Economía solidaria Economía social

Fecha: Lunes, 11 Junio, 2012 - 14:24

Lo que no se escribió

Los medios capitalinos e incluso los locales dieron amplia cobertura a la polémica en torno a la reforma tributaria impulsada por el gobierno bonaerense. Todos pusieron el foco en el revalúo fiscal a las propiedades de los terratenientes. Sin embargo, salvo contadas excepciones, no dieron tratamiento de uno de sus puntos: la carga tributaria en Ingresos Brutos que se pretendía imponer a las cooperativas. ¿Qué pasó, finalmente?

El revalúo fiscal de las grandes extensiones de tierra que poseen un puñado de terratenientes de la provincia de Buenos Aires, propuesto a la Legislatura bonaerense por el Ejecutivo, fue objeto de cobertura y debate de los medios locales y nacionales. Cada uno, desde su postura: desde los que marcaban la necesidad de la actualización de valores a aquellos que la calificaban como “impuestazo”.
Pero, más allá de ese debate, existía en el proyecto de Reforma Fiscal impulsado por el gobernador bonaerense Daniel Scioli una iniciativa que proponía eliminar la no sujeción de las empresas cooperativas respecto del impuesto a los Ingresos Brutos.
EcoDias ha dado cobertura al tema y también reflejó la opinión de cooperativistas y letrados en torno al mismo. De acuerdo a los artículos 24, 26 y 27 del proyecto original, la reforma tributaria impulsada por el gobernador Scioli perjudicaría a las cooperativas, afectando sobre todo a las de consumo pero también a las agropecuarias y a las de trabajo.
La propuesta de imponer una carga tributaria de tal carácter a las operaciones que las empresas cooperativas realizaren entre sí y con sus asociados amenazaba violar el artículo 41 de la Constitución de la provincia de Buenos Aires, que indica que “la provincia otorga a las cooperativas un tratamiento tributario acorde con su naturaleza”.
También resultaba contradictoria respecto de lo expresado por el principal mandatario bonaerense, al visitar la ciudad en marzo pasado, cuando asistió a un acto organizado por la Cooperativa Obrera en celebración del Año Internacional de las Cooperativas, instituido por las Naciones Unidas.
En dicha oportunidad, el gobernador se comprometió a respaldar el crecimiento del sector y ponderó el crecimiento de la empresa social bahiense, extendida en tres provincias.

Voces en contra
Ante este cuadro de situación, los reclamos del sector cooperativo no se hicieron esperar. “Scioli vino a Bahía Blanca y se comprometió a apoyar nuestro crecimiento, pero cuando se volvió a La Plata nos sorprendió con esta reforma que pretende frenar el desarrollo de nuestras empresas de consumo en la Provincia”, recordó hace una quincena el dirigente Rubén Masón, titular de la Federación Argentina de Cooperativas de Consumo (FACC) y contador de la Cooperativa Obrera.
Con estas expresiones, Masón sumó su voz a las de otras entidades federativas del sector, como la Confederación Intercooperativa Agropecuaria (Coninagro), la Confederación Cooperativa de la República Argentina (Cooperar) y la Federación de Cooperativas de Electricidad y de Servicios Públicos de la provincia de Buenos Aires (Fedecoba), todas opositoras a los mencionados artículos de la proyectada reforma fiscal.
“Como no pueden sacar una ley para gravar a una entidad, buscan crear un atajo gravando a las ventas por menor. La presión es de la ministra de Economía (Silvina Batakis), de la Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires (ARBA) y de la Federación Económica Provincial. Muchos están preocupados por el crecimiento de nuestra Cooperativa en Mar del Plata. Ese es el trasfondo, pero están perjudicando a todas y quieren hacer pagar a la gente los costos del déficit que sufre la provincia”, agregó Masón en aquella oportunidad. También lamentó “no poder acceder al gobierno provincial”.

Todo en paz
Luego de la polémica desatada en torno al revalúo fiscal de las propiedades de los terratenientes bonaerenses y tras la firma de un decreto por parte del gobernador Scioli, finalmente el Parlamento bonaerense trató el proyecto de reforma fiscal enviado el último día del mes pasado.
Aunque las primeras versiones indicaban que la intención del oficialismo era votarlo a libro cerrado, en el recinto los legisladores Frente para la Victoria (FpV) cumplieron con la palabra empeñada al cabo de intensas tratativas de los dirigentes del sector cooperativo y excluyeron del tratamiento a los artículos que eliminaban la no sujeción en Ingresos Brutos a las empresas sociales.
Por tanto, la norma finalmente aprobada en la Legislatura provincial no modifica la actual situación fiscal de las cooperativas radicadas en la provincia de Buenos Aires.
Es decir que, tras el acuerdo previo alcanzado con los diferentes espacios políticos con representación parlamentaria, las operaciones realizadas entre las cooperativas constituidas conforme con la Ley nacional 20.337 y sus asociados en el cumplimiento del objeto social y la consecución de los fines institucionales no serán contempladas ni por los impuestos a los Ingresos Brutos ni por los impuestos de sellos, tal como lo ha establecido la ley provincial 13.360, sancionada en julio de 2005 en aplicación del citado artículo 41 de la Constitución bonaerense.

Autor: Redacción EcoDias