PARA VER Y CONSIDERAR Cine

Fecha: Miércoles, 4 Noviembre, 2020 - 00:00

El huevo del dinosaurio

Un documental que cruza los límites del formato y revela un pequeño mundo de arte y color.

Recientemente, El huevo del dinosaurio -no debe confundirse con Öndög (Quan'an Wang; 2019) el drama chino mongol distribuido con el mismo título-, ha sido premiado en la novena edición del “Encuentro Hispanoamericano de Cine y Video Documental Independiente: Contra el Silencio Todas las Voces” en la categoría “Arte y sociedad”.
Un premio merecido por su temática pero también una especie de relanzamiento de este film rodado por la actriz y directora de teatro bahiense Josefina Recio, ya que tuvo su preestreno local en noviembre del 2019 durante el octavo del Festival Latinoamericano de Cine Independiente de Bahía Blanca (Fecilbba) y su lanzamiento formal en el porteño Cine Gaumont -Espacio INCAA Km 0- a principios de este año y por un breve período de tiempo, pero la publicidad de este reconocimiento puede darle otra oportunidad de llegar a más espectadores.
El documental está enfocado en el Grupo Los Chopen, pero no se resuelve a modo de registro clásico donde se suceden cronologías, descripciones u opiniones de especialistas y en cambio, propone reflejar al trabajo y a los integrantes desde un punto de vista menos expositivo que ficcional y en su mayor parte performático.
Sus protagonistas tienen capacidades diferentes y el taller de artes plásticas que los reúne -un momento delicioso es cuando describen cómo y en honor de quién lo bautizaron-, les permite expresarse a través de la pintura y otras disciplinas.
Un ámbito de inclusión y de expresión creado en 2007 por Ana “Tati” Montaner pensando en su hermana Pipi y luego convertido en su principal interés a costa de su propia obra pictórica, pero también un espacio para la socialización y la amistad, donde podemos ver a los artistas enfrascados en sus obras, bromeando, discutiendo o colaborando en la confección de unas enormes máscaras.
Máscaras que ellos mismos usarán en diferentes escenas -casi surrealistas- rodadas en varias locaciones reconocibles de Bahía Blanca como la Avenida Cabrera, el puerto o la usina abandonada y van conduciendo hacia un final, donde todos toman parte de una animada coreografía a modo de exposición móvil de los cuadros en los que estuvieron trabajando.
Hay que mencionar que el taller todavía es coordinado por la propia fundadora - se la puede ver en plena actividad en varias escenas- y que es la madre de la realizadora, lo que convierte a este breve film en un testimonio sentido de algo central para su familia y que ese sentimiento impregna a las imágenes.
Poco más de una hora que apuesta a los colores, las emociones -dentro y fuera de la pantalla- y los sueños de sus protagonistas, que se puede ver sin costo alguno en la plataforma de streaming
Cine Ar Play.
Un auspicioso debut en el largometraje para Josefina Recio, aunque fuera un emprendimiento laborioso que desde su preproducción a su estreno insumió varios años de trabajo y que ojalá sea la puerta a una continuidad en la realización, que beneficiaría al medio cinematográfico local.

Ficha técnica
Dirección y guión: Josefina Recio. Fotografía: Nicolás Richat. Edición: Josefina Recio, Nicolás Richat. Música: El sueño de los elefantes. Origen: Argentina, 2019.

Autor: Redacción EcoDias