CÁLCULO ANUAL PARA UN SALARIO MENSUAL Educación

Fecha: Martes, 17 Abril, 2018 - 00:00

La gobernadora se pasea por la TV hablando de educación

El jueves 5 de abril pudimos escuchar a la gobernadora de la provincia de Buenos Aires en los distintos programas en los que participó, incluso pasada la medianoche. Lo hizo después de la conferencia de prensa, previa al paro docente, en donde explicó los alcances de las negociaciones en la paritaria de los docentes, que después replicó en cada uno de eso programas.
Y lo hizo diciendo algunas cosas imprecisas.
María Eugenia Vidal habla del salario docente en forma anual, diciendo lo que vamos a cobrar en enero, cuando hasta ella misma analiza su salario en forma mensual, a saber:
● Dijo que la propuesta de aumento es del 15% en 3 cuotas, 7% ahora, 4% en junio y 4% en octubre, por lo tanto el 15% es a lo largo del año y no ¡ya!, todo junto, en este mes, como sí te aumentan los alquileres, los alimentos o los servicios públicos, por nombrar algunos aumentos que se hacen en importantes porcentajes, de una.
● Habla de un presentismo de $ 6.000 pero no aclara que ese importe es anual a razón de $ 500 por mes y en proporción a un cargo de un maestro o un preceptor, según se trate de la enseñanza primaria o secundaria. Y ese importe es no remunerativo por lo que no llega a los jubilados.
● Plantea $ 3.000 por 148 horas de capacitación, pero ese importe es anual, a cobrar en enero de 2019, contra la acreditación de los cursos cuya oferta la determina (y acota) la misma Dirección General de Cultura y Educación de la provincia de Buenos Aires, a razón de $ 20,27 la hora de capacitación. Las 148 horas representan el límite máximo y la capacitación representa una tarea adicional a la que ya realiza el docente, insisto, a cobrar en enero de 2019 contra la acreditación de las horas-curso. Y ese importe también es no remunerativo por lo que no llega a los jubilados.
● Agrega que en una nueva propuesta plantearon $ 2.520 por Material Didáctico, y otra vez vuelve a confundir a la población porque no aclara que ese importe es anual a razón de $ 210 por mes, que es el verdadero cálculo a tener en cuenta. Y ese importe también es no remunerativo por lo que no llega a los jubilados.

Salario vs. inflación
Entonces, aparecen 2 nuevos números que, a esta altura, está claro que sólo es para poner a la sociedad en contra de los docentes: “les estamos dando un aumento del 18,3%” dice muy suelta de cuerpo la gobernadora, y agrega: “por lo que pasarían de un sueldo promedio de $ 24 mil a otro de $ 29 mil”, queriendo hacer creer que $ 24 mil es lo que cobra, ahora sí, por mes un docente y que al final del aumento (enero de 2019) va a cobrar $ 29 mil.
¿De dónde saca ese número de 18,3% la gobernadora? De sumar el 15% de aumento de salario + el porcentaje que representaría el presentismo + el porcentaje que representaría la capacitación + el porcentaje que representaría el material didáctico. Es decir, que a un sueldo inicial de $ 11.500 de un maestro, si llegara a enero de 2019 en el cargo, y se capacitó las 148 hs., en febrero de 2019 tendría de bolsillo unos $ 13.604,50, con los números de la gobernadora.
Ahora bien, con una inflación trimestral que ya supera los 7 puntos y que proyectada la interanual en diciembre rondaría los 22 puntos, se atrasa 4 en el poder adquisitivo del salario, lo que sumado a los 6 que en promedio se perdió en los primeros 2 años de Cambiemos, que otra cosa que un ajuste al salario representa esta propuesta.

El verdadero objetivo
La gobernadora habló de que se hicieron 15 reuniones con 6 propuestas salariales, siempre superadoras de las anteriores, desde el 30 de noviembre. Y vuelve a confundir a la población porque no dice que en diciembre, en enero y ni en la primera quincena de febrero no hubo convocatoria de la paritaria.
Habla en función de lo que los ministros, sobre todo de Trabajo (Marcelo Villegas) y de Economía (Hernán Lacunza), vienen negociando en la paritaria docente, porque la gobernadora no participa de las reuniones pero sí hace conferencias y recorre los canales de televisión para “aclarar” cuál es la propuesta que los docentes rechazan, metodología al menos repudiable en la medida que no se asume un compromiso con la educación y los docentes en función de las necesidades reales, traducidas en salarios, infraestructura, tecnologías, recursos mínimos esenciales que faltan que hacen a la calidad educativa, cupos de comedores y copa de leche, entre tantísimas otras.
Dice que la inmensa mayoría de los docentes quieren aceptar la propuesta, que son los sindicalistas los que la rechazan, que el tema es político (¡cómo si pudiera ser de otro tenor!) y lo hace aclarando que ella “habla” con los docentes cotidianamente por lo que habla con conocimiento de causa.
Vuelve a demonizar al sindicalismo (recordemos que en el Frente Gremial Docente participan 6 gremios docentes, AMET, FEB, Sadop, Suteba, UDA y Udocba) porque representan la traba para imponer a la baja un salario que se queda sin poder adquisitivo año tras año.
No dice que esos sindicatos le propusieron aceptar la cláusula de revisión del acuerdo en octubre con el agregado de que si en 10 días no se convoca a la paritaria, se aplique automáticamente la cláusula gatillo, propuesta descartada por el gobierno provincial porque sólo quieren la cláusula revisión, que ya tiene una historia de no cumplimiento cuando se aplicó anteriormente.
Y en el medio del tema salarial, “avanzaron” sobre la Educación Especial, la Artística, los Bachilleres de Adultos, las Escuelas Rurales, y ¿seguirán? con la primaria y la secundaria, siempre con el criterio de “optimización de recursos” y “la enseñanza de la robótica” que manejan como si fueran gerentes de empresas, como sí lo es el licenciado en Economía que detenta el cargo similar al de ministro de Educación en la provincia de Buenos Aires, Gabriel Sánchez Zinny, dueño de empresas off shore que venden plataformas virtuales educativas que ¿estarán pensando en aplicar en las escuelas del futuro? El tiempo dirá…
Mientras tanto, el gobierno provincial profundiza las diferencias “a favor” de las escuelas privadas con loas al mejor resultado que han logrado éstas en las pruebas Aprender, apuntando a las escuelas “donde van los pobres” como las deficitarias, como si fuera un mero relator de la realidad y no quien tiene las herramientas para generar las políticas públicas que permitan revertirla. Seguiremos esperando que las pongan en práctica…

Autor: Por Walter Rezzuti