COMPROMISO INSTITUCIONAL Educación

Fecha: Viernes, 19 Marzo, 2021 - 00:00

Las escuelas se preparan para los desafíos educativos del 2021

Colegios públicos y privados de la ciudad vienen desarrollando diversas estrategias organizativas en pos de procurar el bienestar docente, estudiantil y de las familias.

Con el advenimiento de la emergencia sanitaria, la labor de las escuelas y sus equipos docentes y directivos se puso de relieve por la gran importancia en tanto el rol que ocupan en el acompañamiento y contención social, más allá de lo estrictamente pedagógico. Las instituciones escolares, tanto públicas como privadas, tuvieron que adaptar sus estructuras organizativas abruptamente para trascender su función social, incorporar de forma rápida y eficiente las nuevas herramientas tecnológicas, y continuar garantizando la calidad educativa. El inicio de la transformación fue posible, gracias al esfuerzo mancomunado de trabajadores y trabajadoras que las conforman.
En el caso de la Escuela de Educación Secundaria N° 24, “hemos podido generar en la escuela las condiciones para poder asegurar la presencialidad de doce secciones, de primero a sexto a la mañana y de primero a sexto a la tarde. El turno tarde tiene tres secciones, segundo año, quinto y sexto que van a ser presencial completo, esto quiere decir que no se divide el curso en burbuja A y B porque la cantidad de chicos no excede el límite del aula”, dijo la directora del establecimiento educativo, Denise Moschetti.
“El resto de los cursos se dividieron en dos grupos y una semana van a hacer de manera virtual completa el grupo A mientras que el grupo B lo hace de forma presencial, y viceversa. Lo que hemos generado dentro de la escuela para el trabajo virtual es que la pudimos dotar de webcams, de computadoras y dos líneas de internet”, añadió.
Asimismo, la docente enunció: “Es un gran desafío, la bimodalidad presencial y virtual, el poder generar las condiciones y acompañar al alumnado, el poder recuperar el habitar la escuela y caminarla nos llena de esperanza de volver a tenerlos en la escuela, recorriendo los pasillos y las aulas. Cuando empezamos el 17 de febrero con algunos que tenían que compensar en las aulas, nos invadió una gran felicidad de volver a verlos”.
“Después con todas las medidas de seguridad que también pudimos hacer que la escuela tenga para estar cuidados y cuidadas. Va a ser muy dinámico, no va a ser lineal. Esto está de alguna manera compensado y trabajado también desde la propuesta pedagógica que invita a pensar cómo se puede trabajar desde un lugar más colaborativo y más interdisciplinario”, indicó.
“Tuvimos un muy buen año, lejos de todas las complicaciones que hemos tenido todas las escuelas, la organizacional, la emocional y el estar en casa permanentemente, el poder organizar el equipo docente y también trabajar de la mano con las familias. Casi el 90% de los chicos de nuestra matrícula aprobó las materias, tuvo una continuidad pedagógica pero con un nivel de trabajo docente tremendo”, concluyó la directora respecto al balance que dejó el 2020.

Otro caso
El Colegio Americano es de educación privada. Su directora, Andrea Mabres explicó: “Comenzamos las clases y tenemos presencialidad dado que es un colegio pequeño, tenemos clases todos los días del mes con aproximadamente quince estudiantes en cada grupo. Los chicos con muchas expectativas, muy contentos, las familias también muy agradecidas en la organización y expectantes de lo que va a pasar, y con ciertos miedos respecto al futuro o a lo que sucederá con la pandemia”.
Con orientación en Arte y Música, los proyectos se expanden en relación con el quehacer cultural del estudiantado. “Estamos esperando con expectativas respecto a toda la oferta artística y cultural que hay en la ciudad y ver qué es lo que se va a abrir. Por otro lado, en cuanto a la cuestión interna esperamos seguir cumpliendo con los protocolos, el seguir cuidándonos para mantener la presencialidad”, agregó.
Asimismo, remarcó el rol de la institución escolar: “La escuela siempre va a más allá de lo académico. Tiene una función social muy importante, es una unidad y encuentro social para estudiantes y las familias. Es donde se hacen los primeros grupos sociales, las primeras amistades que hasta a veces duran toda la vida. La escuela cumple una función integradora también es un lugar seguro donde estudiantes tienen siempre un lugar en el que estar. Es el espacio en el cual aprender valores sociales, la convivencia, la solidaridad, el compartir”.
Finalmente, la directora reseñó las dificultades: “Venimos teniendo problemas de matrícula y esto es un problema que tienen muchas escuelas privadas, muchos papás y mamás de clase trabajadora han perdido su empleo, o les han bajado las horas de trabajo. Por eso, estamos con una dificultad económica importante”.
“El 2020 se pudo hacer muy poco pero siempre hacemos proyectos solidarios desde la materia de Construcción de la Ciudadanía. Por ejemplo, hemos estado conectados con algunas escuelas especiales y merenderos donde estudiantes iban con profesores de Música a hacer algunas actividades sociales y/o recreativas sobre todo desde la música”.
La adaptación tecnológica y protocolar de las escuelas como así también la del equipo directivo y docente ante el contexto de emergencia sanitaria y el escenario digital, continúa desarrollándose con dedicación, organización y profesionalidad. En ese marco, se destaca el trascendental rol del equipo directivo, de las y los docentes, y el apoyo de las familias y la comunidad para enfrentar los desafíos que propone el nuevo ciclo lectivo.

Autor: Redacción EcoDias