Opinión

Fecha: Martes, 27 Marzo, 2018 - 00:00

Las elecciones en Rusia

El 18 de marzo el triunfo de Putin fue abrumador. Si a ese sufragio le sumamos los 11 puntos del Partido Comunista ruso y, si agregamos que en Chechenia obtuvo el 90% de los votos, no queda ninguna duda del nivel de apoyo recibido.
Putin pasó a ser lo que en 1940/45 (segunda guerra mundial) sus líderes fueron Roosevelt (Estados Unidos), Churchill (Inglaterra) y Stalin (Rusia).
En 2018 se vuelve a repetir el liderazgo mundial de otros tres personajes: Trump (Estados Unidos), Xi Ximpin (República Popular China) y Vladimir Putin (Rusia).
Mis primeras impresiones… La tierra, único planeta al que le conocemos vida y que tiene al hombre como protagonista, atraviesa el último momento muy particular. El sistema que adoptó como forma de vida -el capitalismo- no tiene respuestas. El hombre, pese a su protagonismo, aún no resolvió la contradicción, su propio destino como “ser humano”.
No sólo cae el sistema: nos arrastra a todos los que vivimos en él, pero los pueblos que componen la parte principal de la humanidad, no han alcanzado todavía a concretar su futuro próximo.
Entre lo viejo que se niega a desaparecer y lo nuevo que nace, coloco a Rusia entre los países y pueblos que crearán un nuevo orden económico mundial y sigo creyendo que, si bien la ciencia y la tecnología serán poderosos factores, si no cambiamos al hombre (ser humano) nada nuevo y beneficioso para los pueblos ocurrirá.
Una de las formas elegidas por todos los países son las elecciones, cada tantos años se realizan para producir cambios.
El sistema actual -en franco retroceso- no aporta ni admite que su ciclo histórico está concluyendo.
Hoy el mundo está dominado por 200 países que aportaron gobiernos burgueses-capitalistas. Los pueblos del mundo están llegando a la conclusión (impuesta y forzada) de que el modelo actual ya no sirve ni satisface las necesidades de los pueblos, su cambio es inevitable.
Si Lula triunfara en las próximas elecciones en Brasil y nosotros en la Argentina tuviéramos lo que yo denomino “gobierno popular”, tengo la impresión de que eso también ocurriría en muchos países de América Latina.
Los hechos que acontecen en cada pueblo me dicen que no serán los mismos gobiernos, como México y Colombia.
Rusia no será la misma, y China ni qué hablar.
¿Qué es la Argentina (mi país), dentro del conglomerado terrestre?
Hemos caído en un agujero negro y el pueblo paga las consecuencias.
Si logramos contener las guerras actuales y futuras, también nosotros volveremos a ver el sol.

Autor: Por Aron Berstein