Sociedad de Fomento de Barrio Austral Instituciones

Fecha: Viernes, 11 Agosto, 2006 - 00:00

En vías de crecimiento

Años atrás el sector pertenecía a Villa Cerrito pero la construcción de una ruta hizo que el radio que hoy ocupa el Austral quedara algo marginado. De allí la necesidad de separarse y formar un Barrio propio, con una Sociedad de Fomento que sirva para juntar a los vecinos y, de esa manera, luchar para mejorar la calidad de vida del lugar.
Es el Barrio Austral, un Barrio muy joven que busca crecer.

Historia de una separación
El Barrio se encuentra entre las calles Indiada, Pilcaniyen, Rincón y Haití, quedando ubicado entre los Barrios 12 de Octubre y Villa Cerrito. En realidad, el Austral pertenecía a este último pero dos años y medio atrás la historia cambió. Al respecto, Aníbal Bergé, presidente de la Sociedad de Fomento, nos cuenta que “nos separamos porque se hizo la ruta y Cerrito era como que iba quedando aislado. Fue entonces que un grupo de vecinos decidió formar una Sociedad de Fomento ya que teníamos necesidades en el Barrio. Planteamos el problema a la Sociedad de Fomento de Cerrito y ellos accedieron”.
El Barrio Austral tiene alrededor de seis manzanas bien habitadas lo cual equivale a 260 casas aproximadamente: “No es un Barrio grande pero teníamos que tener algo”.

Prioridad a la obra sanitaria
La necesidad fundamental que sufre el Austral y por la cual viene peleando desde su inicio tiene que ver con las cloacas. Salvo un par de cuadras, el sector cuenta con todos los servicios básicos, salvo cloacas por las cuales se están pagando las cuotas del consorcio: “En su momento algo que no teníamos era el gas natural, entonces lo empezamos a pedir con los vecinos y trabajando juntos se consiguió. Hoy nos está faltando la obra sanitaria. Hicimos un consorcio entre los vecinos y la Municipalidad, y lo estamos pagando. Todo eso fue lo que nos llevó a formar la Sociedad de Fomento porque cada uno por su lado las cosas se hacen muy difíciles”.
Sin embargo no todo es color de rosas respecto al objetivo de contar con la obra sanitaria y Bergé da las razones: “En este momento nos encontramos con el problema de que muchos vecinos pagan la cuota del consorcio en la delegación ya que es una comodidad. Pero lo que pasa es que nosotros pagamos la cuota y ellos están muy atrasados en actualizar el pago y eso nos afecta a nosotros porque si yo voy a pedir un estado de cuenta del consorcio me va a figurar tres cuotas mías atrasadas, las cuales en realidad están pagas”.

El sueño de la sede propia
La Sociedad de Fomento todavía no cuenta con una sede, y entonces las reuniones se llevan a cabo en el domicilio del secretario de la entidad. Los fomentistas pidieron un terreno al municipio para construir su sede, sin embargo el trámite se ha ido demorando: “Es un lindo lugar a media cuadra del asfalto, una buena ubicación. Es un terreno grande lo cual es importante ya que para una Sociedad de Fomento hay algunos requisitos como que el terreno no puede ser muy chico por razones de que si se quiere construir un salón, por ejemplo, tiene que haber unas medidas especiales, y justamente este es un terreno ideal”.
Bergé relata que la solicitud se hizo durante la gestión de Rodolfo Lopes como intendente pero las respuestas no llegaron: “Esperábamos recibir un poco más de ayuda por parte del intendente Lopes. Hicimos las averiguaciones correspondientes. Dijeron que lo iban a tratar pero hasta hoy no hemos tenido una respuesta en concreto”.

El Consejo Vecinal
Respecto al trabajo de esta institución, Aníbal Bergé lo destacó como bueno y necesario para sanear las necesidades del sector de Las Villas: “A nosotros nos ha dado una mano cuando pedimos para la obra sanitaria, lo que estaba a su alcance lo han hecho para hacer más rápido el trámite en la Municipalidad. Veo también que hacen buen trabajo con otros Barrios. Hay veces que el Consejo Vecinal o una Sociedad de Fomento quisiera hacer algo más pero pasa que se llega a la Municipalidad y las cosas se demoran mucho”.

Anhelos para el futuro
Entre los objetivos de la institución del Barrio Austral obviamente figuran las cloacas y la realización de su sede. A esto, Bergé le suma, para el futuro, una plaza, un buen alumbrado, el asfalto, aunque reconoce que eso es más complicado: “Son cosas difíciles, no imposibles pero sí muy difíciles, va a haber que pelearla bastante”.
Para cumplir con todo esto Bergé envió un mensaje a los asociados, que son 126, y también a las autoridades municipales: “Que el vecino que lea esto se arrime a la Sociedad de Fomento y si puede que nos dé una mano. Si es para pedirnos, bienvenido; si es para ayudarnos, mucho mejor. Pero también necesitamos ayuda de arriba, del municipio. Precisamos un terreno, hacer la sede, es algo muy importante”.

Autor: Redacción EcoDias