TAMBIÉN EN CONFINAMIENTO Sociedad

Fecha: Viernes, 3 Abril, 2020 - 20:00

La empatía sale en auxilio del autismo

El 2 de abril el Comité de Autismo bahiense y sus instituciones nucleadas convocó a la ciudadanía a expresarse y concientizar sobre el Día Mundial del Autismo a través de los medios digitales con el hasghtag #Bahíahabladeautismo y también en las ventanas y balcones de los hogares.
Distinta a la tradicional sensibilización en la Plaza Rivadavia, la campaña “Yo hablo de autismo” propuso la publicación de fotos en redes sociales utilizando ropa de color azul y manifestando la temática con un cartel. También se promovió la colocación de banderas o luces azules desde las casas de modo que la pronunciación fuera visible.
“Promovemos concientizarnos desde la empatía, desde respetar el lugar de nuestros hijos y familiares que están pasando por esta situación”, expresó Vanesa, mamá integrante de la Asociación de Familias en Condición del Espectro Autista (Afacea) a la Cooperativa de Trabajo EcoMedios.
“El hecho de no poder salir para muchos papás de niños con autismo es muy difícil”, dijo Vanesa ante la emergencia sanitaria que obliga al aislamiento social. “No es sencillo, por ejemplo, para un niño que tiene hiperactividad o que necesita salir estos tiempos, el hecho de estar adentro de casa”, aludió.
Además, “todo fue de manera tan abrupta que no hubo tiempo de explicarles que esto iba a pasar, por eso la importancia de poder acompañarlos, de tener la paciencia, el amor, esperarlos y ser muy responsables para que no les afecte aún más”.
La situación de confinamiento no es sencilla para nadie y mucho menos para los padres y las madres de niños y niñas con autismo. Las rutinas para ellos cambiaron radicalmente, entre ellas la forma de relacionarse con los profesionales que acompañan y con el círculo familiar con quienes dialogan por videollamada.
Asimismo, los adultos tuvieron que apostar a la creatividad y “seguir aplicando las herramientas y estrategias que se fueron viendo en cada una de las terapias con los profesionales y tenerlas en cuenta para el momento en el cual estamos transitando”.
“No es lo mismo cuando el niño se levantaba, comía, iba a la escuela. Ahora los horarios son otros y las rutinas también, los papás antes trabajaban afuera, ahora lo hacen adentro y otros ni siquiera están trabajando porque no pueden. Cambió toda la dinámica para estos niños”, explicó Vanesa.
Asimismo, cada caso es particular: “Todo depende de cada niño y del momento de la vida de cada uno. Capaz la misma estrategia que a mí me servía hasta febrero estando afuera no es la misma que me sirve ahora estando adentro y llevando una cuarentena”.
En este marco, el Comité de Autismo bahiense y sus organizaciones, solicitaron el apoyo comunitario a responder a la demanda de “quedarse en casa y seguir concientizando”.

Sobre la fecha
Dispuesto por las Naciones Unidas en 2007, el 2 de abril se conmemora el Día Mundial de Concientización sobre el Autismo con el fin de “poner de relieve la necesidad de contribuir a mejorar la calidad de vida de las personas con trastorno del espectro del autismo (TEA) y promover su inclusión en todos los ámbitos de la sociedad como ciudadanos y ciudadanas de pleno derecho”.
De igual manera, el día de concientización promueve el cambio social para que las personas con TEA puedan vivir satisfactoriamente y de la manera más autónoma e independiente posible. Así, interpelando a la sociedad a un cambio de mentalidad para solidarizarse con las demandas y prioridades del colectivo y generar el compromiso de las autoridades gubernamentales para que garanticen los servicios de apoyo necesarios.

Autor: Redacción EcoDias