MIRARSE Interés general

Fecha: Jueves, 23 Noviembre, 2017 - 00:00

Encuentro cercano

Un experimento de contacto visual se realizó en la ciudad, iniciativa internacional que se suma al Día Internacional de la Paz, una recuperación de la confianza del humano en otro humano con solo una mirada sostenida.

Desde el 15 de octubre de 2015 se realiza en diversas ciudades del mundo, el experimento de contacto visual, una acción que impulsa la convivencia humana y va al rescate del reencuentro con el otro a través de una mirada de un minuto. La iniciativa es impulsada por The Liberators International, movimiento social internacional pacífico fundado en Perth, Australia.
Cada 21 de septiembre se crea un buen momento para pensar el estado de situación de la paz en el mundo. ¿Un deseo? ¿Una utopía? ¿Una preocupación de todas las naciones? La campaña de 2017 se titula “Juntos por la paz: respeto, seguridad y dignidad para todos”, lema que refleja el espíritu de Juntos, una iniciativa mundial cuyo objetivo es que las personas que se han visto obligadas a abandonar sus hogares en busca de una vida mejor disfruten del respeto y la seguridad y vivan dignamente.
En consonancia con el Día Internacional de la Paz, el 2017 prometió mayor adhesión por parte de más países y localidades del mundo. “El evento de contacto visual busca reconstruir nuestro sentido de humanidad, se propone compartir un minuto de contacto visual con un desconocido para reencontrarnos con nuestro sentido de humanidad y reconstruir la conexión humana como camino hacia la paz”, cuenta Marta Bordignon, una de las impulsoras locales.
El primer evento tuvo lugar el 15 de octubre de 2015, en el mismo participaron 156 ciudades del mundo. En el año 2016 fueron 176 las localidades participantes. En el 2017 se aspiro a llegar a tener un evento en cada ciudad, en cada país, para ello se convocó de manera mundial a que cada pueblo se sume a esta magia. El número de ciudades participantes hasta la fecha de su realización sumaban 400, que pertenecen a 65 países del planeta Tierra. “El lema es deja que tus ojos le muestren al mundo que te importa”. El 23 de septiembre se reunieron más de 30 mil personas al mismo tiempo, 300 ciudades alrededor del mundo unidas por una misma actividad. “Invitamos a los bahienses a participar de esta jornada que se realizará en diferentes puntos del mundo. Desconocidos hacen contacto visual con el corazón en público”, agrega Bordignon.
Uno de los creadores del evento aseguró que "con el aumento de la incertidumbre política y ambiental, hay una sensación global de separación y aislamiento, esto ha causado una interrupción de la cohesión de la sociedad en este planeta". Por lo tanto, esta actividad tiene el carácter de hacer con todos, esta capacidad de conectarnos a través de la mirada es una acción natural “y tiene la capacidad de hacernos sentir más pacíficos, más abiertos a que el amor entre en nuestras vidas y menos solos”.
En Bahía Blanca la acción estuvo a cargo de un grupo de habitantes que se reunieron a través de redes sociales para organizar la jornada, con tintes propios, "nos sumamos a esta hermosa propuesta para que la ciudad también comparta el momento mundial, para ello invitamos a personas conocidas y a otros mediante Facebook para lleguen a la Plaza Rivadavia, con colchonetas o almohadones”. De esta manera, los bahienses podrán compartir un espacio de tiempo y profundidad humana con otros, sean amigos o desconocidos. "Garantizamos este contacto visual, con armonía y comodidad”-
Los lugares elegidos en otras partes del mundo son plazas, parques, esquinas y espacios públicos. En la ciudad de Salta, la gente se convocó en la Plaza 9 de julio, en el Parque Saavedra se concretó el encuentro de La Plata y en la Plaza Soberanía en Comodoro Rivadavia. “Debemos resistir frente al cinismo que divide a las comunidades y nos presenta a nuestros vecinos como 'los otros'. La discriminación nos denigra a todos e impide que las personas y las sociedades alcancen su pleno potencial”, reflexionó Antonio Guterres, Secretario General de las Naciones Unidas. “Hagamos frente a la intolerancia y defendamos los derechos humanos. Juntos, construyamos puentes. Juntos, convirtamos el miedo en esperanza”.

SOLO UN MINUTO
“Compartir un minuto de contacto visual permite que todo esto fluya sin necesidad de hablar el mismo idioma”, aseguran los organizadores de todo el mundo. La idea es muy simple, en primer instancia el objetivo es saber dónde ha ido la conexión humana en estos tiempos. El segundo paso es buscar una respuesta clara mediante un minuto de contacto visual frente a otra persona. Los participantes se sientan uno frente a otro, se lo mira con calma, aceptación y amor, esto hace que se sientan conectados. Las personas que asisten en calidad de visitantes podrán registrar el evento para dejar asentada la experiencia en las redes sociales.

Autor: Redacción EcoDias