ADECUACIÓN DE ENSUEÑO Salud

Fecha: Viernes, 27 Septiembre, 2019 - 02:00

Inauguran el quirófano infantil en el Hospital Municipal

El trabajo en equipo tuvo como principal objetivo garantizarle una experiencia agradable a los más pequeños antes de ingresar al quirófano.

La propuesta surgió gracias al esfuerzo conjunto elaborado por trabajadores de la unidad asistencial sanitaria de Bahía Blanca. Fue propiciada por instrumentadoras, anestesistas y personal técnico.

De ahora en más, los niños y las niñas que ingresan al sector de cirugía cuentan con la posibilidad de hacerlo a través de un recorrido “mágico”, mediante un camino que simula una pista de carrera, en un auto a control remoto para sentirse jugando y con dibujos de Disney de vinilo para que se sientan acompañados.

Se trata de brindarles a los niños un momento entretenido al momento de separarse de sus padres con la angustia que eso les genera. Una experiencia que intenta tranquilizar al pequeño antes de someterse a una cirugía.

“Ya hace unos años empezamos a hacer algo de globología para distraer un poquito a los chiquitos antes de ingresar al quirófano y que sea menos traumático. Con el pasar de los años fuimos implementando antifaces y otras técnicos distractoras”, expresó el técnico en Anestesia, Pablo Aispuro.

“Con todo el equipo del quirófano empezamos a intentar con estas ideas, a acomodarlas un poco más; empezamos con charlas dentro del quirófano para ver que podíamos hacer; mirando videos distintos tipos de vinilos infantiles que existen en otros hospitales”.

“Intentamos concretar esta idea entre todos nosotros a pulmón y pudimos ver en los chiquititos el cambio en el ingreso a ser operados”, agregó Aispuro.

Una práctica amigable

“Nosotros lo que tuvimos en cuenta es que al ingresar al quirófano el hecho de que los chicos se separan de los padres es una experiencia traumática con los chiquititos”, también añadió la médica anestesióloga Fernanda Peteta.

Peteta declaró que se contempla esa situación de miedo para los niños desde antes que ingresen al quirófano: “Laly y Dani son las que empiezan todo esto, unos días antes de la cirugía, le cuentan cómo va a ser, qué es el quirófano, con qué se van a encontrar”.

Así, la preparación de los niños antes de entrar a un quirófano es un trabajo en equipo que empieza semanas antes. La médica explicó que es para que los niños “se vayan adecuando y amigándose a ese ambiente nuevo que se les va a presentar”.

“Una de las cosas que hacíamos era premedicarlos para que los nenes entren un poco más relajados para que esa separación con los padres sea menos traumatizante. En muchos artículos y estudios que se han hecho se vio que la premedicación en los nenes tienen sus complicaciones”, aseveró la profesional.

Entonces “nosotros con todas estas técnicas de distracción lo que hacemos es reducir esa medicación para que los tiempos quirúrgicos también sean más rápido; se disminuye el suministro de fármacos post operatorios; el nene entra con otra confianza”.

Además que, “no se encuentra en un lugar que sólo es un espacio blanco con luces que te encandilan sino que es algo un poco más familiar (…) vemos la felicidad con la que entran al quirófano, se encuentran con un lugar que es un cuento", fueron las últimas palabras de Fernanda Pateta durante la conferencia de prensa.

Cabe destacar que además de los profesionales de la salud también colaboraron en la concreción del proyecto: personal de obras e infraestructuras, maestranza y otras áreas del Hospital Municipal. Al igual que el auto de juguete fue donado por un “héroe anónimo” según indicó el grupo de médicos.

En coche al quirófano

Es una modalidad de distracción que utilizan los médicos para preparar a los niños en su ingreso a la sala de cirugías. Su implementación data de hospitales de distintos países del mundo y también en algunos de nuestro país.

Se trata de una iniciativa para minimizar el miedo en los niños a través del juego y la disposición de un ambiente de confianza, cálido y familiar. De esta manera, la experiencia quirúrgica es menos estresante y angustiante.

La popularidad que va ganando la utilización de esta estrategia es porque se ha comprobado la variedad de beneficios que ha generado. Prepara al niño antes, durante y después de la intervención quirúrgica.

En definitiva, es una propuesta que no sólo brinda tranquilidad a los niños sino también a sus padres. Además, significa un verdadero logro producto del esfuerzo de los profesionales que la implementan.

Autor: Redacción EcoDias