HISTÓRICO JUICIO POR TRATA DE PERSONAS Sociedad

Fecha: Martes, 15 Noviembre, 2016 - 00:00

Explotación sexual

Es la primera vez que una víctima es querellante. Alika Kinan declaró a lo largo de cuatro horas sin la presencia del público ni de los imputados.

El 7 de noviembre, ante el Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Tierra del Fuego, comenzó el histórico juicio por trata de personas con fines de explotación sexual en el prostíbulo llamado Sheik, ubicado en la ciudad de Ushuaia. Es la primera vez que una víctima, Alika Kinan, es querellante contra sus explotadores, los acusados Pedro Montoya, Ivana García y Lucy Alberca Campos.
En el debate interviene el fiscal Adrián García Lois con la colaboración del titular de la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas (Protex), Marcelo Colombo, quien viajó especialmente para estar presente en las primeras audiencias.
Durante la primera jornada, se leyó el requerimiento de elevación a juicio, se plantearon las cuestiones preliminares y se le dio la palabra a los imputados quienes optaron por no declarar. Sin embargo, no descartaron hacerlo en futuras audiencias.
Luego, declararon dos psicólogas de la Oficina de Rescate del Ministerio de Justicia de la Nación quienes sugirieron que la víctima y querellante Alika Kinan declarara sin público ni imputados presentes en la sala. Los magistrados tuvieron en cuenta el pedido y desde las 17.30 la mujer comenzó a dar su testimonio, el cual se extendió hasta pasadas las 22 horas. En su relato, brindó detalles de cómo fue su vida dentro del sistema prostibulario en el cual ingresó desde muy joven y por el cual “rotó” por varias provincias.
Al cierre de esta edición continuaba el debate, ante los jueces Ana María D’Alessio, Luis Alberto Giménez y Enrique Jorge Guanziroli, y se espera que declaren tres gendarmes, entre otros testigos.

El caso
La causa se inició a raíz de la declaración formulada por una víctima en la provincia de Tucumán, el 19 de noviembre de 2011, en la que dijo que había estado en un prostíbulo en Tierra del Fuego, donde había sido explotada.
Además, detalló que fue trasladada y que en 2011 vivió en el local “Sheik” donde fue explotada sexualmente junto a otras mujeres de entre 21 y 28 años, algunas de ellas argentinas y otras oriundas de República Dominicana y Colombia.
El titular de la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas (Protex), Marcelo Colombo, formalizó la denuncia en el marco de la misma causa, el 12 de abril de 2012, ante el Juzgado Federal de Ushuaia.
Como consecuencia, se delegaron las investigaciones a la Fiscalía Federal de Primera Instancia de Ushuaia, a cargo de Juan Arturo Soria, y se iniciaron las investigaciones.
En octubre de 2012, el representante del MPF solicitó el allanamiento en el prostíbulo Sheik así como en la vivienda de sus presuntos dueños. Como resultado, ocho víctimas fueron rescatadas del boliche y los tres acusados fueron detenidos. Además, a partir del material recolectado y de la declaración de las mujeres, se pudo establecer que vivían en condiciones de hacinamiento, que el lugar no contaba con normas de seguridad ni higiene y se pudo observar la presencia de roedores así como una cantidad considerable de basura acumulada. Asimismo se pudieron secuestrar los “libros de pases”, planillas con anotaciones, la constancia de pasajes aéreos y un cilindro metálico que tenía diversas pulseras que sería otra manera de tener un control de los denominados “pases” de forma de que no queden registros escritos.

COMUNICADO DE LA PROTEX
La Procuraduría de Trata y Explotación de Personas (Protex), a cargo de Marcelo Colombo y Alejandra Mángano, elaboró un comunicado oficial a raíz del comienzo del juicio oral y público contra tres personas acusadas de trasladar con fines de explotación sexual al menos tres mujeres en situación de vulnerabilidad en el reconocido local nocturno denominado “Sheik”, ubicado en la ciudad de Ushuaia.
Por primera vez, una víctima será querellante contra sus tratantes. Se trata de Alika Kinan, una mujer que entró en el sistema prostibulario desde muy chica y “rotó” por diversos locales nocturnos. La semana pasada, Kinan recibió una serie de amenazas y, en vistas a la proximidad del debate oral y público, Protex elaboró un comunicado oficial:
Qué pasa cuando la víctima tiene voz?
Estamos a pocos días del comienzo del primer juicio oral por el delito de trata de personas de nuestro país en el que la víctima participa activamente en el proceso como querellante, es decir con una pretensión de castigo penal respecto de quienes fueron sus victimarios y una pretensión de orden civil vinculada con la reparación económica por los daños sufridos como consecuencia del delito. Algo completamente habitual para la generalidad de los delitos con víctima individual pero siempre fuertemente condicionado a sus posibilidades de acceso a justicia.
Como fiscales este hecho es fuertemente positivo, una víctima reclama por sus derechos, hace oír su voz, es colaborativa con la investigación y esto es un aporte para su caso y para el de las otras mujeres que atravesaron por la misma situación y no tienen las herramientas para poder conducir su reclamo.
Esta fortaleza, por lo visto, asusta a varios.
Alika Kinan se llama la víctima que logró tener voz en su caso y a días del inicio del juicio oral y público comenzó a recibir amenazas, presiones, extorsiones, “comunicaciones”, llamados, videos, etc. Mecanismos todos ellos para coaccionarla, amedrentarla, avergonzarla, adoctrinarla, callarla, desacreditarla. Mecanismos también para que el resto de la sociedad active lo prejuicios de género, de clase y de todo tipo que circundan al delito de trata, a la prostitución y a todas las formas de violencia contra las mujeres.
Asistimos todos nosotros a las más variadas formas de coerción que los tratantes suelen usar durante la ejecución del delito: pero ahora somos todos testigos. Alika ya no está sola. No vamos a permitir que callen su voz y no lo vamos a hacer sólo por ella, lo vamos a hacer por las más de mil víctimas por cuya explotación silenciosa fueron condenadas más de 350 personas y no pudimos hacer oír en el reclamo acabado de sus derechos. Por otras mil más que atraviesan ahora largos procesos penales en donde se persigue a cientos de imputados y que queremos que sean oídas y resarcidas. Y por todas las que silenciosamente son sometidas hoy en día esperando ser rescatadas, empoderadas, protegidas.
Porque queremos muchas más víctimas querellantes, víctimas que demanden civilmente a sus tratantes y explotadores, tenemos que demostrar que hay un Estado dispuesto a brindar protección, a garantizar derechos y a perseguir la extorsión y las amenazas que los tratantes siguen usando contra las víctimas durante el proceso penal.
La obstrucción de justicia mediante el amedrentamiento a testigos es una característica del crimen organizado, sus mecanismos se dan durante la comisión del delito (medios comisivos que agravan el tipo penal y que en la antigua ley eran elementos constitutivos del tipo básico) y luego durante el proceso penal como delitos independientes que deben ser perseguidos y castigados.

Fuente: www.fiscales.gob.ar

Autor: Redacción EcoDias