BICIS Y SONRISAS Sociedad

Fecha: Martes, 9 Febrero, 2021 - 00:00

Cumplen sueños e imparten solidaridad

“Hospital de Bicicletas” es la iniciativa impulsada por un matrimonio bahiense que repara y recicla bicicletas en desuso para donarlas a quienes más las necesitan.

“Formamos el hospital de bicicletas más o menos en julio del 2019. Con mi marido (Carlos Peña) estábamos mirando la televisión y surgió un programa que era ‘Quien quiere ser millonario’ y había un señor participando que era payamédico y contó que en un momento de su vida había tenido un hospital de bicicletas que las reparaba y se las regalaba a los chicos”, relató la gestora del proyecto, Silvina Chisu.
“Como nosotros somos de familias de ciclistas se nos ocurrió con mi marido armar algo similar acá en Bahía y le fuimos dando forma con el correr de los días y las entregas. Lo primero que hicimos en ese momento fue armar las redes sociales, contar la propuesta que teníamos y difundirla en principio a nuestros contactos y familia”, explicó Chisu.
“Lo que hicimos fue recibir donaciones de bicicletas que estaban en desuso y juntar dinero para comprar repuestos y repararlas. Así arrancamos y seguimos hasta el día de hoy: la gente se comunica, recibimos las bicicletas que ya no usan, las reparamos y las volvemos a donar”, añadió la emprendedora respecto a cómo se fue forjando y fortaleciendo la propuesta.

Entrelazar
En su actividad, “Hospital de bicicletas” recupera el valor simbólico que posee el vehículo: para niños y niñas puede significar el juguete más preciado y una actividad de entretenimiento asegurada; para adultos puede constituir un medio de transporte, una herramienta de trabajo o un instrumento para el ejercicio físico. Sea como fuere, la iniciativa de proporcionar una bicicleta a quien no cuenta con la posibilidad de adquirirla, representa un acto muy significativo y emocionante para quien la recibe con ansias y gratitud. En ese proceso, colaboradores del proyecto visibilizan distintas historias de vida y generan redes de solidaridad a lo largo de toda la ciudad.
“En principio, las donábamos según casos que teníamos conocimiento por compañeros de trabajo o amigos y ahora continuamos tratando siempre que haya un intermediario. No trabajamos directamente en los barrios sino que hacemos solo las reparaciones de las bicicletas y no tenemos conocimiento de las situaciones económicas y sociales de las personas que van a recibirlas por eso pedimos de intermediarios a asistentes sociales, psicopedagogos o asociaciones civiles”, indicó.
De esta forma, desde el proyecto solidario se promueven lazos de cooperación con instituciones de distintas índoles como hospitales, salas médicas, ONGs, merenderos, comedores, entre otras, “que siempre trabajan activamente y conocen la realidad de la gente que las necesitan”, aludió Chisu. También, se generan vínculos con Servicios Sociales del Municipio, de la provincia y de la Nación para la coordinación de entregas de donaciones de bicis.
Para conocer más sobre la propuesta y colaborar donando repuestos, herramientas, bicicletas en desuso o aportando tiempo y/o conocimientos, comunicarse a través de las redes sociales de “Hospital de Bicicletas”.

Autor: Redacción EcoDias