Derechos Humanos

Fecha: Martes, 23 Junio, 2020 - 00:00

En apoyo a una periodista

La madrugada del 13 de junio de 1976, Bárbara García tenía sólo ocho años. Un grupo comando integrado por efectivos del Regimiento de Infantería N° 6 de Mercedes irrumpió en su casa y se llevó a su madre, Rocío Ángela Martínez Borbolla, quien continúa desaparecida.

A partir de ese momento la vida de la periodista cambió para siempre. El responsable es el represor Martín Sánchez Zinny, acusado de formar parte de un grupo de tareas en una megacausa por 37 desapariciones, que hoy goza del beneficio de la prisión domiciliaria. El represor pide prisión por falso testimonio para Bárbara, la hija de Rocío, su víctima, que lo reconoció, con argumentos tan absurdos como increíbles.
En el transcurso de los últimos días, Bárbara recibió la solidaridad del presidente de la Nación y del secretario de Derechos Humanos, Horacio Pietragalla Corti, de los organismos de Derechos Humanos y de organizaciones sindicales, así como de numerosas personalidades, entre las que se cuenta un sinfín de periodistas.

Solidaridad con una hermana en peligro
El jueves 11 de junio expresó su apoyo desde las redes sociales Analía Kalinec, hija del genocida Eduardo Kalinec, y cofundadora de la agrupación “Historias Desobedientes. Hijas, hijos y familiares de genocidas por la Memoria, la Verdad y la Justicia”.
“Siento la necesidad a título personal de solidarizarme profundamente con Bárbara García, ante la persecución judicial que está padeciendo por parte del genocida Sánchez Zinny, imputado por crímenes de lesa humanidad -luego de más de 40 años de impunidad- y que para vergüenza de todxs los Argentinxs goza del privilegio de la prisión domiciliaria”, comienza el escrito.

Autor: Redacción EcoDias