PARA JÓVENES Cultura

Fecha: Miércoles, 23 Mayo, 2018 - 00:00

La palabra creativa

La lectura y la escritura son formas de exploración de la literatura, un taller para adolescentes que se animen a la expresión.

La Biblioteca Rivadavia ofrece un nuevo espacio destinado a adolescentes entre 13 a 18 años, "Escritura creativa" es un taller introductorio, que se dicta los días miércoles en la sala Juvenil de la institución de Avenida Colón 31, y contará con ocho encuentros.

A disponerse
"Lo pensé como un taller introductorio, me gusta trabajar con adolescentes y jóvenes porque están ávidos por conocer y leer nuevos autores y también porque son muy creativos y más arriesgados formalmente que los adultos", describe la profesora Eva Murari, quien está a cargo del taller y cuenta con una vasta experiencia con alumnas y alumnos de la escuela secundaria. El objetivo es potenciar y construir competencias, herramientas e ideas alrededor de la escritura. "Vamos a trabajar a partir de textos de poetas contemporáneos y otros del siglo XX, a través de la experimentación con el lenguaje, sabiendo que estamos trabajando con un material que es de todos y que toda escritura es de alguna manera una reescritura, la intención es encontrar nuestra manera de decir lo que queremos decir".
La selección de materiales conlleva un compromiso personal, y la inquietud de acercar textos literarios que gusten y apasionen, "como dijo alguna vez Liliana Bodoc el gusto por la lectura es como una enfermedad, no la podés transmitir si no la tenés. Elegí los textos que prefiero, porque sé que son los que mejor puedo transmitir", señaló Murari. La escritura creativa supone romper con las formas y los géneros, incluso los leídos, que no serán modelos sino apenas convites para atreverse a decir y escribir. "Vamos a leer poesía, pero las consignas de escritura serán lo suficientemente amplias como para que cada asistente pueda escribir de la manera que prefiera, en prosa o en verso".

Lugar potente
La docente y escritora realiza por primera vez la experiencia de este taller en la Biblioteca Rivadavia, empapada en las dinámicas de escritura para niñas, niños, adolescentes y público adulto. "Conozco y admiro el trabajo de Fermín Ramírez, bibliotecario encargado del sector Juvenil de la Biblioteca, así que confío en los lectores que él haya "reclutado" para el taller, también tengo expectativas con respecto al trabajo en la sala juvenil, el ámbito de la Biblioteca me parece muy interesante". Respecto a las expectativas de encontrarse con un grupo diverso, Murari dijo que "es lo más interesante y enriquecedor, tanto para mí como para el grupo". Segura de que la experiencia la pondrá a prueba, asegura que el desafío se le plantea como lectora, escritora y también como tallerista. "Una va con una propuesta que a veces termina mutando y se reformula para la próxima vez a partir del trabajo que se produjo o las reacciones de quienes participan".
Formada en los talleres que dictaban a principios de los años ´90 los Poetas Mateístas; en el 2000 participó de un taller coordinado por Daniel García Helder y Arturo Carrera y este año hizo un taller intensivo en Villa Ventana con María Dulce Kugler. "La escritura es un ejercicio como cualquier otro, y siempre es bueno que la inspiración te llegue trabajando" afirma, el trabajo consiste a veces en leer y otras en escribir, "aunque sepas que mucho de eso no va a llegar más lejos que el cuaderno".
Más allá de las metodologías y las auspiciosas condiciones, la escritura es un deseo, "sí, ese deseo es la base, una vez que encontramos lo que queremos decir empieza todo el trabajo de pulir la forma, para que sea lo más ajustada posible. Creo que la base es la lectura, descubrir a los y las autoras que nos interpelen y leerlos, el taller lo que da son ejercicios para ´soltar la mano´ y un espacio para compartir lo que cada unx escribe. Dando a leer nuestros textos y leyendo los textos del resto del grupo podemos escuchar las diferentes voces y descubrir que tiene la nuestra de particular. A partir de ahí podemos ahondar en nuestras obsesiones, en nuestro léxico, en nuestro ritmo".
Habilidad paciente y temáticas variadas serán los aportes que podrán lograrse en el taller, "por supuesto, el arte está en dejar los espacios para que los lectores puedan entrar y sentir que el texto les pertenece. Creo que nadie aprende a escribir en un taller, los talleres son puntos de partida, lugares para compartir y ensayar, la intención es que el taller sea inspirador de un trabajo que después cada uno seguirá".


¡PARA CONOCERLA!
El sábado 26 de mayo a las 10 horas se podrá realizar una visita guiada a la institución. De esta forma, los espacios de las salas, la hemeroteca, la sala de exposición, el salón auditorio y el patrimonio arquitectónico estarán disponibles para ser conocidos.
El edificio está construido en cuatro niveles, y el primero en su tipo construído para este fin. La planta baja está conformada por oficina de administración y sala de Consejo Directivo, galería de acceso decorada con vitrales, en el sector operativo se pueden ver la sala Juvenil, Mediateca, Sala de lectura, sector General, sala Infantil, que convergen en el vestíbulo central, también se encuentra la sala Daniel Aguirre. En el subsuelo se encuentra el depósito, la hemeroteca y la sala de Exposiciones. Desde el Hall de entrada en planta baja, dos escaleras conducen al primer piso donde se encuentran las Salas Roberto J. Payró, CiriacaPalau de Laspiur y el auditorio Luis C. Caronti centralizadas por un hall. Dos escaleras laterales conducen a la tertulia del Auditorio y en otro plano o nivel, al departamento del casero actualmente desocupado.
Para realizar esta visita, que estará abierta a todo público, es necesario realizar una reserva al facebook Biblioteca Popular Bernardino Rivadavia o por correo electrónico a: bibliotecapopularabr@gmail.com. Para las instituciones educativas de todos los niveles, los días reservados son martes y jueves, a la mañana y a la tarde, es posible sacar turno al 4554055, internos 111 y 107.

Autor: Redacción EcoDias