Opinión

Fecha: Martes, 11 Abril, 2017 - 00:00

Lo que no nos debe pasar

Muchos extranjeros -incluyendo gobiernos de otros países que nos conocían y comerciaban con nosotros- se asombran viendo como en menos de un año se destruye un país.
La mayoría -51 por ciento- le dio el voto, no es cuestión de culpar al pueblo: “nos equivocamos”.
Se que estamos muy mal, tengo 91 años, soy jubilado (hasta los remedios nos quitan).
Soy una lechuza muy cascoteada políticamente.
Tengo la mala costumbre de no callarme la boca… Ayer escuché a Maduro, la derecha a nivel mundial se ha unido y cualquier país que intente una política que tenga como objetivo satisfacer las necesidades de su pueblo es atacada; de adentro por las derechas y desde afuera por las derechas.
La batuta y quien dirige todo en todos lados, lo sabemos, es el gobierno de Estados Unidos.
La batalla entre países ricos y países pobres, a medida que la crisis mundial del sistema capitalista se profundiza, va convirtiendo la lucha entre pueblos y gobiernos.
Estados Unidos, Alemania, Francia, Inglaterra, Italia, etc., tienen dentro de sus países sus propias crisis.
Sorprendió al mundo, la compra a tal escala de armamento que hizo la Argentina, sin siquiera existir una “hipótesis de conflicto” con nuestros vecinos.
Vi una película (tipo documental) de la primera guerra mundial. La vida durante años en las trincheras, cómo vivían los soldados, qué comían, defecaban en la misma trinchera y con sus manos tiraban sus excrementos fuera de la trinchera.
¿Cómo fueron arrastrados millones de hombres? ¿Por qué luchaban? ¿Qué defendían? ¿Cómo daban sus vidas para defender a los ricos y a sus gobiernos?
Anticipo mi presunción, las armas adquiridas tienen como destino primero crear un conflicto y luego atacar a Bolivia.
En la historia argentina conocimos la vergonzosa Guerra de la Triple Alianza: (Argentina, Brasil, Uruguay contra Paraguay).
Maduro lo dijo: Venezuela está siendo atacada desde varios frentes. Acusó al gobierno de Estados Unidos, no a su pueblo.
Tampoco yo culpo a mi pueblo haber votado a Macri. Es cierto: nos equivocamos.
Lenin en sus últimos momentos se preguntaba: ¿En qué nos equivocamos?
Toda revolución comete errores, a veces con excesos.
El arte de un buen revolucionario (marxista, leninista, maoísta) consiste en descubrir esos errores, corregirlos y llevar adelante la revolución.
En los próximos días se darán otras batallas en Argentina.
El pueblo contra el gobierno, expongo mi pensamiento.
Vimos lo que pasó en Grecia, lo que pasó en España, temo que nos pase lo mismo. La derecha burguesa se apoderó del triunfo que les correspondía a sus pueblos.
Vamos a elecciones de legisladores en octubre.
Si después de tanto sacrificio y lucha el pueblo elige a candidatos poco confiables y de la burguesía, nada hemos aprendido.
Como pueblo se nos pretenderá “enroscar la víbora”.
Lo que tenemos como gobierno y la oposición burguesa sea Congreso, Justicia (radicales, peronistas, macristas), huele a podrido.
Ojalá sepamos encontrar el rumbo.
Pueblo mío: “No sé si de mi te acordarás; pero olvidarme de ti, eso nunca jamás”.

Autor: Por Aron Berstein