A FAVOR DE LA VIDA Salud

Fecha: Martes, 7 Julio, 2020 - 00:00

Crece el compromiso con la donación de órganos

“En la Casa Justina van a recibir, a cuidar, a divertir, a contener. También será un lugar donde las personas con escasos recursos puedan permanecer, será un lugar de encuentro para aquellos que son parte de la comunidad del trasplante”, cuenta Ezequiel Lo Cane, padre de Justina.

La historia de vida de Justina Lo Cane inspiró cambios profundos en la donación de órganos, inspiró la ley que establece que todas las personas mayores de 18 años son donantes de órganos y tejidos, a menos que dejen constancia de una posición contraria. La niña de 12 años sufría una cardiopatía congénita, su condición se agravó y requirió un trasplante de corazón, no se concretó y falleció el 22 de noviembre de 2017.
El hospedaje será un lugar para albergar a receptores, donantes, pacientes en espera y sus familias, que les brinda contención y atención de especialistas y de personas que pasaron por la misma situación que los ayudan a transitar el proceso de trasplante. “Profesionales, familias y empresas conformarán un grupo enfocado en cuidar al paciente y a sus cuidadores, para aquellos que esperan un trasplante o fueron trasplantados”, asegura Lo Cane.
El aporte financiero de empresas es fundamental para sostener la apertura y las actividades que se brindarán en Casa Justina. “Agradecemos a Río Uruguay Seguros porque nos ayuda a cuidar Casa Justina, muchas gracias por ayudar quienes podamos”.
Las construcciones de Casa Justina se encuentran en diversas etapas, algunas finalizadas y otras en proceso; están ubicadas estratégicamente en siete provincias: Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe, Salta, Mendoza, San Juan y Tucumán, ciudades que tienen mayor cantidad donantes de órganos, de trasplantados y de centros de trasplante.

Autor: Fuente: El Portal de las Cooperativas