Para ciegos y disminuidos visuales Locales

Fecha: Lunes, 31 Octubre, 2011 - 10:14

Garitas señalizadas

Se puso en marcha una iniciativa para que las garitas y postes de paradas de colectivos contengan nomenclaturas en sistema Braille y señales reflectoras en los cárteles que indican las líneas de transporte.

Las nuevas garitas de colectivos que en algunos casos trajeron problemas debido a su inadecuada ubicación, incorporaron ahora una nueva característica en beneficio de no videntes y disminuidos visuales.
Se trata, por un lado, de nomenclaturas en sistema Braille para que las personas ciegas puedan identificar qué colectivo para en la garita en la que se encuentra, y, por otro lado, señales reflectoras para que aquellas personas con alguna discapacidad visual, puedan ver más claramente las líneas que por allí pasan.
El método también incluye a los postes de parada de colectivo y, según se informó, las nomenclaturas estarán ubicadas a 1,40 m. de altura en cada lugar donde paren las diferentes unidades de transporte.
El parte de prensa de la Municipalidad destaca que “la idea es identificar todas las paradas de colectivo con este método”. Sin precisiones de fechas, la nueva promesa incluye que todos los nomencladores de calles también tengan identificación, iniciándose la medida en el micro y macrocentro, aproximadamente con 70 identificaciones.
EcoDias dialogó con Alberto Rantucho, presidente de la Comisión Municipal del Discapacitado, quien se refirió al origen de la idea: “Desde hace rato nosotros venimos pregonando por todo esto. Después el secretario actual de Promoción Social nos convocó, conjuntamente con la gente de Braille, que colaboró con la confección”. Cabe agregar, que también colaboró la Escuela Municipal de Formación Profesional San Roque.
Respecto a este nuevo sistema de nomenclaturas en Braille y también de la marcación resaltada del número de líneas, Rantucho señaló: “Creo que son dos cuestiones muy interesantes porque hay mucha gente que por su edad o porque tiene una discapacidad tiene una vista disminuida. También en eso se favorece porque se hizo el remarcado de manera tal que se pueda acceder a la información”.
El trabajo de resaltado, detalló, logrará que todos y todas puedan ver el cartel identificatorio en cuestión, sumada la facilidad que ahora tendrán las personas disminuidas de visión: “Es importante porque mucha gente no lo alcanza a ver y de esta manera se buscó la forma para que esté lo más remarcado posible y se logró”.
En cuanto a las nomenclaturas en Braille, Rantucho calificó el hecho como interesante, y habló de hacer el mismo proceso con los indicadores de calles que se encuentran en las esquinas: “Se va a hacer, en el futuro, una marcación de ese tipo para que la persona pueda orientarse en qué calle está y demás. Creo que son avances, son pequeños aportes que sin mucho costo pero con una decisión se pueden lograr”
Según Rantucho, el sistema se va a incorporar a todas las garitas y los postes de espera de colectivos: “Lo que figuran son las líneas que paran en ese lugar. Creo que es una información muy interesante porque la gente por ahí puede saber, pero no sabe cuántos colectivos paran, principalmente en aquellas garitas o postes que tienen más de una parada. Con esto se puede identificar perfectamente si están en el lugar acertado. Antes se tenía que andar preguntando”.

La famosa integración
EcoDias consultó a Rantucho sobre si en otros lugares del país existen métodos como el realizado en Bahía Blanca: “En algunos lugares hay, en ciudades, creo, como Rosario está señalizado, hay lugares que lo están colocando pero no tantos. Recién ahora se está tomando conciencia de hacer este trabajo que, ya digo, no es un trabajo que requiere un costo económico tan notable como para no hacerlo”.
Por otro lado, Rantucho también habló de otro tipos de problemas que afectan la accesibilidad de las personas con impedimentos físicos y que no permiten que se desarrolle la famosa integración de la que mucho se habla pero para la cual los avances son lentos: “Ahora hay una propuesta y una intención del CUIM (Cuerpo Único de Inspectores Municipales) de trabajar con nosotros sobre la accesibilidad en la vía pública así que esperemos que ahora lo podamos concretar. Es un trabajo de concientización y después de sanción si no se responde a lo solicitado de dejar libre las veredas como corresponde. Eso sería un paso importante también si logramos un avance porque a veces hablamos mucho de la integración pero al momento de transitar una persona con discapacidad o con cualquier otro inconveniente, se le torna imposible por los obstáculos que hay en las veredas”.
Al menos, en lo que refiere a no videntes y disminuidos visuales se ha dado un paso, como dijo Rantucho, para que a la hora de tomar el colectivo, sepan con seguridad dónde hacerlo, aunque esa espera, tal como funciona el modelo de transporte público propuesto por el gobierno de Breitenstein, sea demasiado larga.

Semáforos para ciegos
Al pararse en algunas esquinas del centro de la ciudad, se puede escuchar claramente una suerte de timbre proveniente de los semáforos. Ese ruido permite saber a las personas con ceguera si pueden cruzar o no la calle. Pero al mismo tiempo debido a los constantes ruidos que hay en el centro y a la poca seguridad que brindan los conductores de Bahía Blanca, da para pensar si el semáforo para ciegos cumple o no su función, es decir si sirven o no sirven para que el no vidente pueda cruzar con total seguridad: “Sí, lo que pasa es que por allí no deja también de ser dudoso… Pero, bueno, bienvenido que los haya. De todas maneras se sostiene que es más conveniente -lo cual no quita que se coloquen en el microcentro- en lugares más alejados, donde hay semáforos y hay menos peatones para ayudar a pasar. Acá en Bahía Blanca la gente colabora mucho, si llegamos a una esquina es común que tengamos a una persona que nos esté ayudando”.

Autor: Redacción EcoDias