DETENIDAS POR PINTAR Locales

Fecha: Martes, 14 Agosto, 2018 - 00:00

Mujeres a la intemperie

El lunes 6 de agosto cinco mujeres integrantes del Frente Feminista Nacional y Popular fueron detenidas en Bahía Blanca. Margarita Itten, Sofía Franeff, Samira Hammer, Micaela Troncoso y Florencia Fuentes, pasaron 13 horas en la comisaría por una pintada: Aborto legal es Justicia Social.

Las vimos salir a la puerta, sonrientes, los brazos en alto, los dedos en V. Todo fue alegría y un alivio que nos aflojó el cuerpo y nos arrancó lágrimas. Llegó a los segundos el momento de los abrazos que de alguna manera echaron un poco de calor al frío del martes 7 de agosto, el día previo a que en el senado se debatiera, votara y no se aprobara el proyecto de interrupción voluntaria del embarazo.
Para verlas salir en libertad esperamos 13 horas y ellas pasaron esa cantidad de tiempo a la intemperie en la comisaría primera de calle Berutti, detenidas por pintar una pared.
El lunes, apenas pasadas las 22 hs., cuando ya habían terminado de pintar el paredón con la consigna en verde “Aborto Legal es Justicia Social" las cinco mujeres integrantes del Frente Feminista Nacional y Popular fueron detenidas en nuestra Bahía Blanca. A Margarita Itten, Sofía Franeff, Samira Hammer, Micaela Troncoso y Florencia Fuentes, se les pidió los documentos, al igual que al compañero varón que estaba con ellas, pero a él no lo detuvieron.
La excusa para la detención arbitraria fue “una denuncia anónima al 911”.
Y de ahí a estar incomunicadas, a querer bajarles la ropa interior para “revisarlas”, a sacarles los cordones.
Tres patrulleros para lo que, si nos ponemos la gorra, sería una contravención; terminó en un derrotero de trece horas a la intemperie hasta que fueron trasladadas a la fiscalía de calle Gorriti.
Ya para las 23hs se comenzaron a agolpar personas en la comisaria. Familiares, compañeras del Frente, de las organizaciones a las que pertenecen, Organismos de Derechos Humanos, dirigentes políticos, integrantes del movimiento feminista local, entre otros.Y así a la intemperie muchas, muchos, pasaron las 13 horas acompañando.
Se supo que el juez interviniente, era Gabriel Rojas, titular del Juzgado Correccional nro. 4 del Departamento Judicial Bahía Blanca, que habría sido puesto en conocimiento de la detención y rechazó que sea una contravención y lo habría enmarcado como delito de daño y de ahí pasó a la fiscalía de Flagrancia en turno y así es que las cinco mujeres pasaron la noche detenidas en un espacio abierto y recién por la mañana fueron trasladadas a la fiscalía, esposadas, donde nuevamente fueron puestas en un calabozo. Recuperaron su libertad cerca del mediodía.
En esta Bahía Blanca, ciudad vigilantey con la historia de la represión de las épocas del terrorismo de estado en los hombros, imposible es pensar una situación distinta a la vivida, por eso también el temor, y las reacciones oportunas y rápidas para evitar que esto pase desapercibido. Desde el momento de la detención se puso en movimiento un mecanismo de difusión que logró sacar el tema hacia medios de nivel nacional. Y así redes, portales web, diarios, radios y tv se hicieron eco de la detención de las militantes a un día del debate en el senado.
Con el correr de las horas y los días, vamos cayendoen la dimensión de lo que pasaron nuestras cinco mujeres, y sabemos que no importaba el paredón, que la detención fue por ser mujeres y por estar pintando a favor del aborto legal.
Ese mismo día dos hechos de violencia a mujeres en la ciudad se sucedieron con diferencia de horas y de atención, una de ellas encontrada desnuda en un descampado.
Así con esos datos nosotras vamos entendiendo, y sobreviviendo a la metáfora grosera de la intemperie, porque así estamos las mujeres en esta sociedad: a la intemperie, desprovistas de todo resguardo, sin techo ni protección. Sufriendo las inclemencias a las que somos sometidas en este sistema patriarcal y machista. Un sistema que no afloja al momento de disciplinarnos.
Estamos, las mujeres, a la intemperie en este clima de conservadurismo profundo y reavivado, donde el espacio público y la expresión de ideas es una afrenta doble si sos mujer.
Esta vez nuestra idea quedó plasmada en una pintada, en un paredón a la intemperie, “Aborto legal, es Justicia Social”. Y ya está cerca, cada vez más cerca, que el derecho al aborto seguro legal y gratuito quede plasmado en la ley.
Y es que lo que le aterra al sistema patriarcal y sus amparadores es que aun en esa intemperie que nos imponen, ahí en medio, hemos podido generar lazos y entretejer nuestras luchas por cada uno de los privilegios machistas que vamos volteando y cada uno de los derechos que vamos obteniendo.


