Honorable Concejo Deliberante Locales

Fecha: Lunes, 8 Agosto, 2011 - 19:51

La región, al Orden del Día

El cuerpo legislativo sesionó el jueves 4. El plenario resultó el primero luego del receso invernal y fue abierto con la presentación del ex concejal José Sabatini en la Banca 25, dispuesta para el uso ciudadano. Sabatini opinó sobre las perspectivas y necesidades que abre el proyecto de regionalización impulsado por Santiago Montoya, que se encuentra ahora el estudio en la legislatura bonaerense.

Tras una semana de receso invernal, el Honorable Concejo Deliberante (HCD) retomó el desarrollo de su periodo legislativo para 2011, dando cumplimiento a la decimoséptima sesión.
El plenario contó con la asistencia de la totalidad de los concejales y fue presidido por la titular del cuerpo, la edil peronista Marta Castaño. Medio centenar de proyectos fueron tratados durante el encuentro, cuya apertura marcó la presentación del ex concejal José Sabatini en la Banca 25, es decir aquella prevista para la expresión de los ciudadanos que no forman parte de los representantes legislativos electos.

Apuesta por la integración
La disertación de Sabatini estuvo vinculada al proyecto de regionalización de la provincia de Buenos Aires impulsado por el presidente del Grupo Banco Provincia Santiago Montoya, que el gobernador Daniel Scioli ya envió a la legislatura bonaerense para su estudio y tratamiento.
“Creo que es un proyecto interesante, que debería ser apoyado. Pero creo que el Concejo debe avanzar mucho más allá de eso. Porque como está el proyecto, va a ser una regionalización centralizada”, objetó Sabatini. “Es lógico, es lo que la Provincia puede hacer ante la falta de iniciativa que hemos tenido. Y me incluyo porque he sido concejal”, subrayó.
Acto seguido, realizó una introducción a la historia regional, enfatizando el rol ocupado por Bahía Blanca en su centralización portuaria, reservando para los pueblos cercanos el rol de meros acopiadores de materias primas hasta su despacho a Europa.
Por otra parte, añadió que por la centralización económica y eventualmente administrativa que podría caberle, “a Bahía Blanca le va a pasar exactamente lo mismo” que a la Capital Federal con su Gran Buenos Aires. “Prueba de ello es que la Capital Federal y el Gran Buenos Aires son un tercio de la población del país. Y Bahía Blanca es un tercio de la Sexta Sección”, ejemplificó.
En tal sentido, consideró que “de esta realidad compleja surge evidentemente la necesidad de una mayor integración regional y cooperación municipal y, ante este estado de cosas, hoy el proyecto regional tiene la oportunidad de surgir con fuerza con el apoyo de los sectores públicos y privados, abriendo así oportunidades para una nueva geografía económica y social”.
En esa línea, sostuvo que debe ser el propio distrito de Bahía Blanca quien muestre iniciativa por lograr una efectiva integración con la zona, que incluya las potencialidades de todos los distritos vecinos. Como ejemplos, mencionó los casos del potencial turístico de la comarca serrana, las costas montehermoseñas y las lagunas de los distritos de Adolfo Alsina y Puan.
Finalmente, se permitió discrepar del proyecto de ordenanza que el año pasado elaboró el anterior presidente del HCD, Marcelo Ciccola. El hoy responsable del área de Desarrollo Social impulsó la idea de formar un “Consejo de la Bahía”, conformado por los presidentes de los concejos deliberantes de los distritos de la región. Sin embargo, la iniciativa preveía que en un primer momento estaría abierto a tan sólo dos, además del bahiense: Coronel Rosales y Villarino, dejando abierta la posible incorporación de nuevos miembros en instancias sucesivas.
“El habitante de la región interpretó que Bahía Blanca se quería adueñar de eso. Pero más allá de que se le haya puesto el nombre por la ría de la Bahía Blanca, tampoco es bueno: porque se pueden juntar Tornquist y Coronel Suárez y armar el ‘Consejo de las Sierras’ o Adolfo Alsina, Guaminí y Puan y formar el ‘de las Lagunas’”, ejemplificó finalmente.

Donaciones
Entre otros puntos aprobados por el cuerpo deliberativo en su sesión del jueves 4 de agosto pasado, se destacan dos donaciones de inmuebles. Una tendrá como beneficiario al Arzobispado, que se quedará con el sito en la intersección de las calles España y Emilio Rosas. El otro, que involucra a un edificio situado en la esquina de Álvarez Jonte y La Pinta, tiene como destinatario a la Dirección General de Cultura y Educación bonaerense, que construirá allí una escuela secundaria.
Por mayoría se aprobaron, además, dos proyectos de resolución vinculados a pedidos de informes. El primero tendrá como destinataria a la Subsecretaría Legal y Técnica del Municipio, que deberá remitir al cuerpo el dictamen acerca de los trabajadores precarizados.
El otro da luz verde a un pedido institucional de información al Consorcio de Gestión del Puerto de Bahía Blanca, a quien se le solicitará que remita al HCD la presentación realizada por la petrolera YPF para la ubicación de una planta regasificadora en Puerto Cuatreros.

Honrar la vida
El lunes 1 de agosto pasado, el recinto de sesiones del HCD albergó una reunión entre la presidenta del cuerpo Marta Castaño, concejales de distintas bancadas, el titular de la Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC) Fabricio de Arriba Arévalo, jubilados y representantes de compañías funerarias y de seguros de la ciudad.
El objetivo del encuentro fue realizar un primer acercamiento al análisis de viabilidad del proyecto que, bajo el lema “Honrar la Vida”, fue presentado al HCD por un grupo de estudiantes de Abogacía de la Universidad Nacional del Sur, en el marco del concurso “Legislando por la ciudad”, organizado por el Departamento de Derecho de la casa de estudios y el cuerpo deliberativo local durante la primera mitad del año.
El mismo propone que el municipio ofrezca un servicio de sepelio digno para personas carenciadas, poniendo en igualdad de condiciones a todos los bahienses en tan doloroso momento. Como financiación, los autores del proyecto plantearon la afectación de montos recaudados a través de la tasa de Alumbrado, Barrido y Limpieza.
A futuro, la iniciativa prevé que parte de los montos surgidos de la mencionada carga impositiva contribuyan a la adquisición o edificación de un inmueble propio donde se pueda prestar el servicio de sepelio para aquellas personas que no pueden acceder a él en forma particular.
“Debemos reconocer que existe un segmento de la sociedad que pese a que el municipio trata de cubrirlos en esa instancia, no es justamente mediante el servicio que uno desearía tener para un familiar cuando no hay una capacidad económica. Creo que hay un nivel de dolor que se debe considerar para todos”, reflexionó Marta Castaño al cabo de la reunión.

Autor: Redacción EcoDias