LA CRITICA Cine

Fecha: Martes, 2 Mayo, 2017 - 00:00

La noche que mi madre mató a mi padre

Esta comedia negra de origen español asombra más por haber llegado –con un añito de retraso- a estrenarse de este lado del charco y ser distribuida en algunas ciudades del interior del país, que por el crimen conyugal que adelanta el título.
Parece un hueso tirado a los adultos nostálgicos de las carteleras de otrora, con algo más que tanques “infanto-juveniles” y con el gancho extra del argentino Diego Peretti interpretándose a sí mismo o a su yo ficcional creado por la directora Inés París, que escribió el guion con
su colega Fernando Colomo.
La trama se desarrolla en una reunión, una estructura sencilla y muy usada porque permite intercambios entre personajes diversos abaratando costos al limitar al mínimo las locaciones y ha dado títulos inolvidables, desde la criticara social de ¿Sabes quién viene a cenar? (Stanley Krammer. 1967) al surrealismo de El discreto encanto de la burguesía (Luis Buñuel, 1972), sin olvidar un drama como La celebración (Thomas Vinterberg; 1998).
Aquí Ángel y Susana -dupla de guionista y directora que estuvieron casados y tienen una hija en común- quieren rodar un thriller y necesitan que Diego Peretti acepte el protagónico masculino.
Para lograrlo lo invitan a cenar en el caserón que Ángel comparte con su actual mujer Isabel -que tiene un hijo de un matrimonio previo y una pequeña adoptada en este-, una actriz con la carrera en declive y los nervios de punta.
La cena comienza con algunos tropiezos y se va volviendo caótica con el arribo imprevisto del ex marido de Isabel y su nueva novia y el detallito de una muerte por posible envenenamiento.
Este resumen y algunos hilos sueltos -especialmente sobre los niños de la familia ensamblada- delatan que se apuntó más bajo que los films citados previamente, pero los enredos in crescendo y la leve entrelinea sobre la creación artística permiten una cantidad de risas nada despreciable y alguna reflexión irónica sobre el medio teatral y cinematográfico español, aplicable a los locales.
Destacando las interpretaciones de Eduard Fernández como el desaforado guionista, María Pujarte como la directora que pierde el control durante la velada y en particular la de Peretti, que va de los clichés del fuerte acento porteño y el tango fácil al stress post traumático de manera impecable.

Dirección: Inés París
Guion: Inés París, Fernando Colono
Origen: España - 2016
Música: Arnau Batallar
Fotografía: Néstor Calvo.
Intérpretes: Belén Rueda, Eduarda Fernández, Diego Peretti, María Pujarte. File Martínez
Calificación: Sólo apta para mayores de 13 años

Autor: Silvana Angelicchio