COMUNICADO
Liberaron a nuestras 5 compañeras detenidas e incomunicadas arbitrariamente durante 12 horas por realizar una pintada a favor del derecho a la interrupción voluntaria del embarazo bajo la consigna: Aborto Legal es Justicia Social.
Alrededor de las 23hs del lunes 6 de agosto cuando ya habían finalizado la actividad fueron interceptadas por efectivos de la policía bonaerense que les pidieron sus documentos, ellas accedieron a exhibirlos y sin embargo las llevaron detenidas a la Comisaría 1º manteniéndolas incomunicadas y en un calabozo.
Lo que en un primer momento se caratulo como una contravención y por lo cual se esperaba la inmediata liberación, posteriormente se lo catalogó como delito por daños a la propiedad privada por decisión del juez en lo correccional Gabriel Luís Rojas. Por lo tanto, pasaron toda la noche a cielo descubierto y fueron trasladadas en la mañana del martes 7 a la Fiscalía Nº15 a cargo de la Paula Pojomovsky, siendo dejadas en libertad cerca del mediodía.
Este es un claro caso de violencia institucional, patriarcal y machista. Por un lado, por parte de la policía quien solamente deja detenidas y les inicia causa a las cinco mujeres y no así al varón que las acompañaba, así como también pidiéndoles que se saquen la ropa interior para revisarlas. Y por el otro, a través del accionar injustificado con el objetivo aleccionador y disciplinador por parte del poder judicial.
Transformar en delito una actividad habitual y esperable dentro del Estado de Derecho como es realizar pintadas y pegatinas en las calles de la ciudad por partes de los diferentes actores y actoras de la sociedad civil es un mensaje peligrosísimo. Nos pone en situación de preocupación y alerta a todas, todes y todos.
No vamos a permitir el avasallamiento a las libertades individuales, el abuso policial y la criminalización de las intervenciones en el espacio público. Las fuerzas de seguridad y el poder judicial no pueden cuidar más a los paredones que a las pibas. En la madrugada y mientras seguía la vigilia frente a la comisaría pidiendo la liberación de las compañeras, era encontrada semidesnuda e inconsciente una mujer producto de un ataque sexual.
Pintar una pared y reclamar un derecho no es un delito.
Nos quieren amedrentar, doblegar, callar. Ni lo sueñen ni lo intenten, la marea violeta y verde es inevitable e irreversible. Al patriarcado lo bajamos entre todas. Estamos juntas, en sororidad, empoderadas, somos poderosas.
Agradecemos infinitamente al movimiento feminista en su conjunto, a las distintas organizaciones de mujeres de la ciudad y a la Coordinadora por el Aborto Legal Bahía Blanca que no solo estuvieron haciendo el aguante durante toda la noche, acercando abrigo y comida para las compañeras y quedándose hasta la liberación en la calle, sino también por la gran difusión por las redes sociales.
También queremos darles las gracias al abogado de las compañeras, al defensor oficial, a las diputadas y los diputados nacionales y de la provincia de Buenos Aires, concejales y concejalas, organismos de derechos humanos, partidos políticos, sindicatos y agrupaciones sociales que nos acompañaron en todo momento.
América Latina va a ser toda feminista.
Aborto legal, seguro y gratuito. Será ley.

Frente Feminista Nacional y Popular

Autor: Por Natalia Carabajal Figueroa