COMPROMISO Cultura

Fecha: Miércoles, 6 Enero, 2021 - 00:00

Llevan la ciencia a los hogares

El Museo de Ciencias de Bahía Blanca celebró su 28º aniversario y profundizó los lazos comunitarios desde la virtualidad.

Desde el comienzo del aislamiento social, preventivo y obligatorio, la entidad municipal trasladó sus actividades a las plataformas digitales de comunicación. Con el objetivo de continuar presente, generó acciones educativas, de concientización y entretenimiento a partir de dinámicas en redes sociales.
“Fue un año completamente atípico, en ningún momento el museo dejó de trabajar. Tuvimos que pensar de una manera diferente, lo mismo que los otros Museos, que debimos encontrar otra forma de transmitir a partir de las redes sociales que tuvieron tanto auge en cuarenta. En todo el año tratamos de no parar y de mantener vivo el concepto de un Museo diferente pero siempre en contacto y presencia con la gente”, indicó su coordinadora, Liliana Dascanio.
Asimismo, agregó que “pudimos hablar de otros temas, no solamente de patrimonio sino además de la temática ambiental que es un fuerte para nosotros. Y algo que salió de lo común y tenía que ver con lo cotidiano donde mostramos lo que hicimos desde las casas. Por ejemplo, restaurar una maqueta de un dinosaurio, sembrar semillas”.
Estuvieron en contacto con la Escuela Primaria Nº 48 del paraje La Hormiga, con quienes vienen realizando una tarea de larga data. “Hicimos de nexo del proyecto ProHuerta del Inta y el proyecto Semillateca, las docentes les acercaron a las familias, semillas, videos, conocimiento acerca de cómo utilizarlas”, añadió. Pese a la incertidumbre de lo que devendrá en el 2021 debido a la emergencia sanitaria, desde el museo están planificando nuevas actividades para desarrollar de forma presencial y al aire libre.
“Estuvimos organizando un proyecto de compostaje comunitario y si la gente del barrio se engancha va a ser una linda iniciativa de educación con una fuerte impronta medioambiental”. El proyecto “El Museo visita tu escuela” podría transformarse en una iniciativa para las plazas, con el deseo de poder concientizar sobre la riqueza de las plantas nativas, como patrimonio natural local. Durante la pandemia, estos contenidos fueron transmitidos de manera virtual, en algunos casos en función de lo que las y los docentes necesitaban. El material fue enviado por whatsApp o por correo electrónico.
De esta manera, el Museo de Ciencias enfrenta los desafíos venideros y continúa implementando formas nuevas y efectivas para popularizar las ciencias en todas sus perspectivas y los temas relacionados con la protección y el uso sustentable del medio ambiente.

Casi tres décadas
El Museo de Ciencias surgió en 1992 por la división del antiguo Museo Histórico y de Ciencias Naturales, hoy dependiente del área Cultura del municipio. Desde su creación fue concebido como un espacio dinámico e interactivo que debía nuclear a las más variadas ramas de las ciencias.
Se constituye en la plena de acción, caracterizada por el compromiso y aventura de quienes lo llevan adelante e impulsan sus iniciativas. Busca involucrar al público a través de la comunicación y el desarrollo de un vínculo emocional provocando reflexiones, interrogantes y un sentido de indagación que movilice a la búsqueda de información y enriquecimiento personal en relación a las temáticas abordadas.
Asimismo, es un espacio abierto a su entorno desde lo expositivo y abierto a la comunidad desde lo conceptual. Un lugar donde la vivencia es participativa, dinámica, generando una experiencia vital, donde las ideas educativas y entretenidas trabajen conjuntamente. En este sentido, a lo largo del tiempo ha emprendido múltiples proyectos para vincular ampliamente a la institución con la comunidad.

Autor: Redacción EcoDias