Opinión

Fecha: Martes, 26 Diciembre, 2017 - 00:00

El futuro pertenece a los pueblos

El desconcierto a nivel mundial lo padecemos cada uno de los que vivimos en esta tierra.
Vivimos la parte que nos toca en este proceso de desarrollo del pensamiento humano.
Me atrevo a decirlo: como especie humana no alcanzamos a darle a la humanidad el verdadero sentido de “ser humano”.
Con la instauración del capitalismo surgió la “mercancía” que suplantó a la función social del hombre, su derrotero de paz y solución a la desigualdad social y humana. Se crearon clases sociales (clases medias y ricas).
El futuro pertenece a los pueblos si evitamos una guerra nuclear, la paz irá imponiéndose y la sociedad humana avanzará hacia formas superiores de vida.
El desconcierto irá dando paso a una conciencia humana, volvemos a la pregunta que el mismo Marx se hizo: ¿Es la conciencia del hombre la que determina su ser social, o es el ser social el que determina la conciencia del hombre?
La verdad histórica determinó que sea el ser social quien determine la conciencia del hombre y hacia ese destino vamos, por eso repito con lo que comencé: el futuro pertenece a los pueblos.
“El hombre es un producto de sí mismo” (George Pulitzer, filosofo francés fusilado por los Nazis).

Autor: Por Aron Berstein