Universidad Nacional del Sur Locales

Fecha: Lunes, 5 Septiembre, 2011 - 17:39

En construcción

Durante su sesión plenaria del miércoles 24 de agosto pasado, el CSU aprobó un proyecto tendiente a comenzar con la ejecución del plan de edificaciones previsto para los terrenos que la casa de estudios posee en cercanías del barrio de Palihue. La misma se hará en etapas, que comenzarán con las licitaciones ya aprobadas.

La Universidad Nacional del Sur (UNS) comenzará a ejecutar la obra de construcción de nuevos edificios en los terrenos ubicados en el barrio de Palihue, de acuerdo a lo aprobado por el Consejo Superior Universitario (CSU) en su última sesión plenaria, desarrollada el miércoles 24 de agosto pasado.
La resolución aprobada por el cuerpo resolutivo de la casa de altos estudios comprende una decena de artículos, de los cuales el primero de ellos refiere a la prioridad que se le otorgará a la obra proyectada, para la que se utilizarán fondos del Presupuesto Universitario y “potenciales ingresos por venta de tierras”, según su enunciación, lo que avizora nuevamente la polémica medida de descapitalización del patrimonio.
El texto descansa sobre la sanción que el mismo cuerpo dio en 2005 a su resolución 742, por la que indicaba “que deben desarrollarse la totalidad de los proyectos, la ingeniería de detalles y los pliegos licitatorios para la construcción de los edificios destinados a Biblioteca Central, y los Departamentos de Ciencias de la Administración, Ciencias e Ingeniería de la Computación, Derecho, Economía, e Ingeniería Eléctrica y de Computadoras, así como la infraestructura de servicios para los mismos; todo ello en el menor tiempo posible compatible con la calidad de aquellos y con el plan de trabajo previsto, en función de las condiciones de financiación de las obras.”
El articulado aprobado por el CSU establece además la sucesión de etapas en la concreción global del proyecto, que pretende ubicar en el mencionado campus a los antedichos departamentos. Como algunas de esas unidades académicas se ubican en los complejos emplazados sobre avenida Alem 1253 y 12 de Octubre y San Juan, la resolución consigna que “el proyecto del Campus de Palihue permitirá realizar una redistribución racional y un reacondicionamiento de las instalaciones”.
Resulta pertinente subrayar que la resolución emitida, tal como se ha dicho, deja abierta la posibilidad de utilizar para su financiación los ingresos en concepto de venta de tierras de propiedad universitaria, polémica iniciativa que propone enajenar bienes de alto valor: una fuente inmobiliaria que consultó el diario La Nueva Provincia para azuzar la eventual transacción estimó que el monto rondaría los catorce millones y medio de dólares y en crecimiento. Es decir, casi sesenta millones de pesos argentinos. Para este año, el CSU aprobó un presupuesto global de la UNS de casi 275 millones.
Ya en 2004, el CSU había dado luz verde a la venta de las casi cuarenta y una hectáreas situadas en los barrios Patagonia y Palihue, de nuestra ciudad. Aquella resolución establecía que los fondos producto de las ventas deberán invertirse “exclusivamente” en las mencionadas obras, aunque también otorgaba al CSU -donde docentes y decanos han demostrado formar un bloque de mayoría automática- la facultad de cambiar el destino de los mismos.

Etapas
De acuerdo a lo que establece la resolución sancionada hace algunos días por el cuerpo resolutivo, la obra de edificación deberá realizarse en etapas, con “una inicial de aproximadamente 1.000 metros cuadrados (o su equivalente en dinero) y otra posterior que contemplará las expansiones hasta la finalización del proyecto”.
El primer paso se dará con los llamados a licitación para la construcción de la estructura de fundaciones del edificio del Departamento de Ingeniería Eléctrica y de Computadoras y de la primera etapa del Edificio de Ciencias de la Administración, “dado el grado de avance en el desarrollo del proyecto”.
El sexto artículo, asimismo, emplaza al resto de las unidades académicas involucradas a presentar en un lapso de treinta días el orden para la construcción de sus respectivas edificaciones, “sobre la base de indicadores objetivos”.
Además, la resolución encomienda a la Secretaría General Técnica de la UNS “la elaboración completa de los proyectos de los Departamentos de Economía, Derecho y Ciencias de la Computación hasta la etapa de realización de los pliegos licitatorios”. Para ello, se comenzará “según el orden establecido de acuerdo al Artículo 6° de la presente resolución, finalizando las tareas dentro del año 2012”.
En cuanto a la construcción de los edificios que albergarán a las unidades académicas y la Biblioteca Central, el plazo de la conclusión de la primera etapa de las obras fue fijado para 2015.

SOS informes
También durante el encuentro plenario del 24 de agosto último se aprobó un proyecto de resolución que llegó al recinto a través de la Comisión de Economía, Finanzas y Edificios y por el cual se dio aval a los estados de situación patrimonial presentados por el Servicio de Obra Social (SOS) de la UNS al 30 de julio de 2011 y los estados de recursos y gastos del periodo comprendido entre el 1 de enero y el 30 de julio pasado.
Además, y por consejo de la Comisión que intervino en su consideración, la resolución invita al Consejo de Administración del SOS a presentarse ante el CSU para “informar sobre la cuestión financiera”, que hace varios ejercicios cierra en superávit, y sin embargo continúa prestando a sus afiliados los mismos servicios que datan de 2002.
Por otra parte, el CSU dio también luz verde a un proyecto presentado por la lista estudiantil Generación UNS, tendiente a hacer públicos los haberes percibidos por funcionarios de la gestión política de la UNS.
Puntualmente, el texto aprobado manda publicar “de manera genérica” en el sitio web de la casa de estudios (www.uns.edu.ar) “los detalles de las erogaciones correspondientes al salario bruto mensual y anual de los Secretarios/as, Decanos/as y Rector/a y Vicerrector/a de la UNS”.
Dentro de la información a consignarse en este rubro, deben indicarse además “los adicionales individuales que podrían percibirse (antigüedad, cargos docentes, etc.), así como también posibles descuentos por Impuestos, Obra Social o Aportes Jubilatorios”.
El texto consiente en admitir que la autoridad que lo requiera puede publicar junto a estos datos el monto al que asciende su salario neto.
Finalmente, la resolución establece la inclusión “a título informativo” de la escala salarial docente y no docente, según categoría y dedicación.

Autor: Redacción EcoDias