyola, de los más de 35 casos por los que se imputa su participación y de la acción psicológica que emplearon para llevar adelante el terror en nuestra ciudad. Su causa duerme el sueño de la impunidad y la desvergüenza, con la que la gran familia judicial bahiense los ampara. Sus páginas y editoriales, han mostrado como ningún otro medio, su carácterantidemocrático y golpista, ya hartamente demostrado y expuesto, y que al día de hoy aunque quieran vender que cambiaron, sostienen los mismos lineamientos y prácticas, solo que agiornados. Sin embargo hoy desde esa familia, se valen de una democracia que siempre denostaron, para arengarse impunidad sobre ellos mismos y sus pares civiles, de la misma manera que la utilizó su tío Vicente Gonzalo Massot cuando fue funcionario menemista y reivindicó la tortura; algo que le costó el puesto.
Massot en Bahía Blanca significa poder Real e Impunidad, significa haber sido parte de lo peor y más nefasto de la Argentina, durante el golpe y desde mucho antes también. Desde que su gestación fueron reivindicadores de todos los golpes antidemocráticos, Hoy son parte de este gobierno”.
En ese sentido, también expresaron en el mismo comunicado que “el comparar y querer hacer creer que se pueda imitar un proceso como el de Sudáfrica, es una canallada, que es el doble de significativa, porque no dudamos que el integrante más joven del clan Massot, tiene la suficiente instrucción para saber que eso es inviable de todo punto de vista. Argentina fue un ejemplo mundial en materia de juzgamiento a los propios genocidas, algo que sin dudas Sudáfrica hubiese deseado poder conseguir.
Cuando advertimos que nos gobiernan los civiles de la dictadura que no alcanzamos a juzgar, nos referimos a este tipo de expresiones y por todas las acciones concretas en contra de las políticas de DDHH, con la única finalidad de lograr la impunidad para civiles y militares, cambiando el sentido de la historia”.
Asimismo, una de las fundadoras de H.I.J.O.S de Bahía Blanca, Alejandra Santucho, manifestó que escuchar decir a un Massot que hay que buscar la reconciliación, “es como un dejavú” ya que si bien refiere al joven diputado que es miembro del gobierno actual, podrían ser palabras de cualquier miembro de su familia. “Creo que a los bahienses y a los que conocemos el recorrido de la familia Massot en Bahía Blanca, no nos llama la atención porque siempre fueron iguales”, aseguró.

Poder real y muralla judicial
La familia Massot, detenta el poder en la ciudad a partir de la conformación del multimedio La Nueva Provincia, un poder real, que está detrás del poder político y el judicial. Las páginas del diario fueron históricamente alusivas a las dictaduras y apoyas, convalidadas e inclusive, acompañadas desde la práctica misma y la participación del terrorismo de Estado, puntualmente durante la última dictadura cívico militar.
En referencia a esto, Santucho contó que “a veces, desde sus páginas, les decían que los militares eran tibios. Esta familia, se benefició en los golpes de Estado denostando la democracia. Hoy la utilizan y esa utilización de la democracia tan denostada y vapuleada a lo largo de la historia, ejercen a través del joven diputado Massot. Lo que expresa este diputado, es la ideología de su familia y él mismo afirmó sentirse orgulloso del apellido que lleva y los Massot en Bahía Blanca están imputados por delitos de lesa humanidad por tener dos obreros gráficos asesinados y por los cuales no han dado respuestas ante la justicia; y por ejercer la acción psicológica mediante el cual, según muy bien explicaron los fiscales bahienses Miguel Palazzani y José Nebbia, no hubiera sido posible el accionar de las fuerzas represivas en la región bahiense; y esa fue una ayuda fundamental de la Nueva Provincia, desde sus páginas, para con la dictadura”.
Según consta en la acusación de los fiscales Nebbia y Palazzani efectuada luego de una ardua y exhaustiva investigación, los Massot están involucrados indirectamente en 35 casos, además de estar directamente relacionados con los dos casos de los obreros gráficos del diario asesinados durante la última dictadura; sumado a la acción psicológica mencionada anteriormente. Esos son los tres pilares de la acusación de la fiscalía que tuvo que dar cuenta Vicente Massot, entre 2014 y 2015 y que gracias a la gran familia judicial corporativa bahiense, la causa quedó estancada por falta de mérito. Eso significa que hay que seguir investigando, siendo que sobran pruebas para un juicio oral.
Estamos hablando, indicó Santucho, de alguien que tiene el mismo poder que el que tenía en 1976; en Bahía Blanca, puede parecer que todo funciona por los carriles democráticos, pero el poder lo tienen los empresarios y el poder judicial adicto a ellos. Es comparativo con el caso del Ingenio Ledesma, de los Blaquier, esos empresarios partícipes y cómplices, el sector civil que posibilitó el terrorismo de Estado.
Lo que está haciendo Massot es una defensa propia, de su familia y de los otros civiles partícipes.


IMPUNIDADES
Sobre la cárcel domiciliaria de Etchecolatz y la impunidad
“Las domiciliarias también son impunidad, son impunidad a goteo, son impunidad encubierta, son impunidad cubierta de legalidad, todos sabemos que es impunidad al fin. Estuvieron más de 30 años libres: recordemos que en los 90 se paseaban por la televisión burlándose de los desaparecidos, familiares de hijos, de las Madres”.


RETROCESOS
Sobre la desarticulación de los programas de Memoria, Verdad y Justicia
Sobre los programas que fueron abalados e impulsados por el gobierno anterior, comentó Santucho que ahora están siendo vaciados. La realidad da cuenta de los problemas de financiamiento y para avanzar en todos esos programas se necesita ese dinero.
El trabajo, por ejemplo, que hace el Equipo Argentino de Antropología Forense, se ve muy perjudicado u obstaculizado por el desfinanciamiento de esas políticas de Estado de reparación. Lo calificó como un “retroceso atroz”.

Autor: Redacción EcoDias