JUICIO ARMADA II Derechos Humanos

Fecha: Martes, 19 Marzo, 2019 - 00:00

Deporte para el olvido

El jueves 21 de febrero, se realizó una nueva Audiencia del Juicio por Delitos de Lesa Humanidad, Causa "Araoz de Lamadrid" conocido como Causa Armada II, que juzga 19 imputados en nuestra ciudad. En la jornada declararon los últimos testigos que se encontraban pendientes para cerrar con la etapa de testimonios del debate.

Como venía sucediendo en las últimas audiencias, se escuchó la declaración de tres ex conscriptos, que realizaron el Servicio Militar en la Base Naval de Puerto Belgrano de Punta Alta.
El primer testigo, Aldo Peralta, era un testigo propuesto por la defensa del imputado Lacoste, y fue contactado vía videoconferencia desde la ciudad de Córdoba, básicamente para contar que en el año 71 había hecho el Servicio Militar con dicho imputado, y su relato se basó en elogios exagerados hacia el reo, en una gran puesta en escena en los minutos que duró su declaración. Ese fue todo su aporte, sin ningún dato de interés para la causa.
Luego fue el turno de Oscar Alfredo Contreras, también por videoconferencia, pero desde la ciudad de Mendoza, el cual cumplió con el Servicio Militar en el Batallón de Comunicaciones de Infantería de Marina, de Punta Alta. Al igual que el ex conscripto siguiente, Alberto Burgos, quien declaro desde Buenos Aires, ninguno de los dos aportó datos relevantes para la causa, mostrándose más bien reticentes y con poca memoria.
Posteriormente el tribunal dio paso a la etapa de ampliación de indagatorias, que es el momento que tienen los Imputados para poder expresarse en el debate, que le da la posibilidad de ese derecho a defenderse.
Tomaron la palabra dos de los procesados, Carlos Enrique Lacoste y Alejandro Carlos Lorenzini.
El ex Capitán de Fragata de Infantería de Marina Lacoste, quien se hallaba presente en la sala de Colón 80, dio cuenta que a pedido de su defensor iba a explicar “aspectos técnicos” de diversas actividades realizadas por él cuando fue destinado en el año 76 a un “puesto de combate”, en Baterías y solo respondió preguntas de su defensor, no así de las demás partes. Su relato se basó en la responsabilidad que tuvo en la realización de una futura competencia internacional de un Pentatlón Naval. Básicamente nos contó al Tribunal y a todos y todas, que como él era, según dijo, un “deportista destacado” en el año 76, en la Base Naval Puerto Belgrano donde se secuestraba, torturaba, desaparecía y asesinaba ciudadanos, como ya quedo demostrado en el primer juicio, Lacoste solo hacia deportes.
En tanto el imputado Lorenzini, declaró desde Comodoro Py, en CABA, y tampoco respondió preguntas de nadie más que su defensor oficial. Luego de leer un escrito, donde expresó no saber porque se lo imputa, dijo estar seguro de “haber estado en el lugar y el momento equivocado”, por lo que nos aseguró a quienes escuchamos su relato escrito y guionado, que todo esto es un gran error. Su imputación es un yerro y por lo tanto pidió a la fiscalía que se anule su acusación.

Una vez más, otro imputado trata de decirnos que lo sucedido mientras ellos eran parte de una maquinaria sistemática de exterminio de personas a lo largo y ancho de nuestro país, ellos estaban de casualidad, hacían deportes, recortaban diarios, se preparaban para la posible guerra con Chile, los trasladaban a otros lugares, estaban de licencia, o nunca se enteraron lo que pasaba al lado de ellos.
Para la próxima audiencia, se espera que terminen de declarar los imputados que faltan y manifestaron querer hacerlo.

Autor: Redacción EcoDias