JUICIO ARMADA II Derechos Humanos

Fecha: Martes, 16 Abril, 2019 - 00:00

Juicio a cuentagotas

Con la parsimonia que se observa en la periodicidad y duración de las audiencias determinadas por el Tribunal Oral Federal, continúa el alegato del Ministerio Público Fiscal en la Causa Aráoz de Lamadrid.

La segunda audiencia de los alegatos de parte de la Fiscalía se llevó adelante el día jueves 4 de abril, comenzando a las 14.30 hs. y concluyendo antes de las 17.30 hs.; hubo de debate menos de 3 horas. Habrá que esperar hasta el día 22 de abril para volver a escuchar una nueva audiencia, la continuación del Alegato fiscal. Desde Sin lugar a dudas esto representa un ritmo increíblemente lento y tedioso, contradiciendo no solamente lo aconsejado en la acordada 1/12 de Reglas Prácticas, sino también entorpece toda lógica de sentido común sobre la celeridad con que se deber realizar estos juicios de Lesa Humanidad, que dicho sea de paso llegan 40 años después de los hechos que se juzgan.
En la audiencia anterior se había descripto cómo operaron las cuatro fuerzas y sus reglamentos operativos para actuar en Bahía Blanca y la región. En esta audiencia se describió, como se materializó en los hechos esa actuación, referidos a los casos que son objeto de este juicio.
Para esto, el Fiscal José Nebbia resaltó que es necesario nunca perder de vista el tipo de crímenes de los que estamos hablando: secuestros, torturas, violaciones, homicidios, desapariciones, y poder detenernos en lo que eso significó y significa para las víctimas, sus familias y para toda la sociedad; resaltando fundamentalmente la valentía de los sobrevivientes y sus declaraciones.

Dos momentos
Fiscalía resaltó que dentro de la represión local, se encuentran bien definidos dos momentos o ciclos: los secuestros realizados a partir del 24 de marzo del 76, hasta mediados del mismo año que coincide con el cambio de jefes en la Armada, donde se secuestró a militantes políticos, sindicalistas, que eran más identificados con su militancia, estaban “fichados” con anterioridad en listas de la Inteligencia y que fueron llevados al Centro Clandestino que funcionaba en el Buque 9 de Julio.
El segundo momento se produce cuando cambia la comandancia de la fuerza, y también se da el cambio del Centro Clandestino desde el Buque a Baterías, donde los delitos aberrantes allí cometidos, son peores que en la primera etapa mencionada. Allí ya no secuestraban mediante listas confeccionadas con anterioridad, sino que las personas a secuestrar surgían de los nombres que daban en la tortura, que eran arrancadas cruelmente a las personas que ya estaban cautivas clandestinamente.
Posteriormente el Alegato continúa con la descripción de los lugares de secuestros de personas: el llamado Puesto 1 y los dos centros clandestinos mencionados; el Buque 9 de Julio y la Base Baterías, que acompañaron con imágenes y registros visuales en una pantalla. El detalle es realizado minuciosamente por medio de lo declarado por los testigos y sobrevivientes, es decir de las propias víctimas. La fiscalía da cuenta de las conexiones de estos Centros Clandestinos, las conexiones con otras fuerzas como el Ejército y la Prefectura, como también con otros centros clandestinos de diversos lugares del país como, por ejemplo, Mar del Plata.
Allí el Ministerio Público comenzó a desplegar minuciosamente, uno por uno, los casos de las víctimas, en primer lugar las que habían transitado por el Buque y posteriormente por Baterías, detallando el trayecto por el cual debían pasar todos los secuestrados allí en la Base Naval de Puerto Belgrano.
Para acreditar todo lo descripto, la fiscalía se vale del valioso aporte de los sobrevivientes y testigos, como también las declaraciones de muchos colimbas que pasaron por la Base Naval Puerto Belgrano y también la inspección ocular que corroboró muchas de las declaraciones anteriores. Esto sumado a la documentación de inteligencia de las propias Fuerzas Armadas, y fundamentalmente a todo lo ya probado en el juicio anterior, Causa Fracassi, nos brinda un panorama certero sobre la participación de los acusados y la comprobación absoluta de los hechos delictivos que se cometieron en los lugares lo cual es objeto en este juicio.

Próxima audiencia
Al término de la audiencia, el Tribunal compuesto por los jueces Salas, Aguerrido y Albrieu, puso fecha para la continuación del juicio dieciocho (18) días después, es decir el día lunes 22 de abril desde las 9 hs. y, según dijeron, durante todo el día.

PRESENCIAR EL JUICIO HISTÓRICO
Para los y las docentes que quieran concurrir con sus cursos a las audiencias, se recuerda que es para jóvenes de 16 años en adelante. Se deberá enviar un correo electrónico a francisco.pereyra@pjn.gov.ar avisando la asistencia.

Autor: Redacción EcoDias