CONICET Nacionales

Fecha: Miércoles, 15 Mayo, 2019 - 00:00

Dora Barrancos renunció

Su paso al costado es un modo de poner en evidencia la negligencia del gobierno, que se niega a designar a su reemplazante, el sociólogo Mario Pecheny, elegido el año pasado por sus colegas, y crítico del vaciamiento del organismo.

El creciente deterioro del sistema científico argentino, sometido por el gobierno nacional a un brutal vaciamiento presupuestario y a un ataque simbólico sostenido, removiendo a la ciencia del lugar prioritario que tuvo en la gestión anterior, sumará este jueves un nuevo hito con la renuncia al directorio del Conicet de la prestigiosa historiadora Dora Barrancos.
Designada para un primer mandato por el área de Ciencias Sociales y Humanidades durante el período 2010-2014 y habiéndolo renovado por otro cuatrienio, Barrancos, quien ha criticado fuertemente la política de ajuste en el sector que lleva adelante el gobierno de Cambiemos, sostuvo que su renuncia es “un asunto de orden moral”.
A fines de mayo del año pasado, las elecciones en el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas habían consagrado a los candidatos de la oposición: el sociólogo Mario Pecheny, por el gran área que ahora deja Barrancos, y el biólogo Alberto Kornblihtt, por la de Ciencias Biológicas y de la Salud.
Como ocurrió con Roberto Salvarezza, ex presidente del Conicet, actual diputado por Unidad Ciudadana y elegido miembro del directorio en 2016, las designaciones de Pecheny y Kornblihtt nunca fueron oficializadas por el presidente Mauricio Macri, a quien le corresponde hacerlo, siendo el organismo un ente autárquico dependiente del ahora ex Ministerio de Ciencia y Tecnología.
En momentos en que los científicos acuden a concursos televisivos de preguntas y respuestas para ganar premios que les permitan continuar sus investigaciones, desfinanciadas por el gobierno, la renuncia de Dora Barrancos es un modo de poner en evidencia la negligencia oficial. Sin el nombramiento de Pecheny, el área de Humanidades -particularmente castigada por el recorte de ingresos a la Carrera de Investigador del Conicet- queda sin representación.
En el diario Página12 el jueves 9 se detallaba que Dora Barrancos señalaba que “El asunto es de orden moral. No se puede ser connivente con este aplazamiento de la designación de mi sucesor Mario Pecheny. Es un problema porque el área queda sin representación, pero esto no da para más. Estoy tan inundada de militancia que ni siquiera tuve tiempo para poder preparar mi carta formal de renuncia”. Tras cumplir con su primer mandato y renovarlo por cuatro años más, deja su lugar y el área quedará sin representación.
“Había tomado la decisión de irme en enero. Ya pasó un año desde que se eligieron autoridades y mi sucesor no fue designado en su cargo. Es una manera de dejar en evidencia la negligencia del gobierno actual, al que no le interesan las reglas democráticas ni el republicanismo que pregona”, plantea. El padrón de científicos y científicas votó en mayo de 2018 a sus representantes y todavía los investigadores electos no pueden ejercer sus funciones. El candidato Pecheny obtuvo el triunfo por amplia mayoría respecto de los otros postulantes en el área de Ciencias Sociales y Humanidades, mientras que Kornblihtt había hecho lo propio en Ciencias Biológicas y Salud. Lo que sucede es que para efectivizarse, los cargos deben designarse mediante un decreto del Poder Ejecutivo Nacional y ello no ha sucedido hasta el momento. Ambos deberían estar en el ejercicio de sus funciones y sustituir a la propia Dora Barrancos por un lado y a la Dra. Mirtha Flawiá por el otro. La misma suerte, de hecho, había corrido en años anteriores el nombramiento de Roberto Salvarezza, actual diputado por Nacional por la Provincia de Buenos Aires.
“Esta situación evidencia el desaguisado institucional, ¿cómo va a tardar un año en salir un decreto? Es algo que no se puede creer. Me están diciendo que el trámite está en la Secretaría de Legal y Técnica desde hace mucho tiempo ya, yo me voy. Era una cuestión casi extorsiva, desde el Conicet me pedían que me quede porque la situación ya se iba a resolver, pero la verdad es que no estoy dispuesta a tanto”, confiesa Barrancos, especialista excluyente y una de las principales referentes locales y latinoamericanas en historia del feminismo.

Fuente: Página12 - Tiempo Argentino

Autor: Redacción EcoDias