Sociedad de Fomento de Villa Italia Instituciones

Fecha: Sábado, 24 Junio, 2006 - 00:00

Esfuerzo y tozudez

Quizás estas dos palabras elegidas sinteticen el caminar de esta institución en la realidad de un barrio en el que la colaboración es lo que más se necesita.
Villa Italia está ubicada en el sector delimitado por las calles Indiada, Chacabuco, Drago y Misioneros. Cuenta con 28 manzanas donde viven alrededor de 450 familias. “Es un barrio semi carenciado, aquí hay mucho desempleo”, le cuenta a EcoDias Enrique Alonso, prosecretario de la Sociedad de Fomento, y agrega que la institución entrega alrededor de 120 bolsones de alimentos sólo para Villa Italia, mientras que otra cantidad es suministrada para Villa Nueva.
La sede se encuentra en la primera cuadra de calle La Pinta, si bien su cartel identificatorio fue robado. Es destacable el esfuerzo y el trabajo realizado por la comisión directiva para levantar y mantener tan bien cuidada esta sede. Lola Barra, su presidenta, dice que “hemos puesto los pisos, hemos venido a pintar, instalamos los baños, todo con mucho trabajo”.
Vaya paradoja: justo enfrente de tan necesitada institución se encuentra el famoso y oneroso menhir con el nombre de la ciudad, realizado por el gobierno del licenciado Lopes.

Los vaivenes de la institución
La Sociedad de Fomento se fundó el 31 de marzo de 1984: “En ese momento se formó la primera Comisión Directiva, luego estuvo unos años sin funcionamiento y entre 1997 y 1998 formamos una comisión normalizadora y se reorganizó la institución. Desde ese momento tiene una continuidad en la cual se construyó esta sede y en la cual se le dio importancia a la cuestión social”, recuerda Alonso.
Respecto a los motivos de ese tiempo sin actividad, Alonso argumenta que “la gente no quiere intervenir, es muy fría. Además, al concretarse la red de cloacas, de gas y de agua fue como que al no haber una motivación la gente dejó de acercarse. También hay gente que protesta porque el barrio no avanza pero tampoco hacen nada para que avance…”.
Con el correr de los años, las cosas cambiaron y si bien algunos problemas prosiguieron, al menos la institución volvió a funcionar. “Nosotros nos metimos cuando esto se reactivó a través de un señor de apellido Cartolano, una persona que venía con cultura fomentista de muchos años y eso nos dio el puntapié”, señala Alonso, mientras Lola Barra dice: “La idea fue no dedicarnos tanto a la parte de infraestructura, por una cuestión económica, sino más bien a la parte social, por ejemplo, a conseguirle un medicamento a fulano, entregar las bolsas y tratar de hacer lo mejor posible la tarea social”.

El problema de la plaza
Según comenta Lola Barra, los mayores problemas que sufre Villa Italia tienen que ver con la carencia de asfalto, cordón cuneta y servicios en algunas cuadras, los pocos micros que pasan y el descuido que sufre la plaza del barrio. Esta se encuentra en Guardia Vieja y Rivadavia, para el barrio significa mucho y en su nombre está la explicación: “Se llama ARA Gral. Belgrano. Nosotros hacemos actos para el 2 de mayo, el último fue espectacular, vino un grupo de oficiales y suboficiales que son veteranos de guerra. Así y todo la plaza nuestra es un abandono total y está muy mal iluminada. Habíamos formado un grupo de adolescentes que se llamaba ‘Los guardianes de la plaza’, ellos iban recibir un subsidio provincial y trabajar para que la plaza quede en condiciones y que cumpla realmente con el homenaje al ARA Belgrano pero ni desde la Municipalidad ni desde la Provincia fue suficientemente impulsado”.

Seguir adelante
Alguna vez la institución tuvo un programa de radio con el cual lograron una mayor participación del vecino. Por diferentes razones, el programa ya no está pero su gente quiere que la Sociedad de Fomento siga creciendo. Hoy, con la idea de construir en la sede un amplio salón que pueda ser aprovechado por los vecinos. Pero para eso falta dinero, y con lo abonado por los 90 socios no alcanza, es por eso que piden más participación: “Nuestra institución necesita apoyo del barrio para poder seguir haciendo cosas. Es como que no sentimos un poco solos. Mucho esfuerzo y poca gente”.

Incertidumbre
Barra y Alonso también comentaron que, al igual que mucha gente, viven en un estado de incertidumbre y desilusión por todo lo que ha venido aconteciendo a nivel municipal ya que, justamente, las instituciones precisan mucho del municipio. Entre las críticas hacia la gestión de Lopes dijeron que “quiso eliminar el Consejo Vecinal, pero el Consejo, de 29 sociedades de fomento tiene 14 tozudas que seguimos funcionado”.

Autor: Redacción EcoDias