Rechazo Derechos Humanos

Fecha: Domingo, 8 Enero, 2012 - 20:42

La justicia (machista) que falla

Por decisión del Juzgado de Garantías N° 2, Mario César Reyle está libre, a pesar de haber golpeado a su ex pareja Verónica Schneider, quien sigue internada en terapia intensiva desde hace un mes. Organizaciones se manifestaron en repudio a esta decisión.
“Basta de violencia contra las mujeres. Basta de complicidades gubernamentales jurídicas, empresariales, económicas y sociales”, fueron las consignas de la convocatoria. Verónica de los Ángeles Schneider ,de 34 años, fue brutalmente golpeada por Reyle, para salvarle la vida ha sido operada en ocho oportunidades. “Verónica está debatiéndose entre la vida y la muerte. Sin embargo, el Juzgado de Garantías caratuló la causa como lesiones graves en lugar de intento de homicidio. Una vez más, el accionar de la Justicia muestra a las claras la misoginia con que se aborda estos terribles casos de violencia machista. Un flagelo por el que en 2010 murieron 260 mujeres y niñas en Argentina”, aseguraron.

Decisión judicial
El juez de Garantías Guillermo Mércuri calificó el hecho como lesiones graves, lo cual permitió a Reyle la exención de prisión. El fiscal había solicitado la carátula de tentativa de homicidio. “El sistema judicial previsto para la violencia contra las mujeres revictimiza a las mujeres, los procedimientos judiciales son lentos, dolorosos e injustos porque se centran en investigar a la víctima presuponiendo que algo habrá hecho para que le suceda lo que le sucedió. Los juicios iniciados por violencia familiar aumentaron el 60 por ciento en los últimos años en nuestro país”, afirmaron las manifestantes. Se hace hincapié en la vigencia de la “Ley 24.417 de violencia familiar, que no contempla políticas de prevención de la violencia ni la asistencia integral de las víctimas con medidas concretas para su protección”, agregaron las integrantes de Pan y Rosas.
         Adhirieron al acto representantes de CTA, quienes declararon que “hay miles de Verónicas”, casos que no se denuncian o no se publican en los medios de comunicación por no ser hechos tan graves. “La estructura de violencia está en todos lados incluso en la legislación, por eso este acto nos parece importante porque las propias leyes son las que tienen que cambiar. El cambio de carátula de este caso no se puede dejar pasar”. La invisibilización y la naturalización de la violencia contra las mujeres son las actitudes que favorecen el femicidio.
Las causas de la violencia de género son múltiples, “no se puede acabar con la violencia contra las mujeres en tanto persista este sistema basado en la miseria, la inequidad, las condiciones aberrantes de existencia impuesta a millones de seres humanos por los intereses de una minoría parasitaria y sedienta de ganancias. La salida a la violencia no es individual”.

Pedidos y necesidades
La prevención y atención de las víctimas está relacionada con una política gubernamental, acompañada por legislación y acciones concretas, como “refugios u hogares transitorios para mujeres y sus hijos e hijas, garantizados por el Estado, bajo el control de las propias víctimas de violencia, organizaciones de mujeres y trabajadoras, con gabinete de profesionales y especialistas sin presencia policial ni judicial. En nuestros lugares de trabajo y sindicatos necesitamos la creación de comisiones independientes de las patronales que se ocupen de los casos de acoso sexual o laboral y discriminación de las trabajadoras. Subsidios acordes a la canasta familiar para las víctimas de violencia que estén desocupadas, acceso a la vivienda y licencias pagas para las trabajadoras que atraviesan hechos de violencia con atención en salud cubierta integralmente por las patronales y las obras sociales”.
Las organizaciones Acciones Feministas, Autoconvocatoria Mujeres, Frente Julieta Lantieri, Bahía Blanca Che, Feministas Inconvenientes y La Revuelta junto a asistentes firmaron una nota de repudio que entregaron en el Juzgado al finalizar la concentración.


Autor: Redacción EcoDias