PÉSIMA GESTIÓN MUNICIPAL Cultura

Fecha: Martes, 19 Enero, 2021 - 00:00

La emergencia cultural tocó fondo en Bahía Blanca

Trabajadores y trabajadoras de la Cultura se preparan para un nuevo año de complejidad e incertidumbre respecto al desarrollo de su actividad.

La situación global de la problemática que afecta al sector y sus hacedores se agrava con el tiempo: “Fue un año muy lamentable para nosotros. Más allá de la pandemia, más allá de un decreto que no declaró a nuestra actividad como esencial, no se sabe qué pasó con el presupuesto que fue cero. Todo lo que se aprobó en enero del 2020 no fue ejecutado”, expresó la delegada local de la Asociación Argentina de Actores, Belén López.
“Desde los distintos sectores culturales hemos llevado una lucha y un reclamo persistente a lo largo de todo el 2020 con respuestas pobrísimas del Instituto Cultural y con ninguna respuesta por parte del intendente (Héctor Gay). Siempre trataron de anular nuestro reclamo, evadiendo las responsabilidades, intentando silenciar al sector, tratando de no dar respuestas entonces te anulan, no existís”, reseñó la referente.
 “Cuando se pidió el informe de los gastos del Instituto Cultural para ver hacia dónde se habían redireccionado esos fondos, no aparecieron”, agregó López. Respecto a los fondos para este 2021, señaló: “Ya veníamos haciendo un seguimiento de la propuesta del presupuesto cultural cuando lo presentó Morena Rosello y la verdad que lo que allí se muestra es un ajuste muy fuerte. No sólo no hay un incremento del presupuesto destinado a la actividad artística, sino que además hay un presupuesto del año pasado que quedó no sabemos dónde”.
En cuanto al devenir actual, López explicó: “Este año en términos de relación con el Municipio y al presupuesto que se ha presentado no es demasiado diferente de lo que ya venimos haciendo. Se intentarán cumplir con algunos aspectos, con algunos programas, pero no vemos que haya una perspectiva de mejora. Creo que va a estar en el mismo punto y mucho también va a depender si va a haber un retorno a la actividad o no porque ahora vuelven a haber algunas restricciones”.

Sin políticas
“El panorama que tenemos por delante en lo que queda en enero y febrero es un poco dudoso porque los casos en Bahía Blanca aumentaron nuevamente y nuestra actividad vuelve a estar en un lugar incierto en cuanto a nuestro desarrollo presencial. Obviamente, tenemos la misma angustia de que se repita la misma historia con un presupuesto que ya de por sí está recortado, el contexto no es alentador”, añadió.
El pasado 13 de enero del 2021, se cumplió un año de haberse realizado la jornada en la que organizaciones de sociales y culturales llenaron el recinto del Honorable Concejo Deliberante y lograron detener la derogación de las ordenanzas históricas que respaldan la Cultura local. “En cuanto a cómo fue nuestra actividad de lucha, con respecto a los colegas, a los pares estamos satisfechos en relación a la lucha que hemos llevado adelante porque hemos estado trabajando de forma mancomunada, en unidad, entonces desde ese lugar hemos hecho todo lo que estuvo a nuestro alcance”, planteó la artista.
Al cierre de esta edición, ya con la renuncia presentada por la secretaria de Cultura y Educación, Morena Roselló -que adujo inexplicadas “necesidades personales y nuevos desafíos profesionales”-, se proponía en su lugar a José González Casali al frente del Instituto Cultural junto a un nuevo gabinete.
“La renuncia había sido exigida por nuestra organización gremial a pocos días de haber asumido su cargo en diciembre de 2019 debido a su intento de derogar todo el marco normativo de acceso a derechos culturales en la ciudad (Instituto Cultural, Eventos con Continuidad en el Tiempo, Espacios Culturales Independientes, Fondo Municipal de las Artes, etc.). A su vez, el Comité de Emergencia Cultural, integrado por ediles y ex concejales de todos los períodos desde la recuperación de la democracia hasta ahora, buena parte del movimiento obrero y todas las organizaciones culturales firmaron una carta exigiendo su renuncia ante las paupérrimas políticas en contexto de pandemia”, fue parte de la pronunciación que la Unión de Músicos del Sur realizó en sus redes sociales.
Pese a las dificultades, la representación de trabajadores y trabajadoras de la Cultura como el sector general en sí, continuará accionando de forma colectiva, insistiendo, reclamando, comunicando, informando y haciendo lo necesario para mantener en vilo un reclamo que no sólo les afecta individualmente sino también al bienestar de toda la ciudad.

Autor: Redacción EcoDias