Club Pacífico Instituciones

Fecha: Martes, 9 Octubre, 2007 - 00:00

La historia del más viejo

Es el club más antiguo de Bahía y el tercero de la Argentina. Dueño de una experiencia que lo tuvo como protagonista deportivo de la ciudad, Pacífico no se despega de su filosofía original, esa que va más allá de un resultado deportivo.

Quien conozca un poco de deporte local sabrá que Pacífico fue muy grande en fútbol en las primeras décadas del siglo XX y también lo fue en basquet en los años 80 compitiendo a nivel nacional y a estadios llenos. Así y todo muy pocos deben saber que el primer deporte que cobijó Pacífico fue nada más ni nada menos que el críquet. La explicación está en que los fundadores del club eran ingleses y practicaban ese deporte proveniente de ese país. Incluso, al comienzo la entidad sólo permitía socios ingleses aunque con el tiempo eso se modificó.
Todo arrancó el 1 de noviembre de 1896 de la mano de William Harding Green que junto a otros empleados del ferrocarril le dieron vida a la institución verde. Su primer hogar estaba en los talleres del ferrocarril en Maldonado, luego se fueron a Gorriti y Sixto Laspiur donde tuvo su cancha de fútbol mientras que la sede se encontraba donde hoy funciona la Galería Peuser. Más tarde se compraron los lotes de Castelli y Charlone donde hoy funciona la sede mientras que en Terrada al 2200 está el estadio de fútbol.
Carlos Centani es el secretario del club al que acude desde hace cincuenta y cuatro años y cuenta que si bien Pacífico estuvo muy ligado al fútbol todo fue cambiando con la mudanza a Castelli y Charlone: “Acá se hizo la cancha de básquet, se empezaron las de tenis y la de bochas. Hoy todo mejorado seguimos manteniendo eso con cinco canchas de tenis, cancha de bochas cerrada, un gimnasio y ahora hemos incorporado el hockey con mucho éxito ya que hay doscientas chicas que lo practican”.
En los 80 vino el esplendor del básquet con el que llegaron a tener 3.300 socios aunque esa cifra bajó cuando el equipo dejó de competir a nivel nacional. Sin embargo, lejos de caerse el club fue creciendo ya que dedicó su esfuerzo directamente para beneficio de sus socios: “Tenemos casi 2.000 socios porque realmente toman un servicio. Nos hemos abierto a otros deportes y nos mantenemos justamente gracias a eso. Si fuéramos sólo de fútbol tal vez hubiéramos desaparecido porque no se gana un torneo desde el 30”.

Para todos los gustos
Básquet, fútbol, tenis, hockey, destreza y bochas son las disciplinas que en conjunto reúnen a unos 900 chicos dentro de Pacífico, lo cual habla de un buen trabajo enfocado en los pibes. Amén de que algunas familias presenten dificultades económicas, desde la conducción se busca insertar a los chicos más allá de sus habilidades deportivas: “Se valora otra cosa, que el chico sea parte, que juegue”. Lejos de pensar en un resultado deportivo beneficioso para el club, Pacífico presentó un proyecto para el fútbol local que consiste en “eliminar ascensos y descensos en las divisiones menores e infantiles porque eso le crea mucha presión al chico, sumado a que los padres se ponen insoportables en las canchas. Lo primordial es que el chico se dedique más a jugar que a conseguir un resultado, y aparentemente tenemos un muy buen consenso”.

Pacífico del norte al sur
Así se llamaba el ferrocarril y de allí el nombre del club que de alguna manera trata de seguir la misma línea que trazaron sus fundadores: “El lema en su momento era alejar a los jóvenes de los vicios de la taba, las cuadreras y el alcohol, ahora se cambiaron los vicios pero la filosofía es la misma”. Con su economía en orden y proyectos de agrandar las instalaciones, Pacífico cuenta con un respeto que se ha ganado a lo largo de su historia. La única falencia quizás tiene que ver con la violencia que se presenta con su hinchada de fútbol: “No son gran cantidad pero si uno le niega la entrada porque no quieren pagarla empiezan los problemas, y por cualquier mal fallo del árbitro ya hay lío. Tenemos un gasto de 6.800 pesos por el último incidente con el club Libertad”.
Esta sería la mancha visible y de difícil solución para el club más antiguo de la ciudad y testigo de la historia deportiva local: “Es el más viejo de Bahía y el tercero del país, es un orgullo bastante grande, dentro de la ciudad siempre fuimos un club muy respetado”.

Autor: Redacción EcoDias