FERIA DEL LIBRO Cultura

Fecha: Miércoles, 23 Mayo, 2018 - 00:00

Los experimentos del Balseiro asombraron

Desde 2005, físicos e ingenieros del Instituto Balseiro viajan desde Bariloche a Buenos Aires para mostrar experimentos en la Feria Internacional de la Feria del Libro. Este año, durante cuatro días, hasta este lunes 7 de mayo, desplegaron experimentos de magnetismo, radiaciones, luz y telecomunicaciones. El público respondió a salón lleno.

“Es magia”, dice una de las integrantes de la familia Robinson en uno de los capítulos de la remake de la serie “Perdidos en el espacio” ante el fenómeno de la electricidad estática. Su hermanito le responde seriamente: “Es ciencia”. Ese mismo intercambio de ideas se escuchó una y otra vez durante los cuatro días que duró la participación del Instituto Balseiro en la Feria Internacional del Libro.
La luz de un láser, el ruido de un timbre activado por imanes y un detector de radiación para medir las emisiones naturales de la sal de mesa baja en sodio fueron algunos de los artilugios con los que un grupo de seis estudiantes y docentes del Balseiro buscó despertar chispazos de curiosidad en los visitantes de la muestra.
“El asombro genera interés. Con nuestros experimentos buscamos traccionar el interés de alguien que viene de mirar libros sobre otros temas. Cuando el público ve nuestros experimentos, despierta su curiosidad y busca entender de qué se trata el fenómeno que le estamos mostrando y que explicamos de forma sencilla y entretenida”, cuenta Patricia Mateos, responsable de la participación del Instituto Balseiro en la Feria del Libro.
Así, cientos de chicos y grandes visitaron del 4 al 7 de mayo el stand del Balseiro, en el espacio “Zona Explora” del Pabellón amarillo de la feria. “Participamos desde hace 13 años en este espacio, invitados por la Fundación Solydeus y con el apoyo de la Comisión Nacional de Energía Atómica y la Universidad Nacional de Cuyo, las dos instituciones de las que depende el Instituto Balseiro”, destacó Mateos, que es secretaria de extensión del Balseiro y jefa de la Sección de Divulgación de Ciencia y Tecnología (SeDiCyT) del Centro Atómico Bariloche.
“Además de curiosos por aprender con nuestros experimentos, recibimos a muchos estudiantes con consultas sobre la oferta académica del Instituto Balseiro. Ellos pudieron hablar con fuentes de primera mano: los estudiantes y docentes que fueron los expositores de nuestro stand. A los que no pudieron venir este año, los esperamos en 2019”, agregó la Licenciada en Física y divulgadora científica.
Durante los cuatro días que duró la exposición de experimentos del Balseiro, se pudo escuchar exclamaciones de asombro de grandes y chicos, que se entremezclaban con otros sonidos: timbres, risas y un ruido de fondo importante: los murmullos de la gente que recorría los numerosos pasillos y pabellones de la feria.
“Acá en la propuesta del Balseiro primero vimos los experimentos de medición de la radiación de distintos objetos. Después vimos cómo funciona la fibra óptica, que uno la usa permanentemente y no sabe cómo es la cuestión. Así que nos desasnamos, fue muy interesante”, contó el padre de una familia de cuatro integrantes que se acercó a la muestra.
Una visitante de la provincia de Chaco, que además estaba presentando su primer libro como autora en la feria, también visitó la muestra y comentó: “Gracias por mostrarnos estos experimentos. Conocía de nombre el Instituto, nunca había visto una presentación. Aquí aprendí sobre la luz, la comunicación y cómo se puede ayudar a progresar como sociedad, así que me gustó mucho”
Si bien los experimentos se fueron adaptando a cada público, los niños fueron los grandes protagonistas de la muestra. Qué es la luz, qué es un arcoíris, qué es un láser eran algunas de las preguntas disparadoras que dejaban mudos a muchos adultos. Y, con su desinhibida naturaleza, los chicos respondían con sus ideas.
“Aprendimos sobre los imanes y cómo se podía hacer la electricidad. También miramos que si tenemos un parlante, le conectamos un cable y una botella de plástico, podemos escuchar la radio”, contó uno de los pequeños visitantes, de unos 5 años de edad que estuvo observando los experimentos de magnetismo y electricidad.
El lunes 7 de mayo, el Balseiro brindó además un taller de capacitación para docentes en el 18º Foro Internacional de Enseñanza de Ciencias y Tecnologías que se realizó en el marco de la feria. Participaron alrededor de 30 docentes de distintas escuelas secundarias y universidades. “El taller fue sobre la temática de radiaciones en la vida cotidiana. Los participantes hicieron muchas preguntas. Hubo mucha sed de aprender”, sintetizó Lourdes Torres, docente del Balseiro.
Al igual que en 2017, el Balseiro realizó una cobertura en vivo sobre los experimentos en la Feria del Libro para redes sociales. Así, cualquier persona desde cualquier lugar del mundo pudo mirar videos y fotos de los experimentos en las cuentas del instituto en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.
En un mundo digital en el que las pantallas parecen dominar por sobre el papel, la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires busca atraer a los lectores con distintas propuestas. Así, además de tinta impresa y sus autores, suelen encontrarse, entre sus pasillos, lecturas, recitales y otras actividades artísticas. En ese mega combo de expresiones basadas en las palabras, los experimentos “cara a cara” del Balseiro fueron una refrescante propuesta. ¿Es magia? Es ciencia. O quizás un poco de ambas.

Autor: Fuente: Prensa Instituto Balseiro