EN EL MUSEO Cultura

Fecha: Martes, 1 Agosto, 2017 - 00:00

Dinomanías

A la muestra permanente “Desde el origen” se sumaron dos dinosaurios que armaron un lío de fotografías y juegos en el Museo de Ciencias. Mapusaurus y Spinosaurus, uno devenido arte y el otro hallazgo científico atrajeron las miradas de las familias que visitaron el lugar.

“La muestra permanente Desde el origen se mantiene, siempre le vamos agregando algunas cositas. A raíz de que el paleoartista con el que solemos trabajar, Fernando Cárdenas, tenía una réplica de cráneo de Mapusaurus, un dinosaurio argentino que se encontró en la provincia de Neuquén por el paleontólogo Rodolfo Coria”, cuenta Liliana Dascanio, directora de la institución municipal, en charla con EcoDias. El otro aporte fue la cabeza de un dinosaurio de Egipto, un spinosaurus, que completó la exposición en el Museo de Ciencias. “Son dos cabezas gigantes, era un atractivo contener esto en nuestra muestra y por eso preparamos todo lo que tiene que ver con vacaciones de invierno. Las jornadas de Dinociencias se extendieron en talleres que trataban el tema de los grandes gigantes que poblaron nuestro país. Hicimos cartelería nueva asociada con la temática”.
Con realidad aumentada los gigantes se vieron aún más imponentes, “una exposición renovada que llama a recorrer y participar más allá de la instancia de vacaciones”, invitó Dascanio. Además, se propone un recorrido del Museo de Ciencias con una visión diferente, una visita autoguiada, “es un juego, a partir de un personaje llamado Dino nos va haciendo preguntas y con unas pistas debemos encontrar dónde está cada uno de los dinosaurios, que replican otra pregunta para buscar en la sala y responder en un librito que les damos. Por supuesto esto puede quedar a llegar en la muestra para otras visitas”.
Un mapa gigante de la República Argentina ubica 15 especies de dinosaurios, “el juego consiste en buscar las figuras de los animales que les damos y tienen que asociar el nombre con el lugar de procedencia, esto les implicaba trabajar con un mapa a menor escala y entre varios dinosaurios del mundo reconocer cuáles son argentinos. La verdad que los chicos estuvieron geniales, muchos venían sabiéndolo y otros lo aprendieron con el juego. De los 100 dinosaurios pudieron reconocer los 15 con lo que habíamos trabajado. Fue todo un logro. Cuando pasábamos el video que exponía las diferentes especies los chicos repetían: ese lo conozco, ese lo conozco, y conocían a casi todos”.
Con la aplicación de la técnica origami o papiroflexia, “que a través del plegado de una hoja de papel, se debe lograr una figura de dinosaurio, a eso le sumamos una película con pochoclos, que hacemos en el Museo”. Uno de los audiovisuales, un documental producido por National Geographic incluye fragmentos de reportaje a Rodolfo Coria, paleontólogo argentino actualmente integrante de CONICET, “trata de los gigantes que habitaron nuestra Patagonia, con sectores de filmación película que exhiben los dinosaurios que se encuentran en la ciudad de Neuquén, los trabajaron a modo de una figura corpórea de un dinosaurio han hecho una animación espectacular”. Coria descubrió en 1993 junto a José Fernando Bonaparte el Argentinosaurus, posteriormente en trabajo con Luis Chiappe realizaron el hallazgo de un sitio de nidación de dinosaurios más grande conocido, Auca Mahuevo fue el lugar de donde se obtuvieron los primeros embriones de saurópodos y la primera muestra de piel de estos animales.
Otra de las propuestas estuvo concentrada en juegos de rompecabezas, “rompecraneusdino” y sopas de letras, “que trata conceptos importantes de dónde se encontraron, qué tipo de dieta tenían, cuatro dinosaurios que tenemos en las salas y que queremos que les quede la información, porque son casi son los más importantes, uno de ellos el dinosaurio más grande hasta ahora descubierto en el mundo, el Giganotosaurus”. Este último desplazó al Tyrannosaurus rex, constituyéndose en el de mayor porte, y “lo tuvimos en Argentina”.

Proyectos

Desde hace meses se está planificando la tarea de preservación de los caldenes presentes en las proximidades del Museo de Ciencias, dentro del predio del Parque de la Ciudad. Un proyecto que logró la financiación del Programa de Cultura Científica organizado por el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación de la provincia de Buenos Aires. Con el listado de plantas nativas listo, el sitio será el más austral de la provincia fitogeográfica del espinal, ya que no queda mucho caldenal más allá de Bahía Blanca. “Queremos generar un jardín de nativas, por un lado haremos la protección del sector para que no sufra más depredación, que es lo que venimos viendo a lo largo de todos estos años”, dijo Dascanio.
En este momento, se
colocó un cartel como referencia histórica, “donde se indica que es el sitio de bosques de caldenes, y que es patrimonio local. Ni bien podamos cercar vamos a colocar más cartelería que hace referencia a las especies que componen la comunidad de caldenal”. Los siguientes meses el personal del Museo se dedicará a realizar avances en este sentido. El territorio total está conformado por 3 hectáreas, “uno de los sectores está muy degradado porque se cortaba el pasto, esto ahora se va a dejar de hacer y por eso queremos dejar que crezca con el mayor tiempo posible para que se regenerara. El caldén ha sufrido mucho el corte para leña. Actualmente cuenta con un cercado bajo, con muy pocos hilos, algunos lugares están abierto desde la calle. Gran parte del esfuerzo del premio logrado va a ir a parar al cercado”.

Autor: Redacción EcoDias