PARA VER Y CONSIDERAR Cine

Fecha: Martes, 24 Octubre, 2017 - 00:00

El verdadero costo

Un documental que intenta mostrar el costado oculto y nada glamoroso de la moda.

Cuando se piensa en moda surgen imágenes de vidrieras, maniquíes, fotos bien producidas en revistas especializadas, modelos cruzando pasarelas con creaciones, peinados y maquillajes desafiantes o comentaristas que alzan el dedo destacando una nueva tendencia sobre otra pretendidamente demodé.
En menor medida se la asocia con las noticias policiales sobre algún taller textil clandestino, donde se trabaja en condiciones malas o literalmente esclavizantes.
Dos extremos que no dejan ver el panorama completo, el iceberg debajo de esa superficie.
Una manera de acercarse al fenómeno y su influencia, no sólo en la manera de vestir sino también en los efectos sobre la economía de países generalmente pauperizados; la vida de los obreros y aún sobre la contaminación ambiental es ver The True Cost -el verdadero costo-, un documental escrito, dirigido y estrenado por Andrew Morgan en 2015.
El documentalista estadounidense -este fue su segundo largometraje luego del casi biográfico Después del fin (2013)- hace foco en las últimas décadas y la llamada “Fast Fashion”, por analogía con la “Fast Food” o comida chatarra.
La ropa chatarra seria aquella que se produce a bajo costo con materiales sintéticos, en países eufemísticamente definidos como “en vías de desarrollo” para vender a precios competitivos.
Ropa hecha para durar poco, que beneficia a grandes marcas internacionales y termina en vertederos infectos o vórtices contaminados en medio del océano.
En sus 90 minutos rodados con una estructura tradicional, el film mezcla tomas de talleres, imágenes de archivo, paisajes arruinados por la polución e imágenes de impacto inmediato, como el de la joven que se afana sobre su máquina de coser en medio del calor y el ruido, mientras con su pequeño hijo dormido a los pies.
Algunas críticas apuntaron a que los hechos se presentan de manera sesgada, pero Morgan se interesó en el tema después del derrumbe del edificio Savar en Bangladesh, donde miles de trabajadores del taller Rama Plaza cosían para muchas marcas fácilmente reconocibles y murieron aplastados por la falta de controles sobre ese tipo de empresa.
Y por otro lado se presenta el movimiento todavía incipiente que reúne a quienes intentan producir prendas de modo ético y sustentable para los trabajadores, los usuarios y el ambiente.
The True Cost paseó por Cannes y otros festivales, pero los documentales no se difunden tanto como las ficciones.
No obstante eso, el tema involucra a cualquiera que se vista y se lo puede conseguir en DVD y más fácilmente en los sitios de streaming conocidos.

Autor: Silvana Angelicchio